Jueves, 17 de Junio del 2021
Lunes, 10 Mayo 2021 01:16

Reality show de Claudia inicia con el reparto de culpas

Reality show de Claudia inicia con el reparto de culpas Escrito Por :   Javier Arellano Ramí­rez

Lo que estamos presenciando es el espectáculo de la política maquillada, retocada, modificada para aparentar un gran despliegue electoral. Todo un montaje en el que participan empleados y funcionarios municipales.


 

La ‘avanzada’ son trabajadores del Organismo de Limpia que barren las calles por las que habrá de pasar la alcaldesa con licencia; buscan aparentar una ciudad impecable. Es en verdad un espectáculo teatral.

 

Y pobre, pobre de aquel ciudadano que se atreva a recriminar la pésima administración de Claudia; su voz será acallada, opacada por las porras y los gritos de los empleados municipales convertidos en brigadistas. Tal parece que les pagan por porra a esos ‘activistas’ electorales.

 

Rivera Vivanco no está realizando una verdadera campaña electoral; estamos viendo un show, una telenovela en que las calles, los participantes, los oradores, las porras y los gritos son parte de un guión previamente dictado.

 

La cándida Claudia contra el hombre lobo Biestro (por su barba le queda el mote).

 

Las expresiones en su contra son inocultables. Pero Claudia niega que sean voces ciudadanas; para ella todos los habitantes de la Angelópolis admiran y reconocen su trabajo. En su realidad virtual esos poblanos inconformes son ‘enviados’ por el gobernador Barbosa Huerta y Gabriel Biestro a quienes acusa de operar para el PRIAN.

 

Ya desde este momento, Claudia inició el reparto de culpas ante su inminente derrota.

 

Como si fuera una telenovela conforme avance la campaña, Rivera Vivanco se irá tirando al piso en cámara lenta; poco a poco; primero colocará sus manos en una mesa; se sostendrá en una silla para desvanecerse lentamente hasta quedar sobre el suelo. Ante cada crítica ciudadana exclamará entre quejidos: “Son los ataques de Biestro… es guerra sucia”. Hará un semblante de agonía como si estuviera recibiendo flechazos.

 

Ya comenzó a señalar, a acusar a los ‘responsables’ de su derrota. Y su mamá Eloísa Vivanco llevará los mismos señalamientos ante Citlalli Hernández y Bertha Luján quienes dirán: “Pobre niña le echaron encima todo el aparato”.  

 

Durante meses la alcaldesa fue enviada, manipulada y dirigida para convertirse en golpeadora contra el mandatario y ahora sigue en el mismo tenor; acusando al ejecutivo estatal de su desastre personal.

 

Sigamos viendo este Reality Show que está muy lejos de convertirse en una verdadera campaña.  

 

Dulcería poblana.

 

Puebla con 707 tomas clandestinas es el segundo lugar en huachicol

 

Todos los analistas serios coinciden con el ex embajador Christopher Landau; el régimen de López Obrador se retiró, se desentendió de la catástrofe de seguridad nacional y prácticamente deja que los cárteles impongan un autogobierno en diferentes zonas del país.

 

Los llamados de atención se han hecho desde las más altas instancias de la milicia norteamericana. Hace unas semanas Glen D. Van Herck, Jefe del Comando Norte de Estados Unidos -uno de los principales mandos del Pentágono-, señaló que el 35 por ciento de México está bajo control del crimen organizado.

 

El señalamiento fue como una referencia a Siria o Afganistán.

 

El gobierno de Biden está construyendo, tejiendo las condiciones para declarar a los cárteles mexicanos como organizaciones terroristas y de esta manera intervenir directamente en la guerra que se desata en nuestro país. México está en uno de los peores momentos en su relación con Estados Unidos y todos los elementos están sobre la mesa.

 

En ese escenario López Obrador sería señalado por no combatir a organizaciones terroristas.

 

La ausencia de una política de seguridad está provocando un repunte en la industria criminal del huachicol en todo el país. En horas recientes el diario Reforma dio a conocer las cifras de las tomas clandestinas en los últimos meses.

 

Hidalgo se ubica en el primer lugar con mil 151 tomas; le sigue Puebla con 707 y el Estado de México con 320.

 

La diferencia es que en la entidad el gobernador Barbosa Huerta ha mostrado la voluntad política para no entregar las regiones al crimen organizado. Se acabaron las grandes bodegas de huachicol; han disminuido notoriamente los asaltos en carretera; se erradicaron los robos a trenes; la extorsión y el chantaje telefónico están en sus niveles más bajos.

 

Pero como en tantos otros temas el gobierno estatal va completamente solo.

 

Como siempre quedo a sus órdenes en  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

   

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto