Viernes, 14 de Agosto del 2020

Violencia de género, el lastre del 2017

Violencia de género, el lastre del 2017
Viernes, 22 Diciembre 2017 06:00
Carlos Cózatl Martínez / @cr_cozatl

A lo largo de este año 88 mujeres fueron víctimas de violencia de género. Sin embargo, el caso de Mara Castilla detonó la cloaca de los feminicidios en Puebla y el acoso en el transporte público. Hoy, sólo se puede decir #AltoAlAcoso.



Mara Fernanda Castilla, Mariana Fuentes, Nazaria Simón, Patricia Herrera, Diana, Rosario, Gisela López, Ketlin América, Gabriela Bautista, María Fernanda y Zaida Hernández son 10 de las 88 víctimas de feminicidio durante los 12 meses del año en Puebla.  


La muerte de cada una de ellas evidenció el estado de indefensión y violencia que se vive en contra de las mujeres en la entidad poblana, pues a pesar de que en los últimos tres años ha incrementado de manera alarmante el delito, las organizaciones gubernamentales no dan su aval para activar la Alerta de Género.


Incluso las cifras oficiales dan cuenta que los feminicidios alcanzaron números alarmantes pues la Fiscalía General del Estado (FGE) ha reconocido 75 casos, un 177 por ciento más que en el 2016 cuando sólo se reportaron 27 asesinatos contra mujeres.


En un recuento realizado por CAMBIO se han detectado 13 hechos más que los recopilados por la dependencia autónoma, 88 feminicidios en lo que va del año, siendo el de Mara Fernanda Castilla el que más impactó a la sociedad poblana pues exhibió a nivel nacional que en Puebla las mujeres no están seguras en ninguna parte.


El mes de abril fue considerado el más violento para las féminas al reportar 11 casos, cometiéndose uno cada cuatro días en promedio.



Mara Fernanda Castilla fue reportada como desaparecida el pasado 8 de septiembre por su hermana después de no llegar a su domicilio, permaneciendo bajo ese estatus hasta el 15 de septiembre cuando su cuerpo fue encontrado en un paraje de la junta auxiliar de Santa María Xonacatepec.


Las investigaciones de la FGE apuntaron a que el conductor de Cabify, Ricardo Alexis N fue presuntamente la última persona que estuvo con la joven estudiante de 19 años de edad para violarla y asesinarla en el Motel del Sur, no obstante a lo largo del caso existieron varias inconsistencias como que Mara fue acosada al interior del bar The Bronx por un grupo de hombres y que salió del lugar con uno de estos sujetos antes de abordar la unidad de transporte privado.



José de Jesús N, chofer de Uber, fue vinculado a proceso por el asesinato de Mariana Fuentes Soto al haber participado como coautor en los hechos del 30 de septiembre en agravio de la joven universitaria de 20 años de edad, sin embargo durante la audiencia se dio a conocer que existió una probable siembra de pruebas en contra del conductor.


La estudiante de la Facultad de Derecho falleció a las afueras del domicilio de una de sus amigas ubicado en la Colonia Reforma Agua Azul, por un presunto asalto donde un sujeto identificado como Cristian N le disparó a quemarropa después de arrebatarle su teléfono celular, no obstante sigue prófugo de la justicia.



Génesis Ullyannis Gibson, escort originaria de Venezuela, fue vista por última vez el 17 de noviembre en el Motel Punta Palmas de la ciudad de Puebla, por lo que sus familiares la reportaron como desaparecida, iniciando su búsqueda.


La también madre de una menor de cinco años fue encontrada muerta en un hotel de la delegación Venustiano Carranza en la Ciudad de México, su cadáver presentaba huellas de tortura y violencia por lo que su muerte se vincula con un posible asesino serial al tener relación con al menos otros dos casos.



Nazaria Iraís Simón Aguilar se convirtió en la víctima número 73 de feminicidio al ser encontrada atada de manos y pies, semidesnuda, con signos de violencia y estrangulamiento, siendo reportada como desaparecida el pasado 24 de septiembre.


El cadáver de la mujer de 34 años de edad fue hallado en el paraje ‘Los Frailes' entre los municipios de Nealtican y Tecuanipan, dejando en orfandad a un pequeño de 10 años de edad.



La víctima del feminicidio 80 fue Patricia Mora Herrera, una maestra que tras acudir el pasado 10 de octubre a un curso del programa ‘Constrúyete’ en Zacapoaxtla fue victimizada en la comunidad de Totoltepec de dicho municipio.


El cuerpo de esta mujer presentaba signos de tortura y agresiones sexuales, por lo cual dos personas ya se encuentran detenidas, entre ellos un menor de edad, mientras que un tercero permanece prófugo, no obstante los propios familiares han declarado que sólo son ‘chivos expiatorios’.



La tarde del 20 de septiembre en el establecimiento de la privada de la 16 de Septiembre, casi esquina con la 43 Oriente en la colonia Huexotitla, fueron ejecutadas dos personas, Diana, la encargada del lugar y objetivo de dos sicarios; y Enrique quien trabajaba como mesero en el restaurante y fue un daño colateral.


De acuerdo con las investigaciones de la FGE, a ‘El Tama’ y ‘El Simi’ les pagaron 30 mil pesos por ejecutar a Diana ya que había interpuesto una demanda laboral contra su ex patrón y ex pareja, un empresario abarrotero de nombre René N.



Jorge N, acusado por el delito de homicidio calificado, degolló a su pareja sentimental Rosario S, luego que ésta tratara de terminar su relación con el convicto.


Mientras ambos se encontraban en la zona de ‘Las casitas’ para tener relaciones sexuales, Jorge atacó a la joven con un arma punzocortante provocándole una herida a la altura del cuello, a pesar de ser trasladada al consultorio del penal, minutos después perdió la vida convirtiéndose en la víctima 33 de feminicidio.


 



Gisela López de 23 años de edad y con seis meses de embarazo fue víctima del feminicidio número 69 en Puebla. 'Gisel' como era conocida por sus amigos, recién egresaba de la carrera de Criminología y Victimología y se desempeñaba como policía municipal en Zacatlán.


Su cuerpo fue hallado el pasado 5 de septiembre en el puente Nanacamila en el cruce de la Autopista Tlaxco-Tejocotal y la carretera Zacatlán-Huauchinango con huellas de violencia y tortura, además se encontraba semidesnuda; a más de dos meses de su deceso no se ha esclarecido el hecho y las autoridades han dejado de investigar.


 



Tan sólo siete días del año habían transcurrido cuando Gabriela Bautista Ruiz, una mujer de 43 años fue encontrada degollada convirtiéndose en la primer víctima del 2017.


Javier Maldonado, su pareja, fue el autor material del crimen pues en estado de ebriedad tomó un cuchillo y se lo clavó en la garganta dejándola desangrarse en el suelo de su cocina mientras se ocultaba en casa de sus papás.



Ketlin América Calderón dejó en orfandad a dos menores de edad al convertirse en la víctima número 83 de feminicidio en el estado, siendo su cadáver identificado por su propio padre tres días después de haber sido encontrado en el paraje de Los Limones en Santiago Miahuatlán.


La mujer y edecán de 25 años de edad falleció debido a un severo golpe en la cabeza, lo cual le ocasionó una hemorragia subaracnoidea secundaria, la cual al no ser atendida al momento le ocasionó que perdiera la vida.



En la unidad habitacional La Victoria se llevó a cabo el feminicidio número 49 en el estado de Puebla, donde Ricardo N apuñaló en 11 ocasiones a María Fernanda Gutiérrez Manzano, por resistirse a regresar con él.


El agresor trató de que su padre fuera su cómplice en este crimen, sin embargo lo denunció ante las autoridades al ver el cuerpo de la joven de 25 años de edad, quien dejó huérfanos a tres menores los cuales quedaron al resguardo de su progenitor.



Zaida Hernández fue asesinada de varias puñaladas por el propio amigo de su hijo, quien llegó hasta su domicilio intoxicado de estupefacientes y apuñaló en varias ocasiones en el hígado y pulmón a la víctima.


El hecho ocurrió la noche del pasado 4 de diciembre en San Martín Texmelucan, en la colonia Ojo de Agua donde también resultó lesionado Jonathan de Jesús, hijo de la víctima quien se debate entre la vida y la muerte después de que resultara lesionado al tratar de defender a su madre.