Martes, 09 de Marzo del 2021
Lunes, 08 Febrero 2021 01:07

Tiembla lo que queda del marinismo

Tiembla lo que queda del marinismo Escrito Por :   Javier Arellano Ramí­rez

Quedó claro quién manda en el estado.


 

Por elemental regla de la política, los diputados locales, federales y senadores deberían entenderlo. Pero hoy estamos en una era oscura y los personajes secundarios piensan, creen que pueden desafiar al protagonista.

 

El gobernador es el dueño de la escena local durante su periodo. Así fue desde hace décadas y así continuará.

 

Pero hoy estamos en un momento en que los ánimos, las pasiones y emociones controlan la conducta y el proceder de algunos agentes. Esto sólo se puede entender como el ejercicio de una lamentable anti política y una actitud poco edificante.

 

Hace unos meses Claudia Rivera Vivanco lanzaba videos llenos de confrontación y encono; tarde o temprano tendrá que enfrentar las consecuencias de sus palabras. Durante semanas José Juan Espinosa Torres hacía hasta dos transmisiones diarias también para lanzar denuestos y descalificaciones, pero no fue muy lejos antes de afrontar la realidad.

 

El ánimo beligerante se ha convertido en un campo minado para algunos actores locales.

 

En las últimas semanas los intentos invasivos del senador Alejandro Armenta Mier no han terminado bien.

 

Pese al público exhorto que hizo el gobernador Barbosa Huerta, el senador impulsó decididamente a su abogado Fredy Erazo Juárez para una magistratura en el Tribunal Electoral del Estado de Puebla, pero su designación fue impugnada y el pleno del tribunal federal tiró al emisario.

 

El golpe fue demoledor. Erazo había sido ungido por la Cámara Alta y su caída fue una lesión directa a la institucionalidad y credibilidad del Senado.

 

Armenta cayó a la lona del cuadrilátero, pero de inmediato se levantó dispuesto a lanzar un puñetazo, que representaba una supuesta aspiración a la presidencia municipal de Puebla.

 

Días después se hizo público el audio en el que ofreció su apoyo a Rafael Moreno Valle Buitrón para la candidatura a la alcaldía.

 

El efecto de la grabación fue notorio. Si la caída de Erazo fue un gancho al hígado, el audio entregando una posición en Fuerza por México fue un golpe en la mandíbula.

 

Armenta volvió a caer en el centro del ring; solamente alcanzó a lanzar un manotazo que fue una carta de réplica en la que acusó “espionaje”, pero reconoció de facto la veracidad de la grabación.

 

Por alguna extraña coincidencia, por algún hecho que todavía no se esclarece, luego de la detención del marinista Valentín Meneses Rojas, el legislador Armenta anunció que retira sus aspiraciones.

 

En realidad se sabe que el hombre de Acatzingo nunca tuvo la verdadera intención de llegar al Charlie Hall; sólo fue una reacción, un disparo luego de la caída de su emisario, el abogado Erazo.

 

Realmente pretendía convertirse en el eje, en el centro de la elección municipal, quiso tomar un papel protagónico para desde ahí impulsar a su carta principal, que es la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco.

 

Como si tuviera alguna posibilidad real.

 

Los últimos sucesos en nada favorecen al legislador. Hace semanas, en esta Cúpula apuntamos que no se pueden sacar las armas en cada esquina del trayecto. Y esto es precisamente lo que hicieron; buscar la confrontación en el tribunal electoral y luego en la carrera por la alcaldía.

 

Armenta hubiera ganado más por la ruta de la colaboración que por la confrontación.

 

Hace meses, en el marco de los portales poblanos, Barbosa le tendió la mano, pero el legislador no lo entendió.

 

Hoy la crisis del marinismo es un golpe que Alejandro parece resentir de especial manera.

 

La detención de Marín Torres fue un knock out a todos aquellos que pertenecieron a su grupo y generación política. El litigio que se inicia en Quintana Roo generará olas que tendrán eco en todo el país.

 

Es una sombra que siempre perseguirá a los marinistas. Aunque quieran quitarse esa camiseta, las evidencias son y serán arrolladoras.

 

Horas más tarde y por cargos del fuero común cayó Valentín Meneses Rojas.

 

Hoy tiembla lo que queda del marinismo.

 

Se están abriendo investigaciones por hechos que ellos mismos ya habían olvidado, que daban por sepultados. Ahora, con la detención de ‘Vale’, saben que muchos negocios saldrán a la luz pública.

 

El gobernador Barbosa lo dijo textualmente: tal vez algunos delitos ya prescribieron, pero no por eso se van a ocultar; al contrario, se darán a conocer.

 

La ‘poda’ política continúa y muchos saldrán raspados.

 

Estaremos atentos.

 

Como siempre quedo a sus órdenes en  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto