Jueves, 18 de Agosto del 2022

Testimonio: el ácido corroía la piel y ojos de Andrea y recorrió 3 hospitales para ser atendida (VIDEO)

Jueves, 04 Agosto 2022 01:04
Testimonio: el ácido corroía la piel y ojos de Andrea y recorrió 3 hospitales para ser atendida (VIDEO)

En entrevista con Diario CAMBIO la afectada desmintió a la secretaria de Seguridad Pública, Consuelo Cruz Galindo, quien dijo que la agredió una expareja, y Andrea aclaró que eso es totalmente falso

Fernanda Escobedo

@mf_escobedo



Además de soportar el ardor y sentir que su piel se corroía con el ácido que le aventaron unos sujetos en Galaxia Bosques de Amalucan, Andrea padeció un vía crucis: ese mismo día recorrió






tres hospitales para que la atendieran. Cuando denunció las primeras amenazas, la policía cibernética no le hizo caso y también, tuvo que soportar la revictimización de la titular de la SSC, pues la víctima no tiene identificados a sus agresores y descartó que el ataque fuera por un tema sentimental.



“Ahora escucho una moto, un ruido de motocicleta y me espanto. Me da miedo ya salir a la calle porque me acuerdo de cómo sentí mi cuerpo caliente, cómo me ardía la piel, mis ojos, mi cara”, fueron las palabras de Andrea F, la poblana que el pasado lunes fue víctima de un ataque con ácido por parte de dos sujetos el lunes por la mañana cuando estaba colocando su puesto de pan como todos los días en la colonia antes mencionada.



En entrevista con Diario CAMBIO, Andrea mencionó con la voz entrecortada que nunca se esperó ser la siguiente en ser atacada con ácido, recordando el caso de una mujer que había acudido a las oficinas del SAT que están cerca de la Vía Atlixcayotl a mediados de mayo y que un hombre le aventó en el brazo este químico, provocándole quemaduras, “no creí ser la que sigue, nunca me lo imaginé y se siente horrible, se siente uno impotente”.


Por más que Andrea trató de recordar cómo fue el ataque, le fue imposible, es como si su mente hubiera bloqueado esa pesadilla que le cambió la vida, pues la poblana reveló para esta casa editorial que no logró verle el rostro a los dos sujetos que la interceptaron aquel día. Ella dijo que sólo sintió que le aventaron algo líquido en la cara y le escurrió en el cuerpo, inmediatamente cerró los ojos y relató que sólo escuchó una voz que le dijo: “Te dijimos que con nosotros no se juega, vas a llorar lágrimas de sangre”.


Es por ello que Andrea aclaró que no tiene identificados a estos sujetos, ni siquiera sabe quiénes pudieron haber sido. Aseguró que no tiene problemas con nadie, todos en la colonia la conocen al igual que su familia; tan es así que descartó que el ataque que sufrió fuera por un tema sentimental como lo dijo Consuelo Cruz Galindo, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), pues ella como víctima nunca dijo tal versión, mucho menos que uno de los responsables fuera su expareja.



“No vi nada, no pasó menos de dos minutos, pensé que me iban a quitar mi teléfono, nunca había tenido un problema con las personas porque soy una persona tranquila, no sospecho de alguien, menos de mi ex porque nada que ver, yo estoy casada desde hace 4 años, cuando me aventaron el ácido por inercia cerré los ojos porque mi cuerpo me empezó a arder, y como pude llegué a mi casa, yo sólo sospecho que los que me echaron el líquido, fueron los mismos que me estuvieron amenazando en Messenger, porque sus palabras coinciden”, dijo.



Andrea llevaba recibiendo amenazas por Facebook desde hace más de un año, intentó denunciar pero no le hicieron caso


La poblana de 28 años detalló para Diario CAMBIO que desde hace más de un año comenzaron a llegarle de perfiles extraños mensajes a su cuenta de Facebook en donde la amenazaron y hasta le dijeron estos bots que ya la tenían bien ubicada, que se cuidara porque ya sabían dónde vivía, y su rutina diaria. Estos mensajes también los recibió su esposo con quien lleva casada cuatro años. Al ser constantes los ataques por redes sociales decidió pedirle ayuda a la policía cibernética, pero no le dijeron nada que le pudiera ayudar, sólo que debía bloquear esas cuentas. Lo mismo pasó en Fiscalía, pues aunque Andrea llevó impresas las denuncias, le dijeron que su carpeta de investigación no podía proceder.



“No me dijeron nada cuando denuncié, sólo que bloqueara los perfiles, llevaban más de un año amenazándome, todavía me preguntaron que si me habían hecho algo, les dije que no pero que me estaban amenazando, me dijeron que no podía proceder, que sólo bloqueara el perfil de Facebook. Me salí llorando de ahí, no me hicieron caso, tenía que llegar casi casi muriéndome para que me tomaran mi denuncia, dejé pasar el tiempo, restringí ese perfil y luego me pasó esto”, comentó.



Cuando le rociaron ácido Andrea tuvo que ir a 3 hospitales para que la atendieran y ese mismo día metió su denuncia


Andrea compartió que luego de que le rociaron ácido el lunes por la mañana llegó al hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS pero el personal ignoró completamente su emergencia, minimizaron el atentado que sufrió y peor aún, que sus quemaduras no eran tan graves para que un médico la atendiera en el sanatorio, por lo que la mandaron a la Clínica 1 del mismo instituto a una valoración.


Cuando Andrea llegó a la Clínica 1 y les relató a los médicos lo ocurrido, se percataron de que lo que le habían arrojado era una sustancia química parecida al sarricida, le olieron su ropa y lo confirmaron, pero al no tener las instalaciones para que la evaluaran a detalle, la mandaron al IMSS La Margarita, donde ahí fue atendida por los médicos de este lugar.



“Estuve de un lugar a otro hasta que me atendieron en La Margarita. Me checaron, confirmaron que era ácido, me mandaron medicina y pomadas, me checaron mis ojos porque me ardían, afortunadamente no me quedé internada. Cuando terminó todo el chequeo decidí ir a Fiscalía, así como estaba, aún me sentía mal pero me acordé que si casi casi no llegaba con lesiones mi denuncia no procedería”.



Andrea dijo que aunque se sentía mal anímicamente y físicamente decidió ir a denunciar ante la Fiscalía de género, llevó su sudadera, pantalón y playera llena de ácido ante las autoridades y sólo así, con su semblante agotado, violentado y con pruebas, los agentes sí le tomaron su declaración y tipificaron el ataque como tentativa de feminicidio.


Finalmente Andrea sólo espera que las autoridades logren dar con sus agresores y que lo que padeció no quede impune. Sólo espera justicia, poder volver a vivir tranquila y seguir vendiendo su pan como siempre, pues de ahí obtiene sus ganancias para poder seguir con su día a día.

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto