Miercoles, 14 de Abril del 2021
Jueves, 25 Febrero 2021 01:16

México y Argentina: el eje del bien

México y Argentina: el eje del bien Escrito Por :   Francisco Baeza Vega

La amistad entre México y Argentina es de muy larga data. Los primeros contactos diplomáticos pueden rastrearse hasta los días de Guadalupe Victoria –a la sazón, los primeros de la patria–, quien en su comunicación inicial con el gobierno provincial de Buenos Aires hacía votos “por la independencia y la unidad de Latinoamérica”. En el mismo tenor se expresaba, entonces, su ministro de Relaciones Interiores y Exteriores patentando el estribillo fijo que desde entonces repetimos oficialmente: que, puesto que todas las naciones emancipadas del yugo colonial español están íntimamente ligadas, “los reveses y las prosperidades de unas no pueden serle indiferentes a las otras”.


 

La relación entre ambos países, no obstante, no se formalizaría sino hasta bien entrado el siglo XX, cuando a bordo del Vauban y cubierto de harina y huevo, Alfonso Reyes sería nombrado embajador nuestro en el país austral. El regiomontano universal no tendría una buena primera impresión de la nación a la que llamó, por su clima húmedo, “Hipopotamia”, cuyos habitantes, a decir suyo, mostraban un particular desdén hacia lo mexicano.

 

La amabilidad que estos días, durante su visita oficial a México, nos ha dispensado el presidente de Argentina da cuenta no sólo de cuánto ha cambiado la concepción que los hipopotameños tienen de nosotros, sino de las dimensiones históricas que ha adquirido la relación bilateral. La cumbre entre Andrés Manuel López Obrador y Alberto Fernández es señal de cuán importante es para ambos la conformación de una alianza estratégica que ocupe el vacío geopolítico dejado por Brasil y Venezuela, un “eje del bien” (Ebrard dixit) que articule Latinoamérica de norte a sur, desde Los Algodones hasta Ushuaia, a fin de que los gobiernos progresistas regionales recuperen la iniciativa luego de una década en franco retroceso.

 

Heredero ideológico de Hugo Chávez, Fernández se ha erigido en campeón del latinoamericanismo, en el principal promotor de una renovada campaña orientada hacia la descolonización, la independencia y la unidad de los países latinoamericanos (Grupo de Puebla). El argentino es la vanguardia de una nueva ola revolucionaria que convulsiona al continente aunque sin las estridencias de hace dos décadas, cuando gobernaban al mismo tiempo Chávez, Correa, Evo, Lugo, Michelle Bachelet, Pepe Mujica, los Kirchner y Lula y Dilma, y cociéndose aparte (a fuego lento) Ortega, bajo el paraguas moral de Fidel. (¡Qué tiempos!)

 

Impedido fraudulentamente de unirse a esa generación histórica, López Obrador, por su parte, ha llegado, al fin, a su cita con Latinoamérica. Detrás de la pinta de huraño, de la profunda introspección y de la inflexible Doctrina Estrada del mexicano se esconde un verdadero latinoamericanista. No podría ser de otra manera: Latinoamérica es la zona de influencia natural de México. Descontando algunos lamentables episodios, (casi) siempre hemos mirado (de reojo) al sur: impulsamos decididamente los procesos de paz en Centroamérica y dimos refugio al hermano mexicano Evo y a miles perseguidos políticos, y a Fidel sólo le negamos un postre; incluso FeCal promovió la creación de la Comunidad de Estados latinoamericanos y caribeños (CELAC) para devolvernos al vecindario luego del breve impasse foxista.

 

A falta de petróleo venezolano a precio de cuates, ¡vacunas para todos como ariete para la (re)integración! Producida la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca a caballo entre México (proceso de estabilización, fabricación y envasado) y Argentina (elaboración de la sustancia activa), López Obrador y Fernández han asumido el liderazgo regional en el combate a la pandemia. El objetivo, el más noble: que todos los hermanos latinoamericanos tengan acceso a la medicina.

 

Como canta De caro, en fin:

En las buenas y en las malas,
triunfante de pie o vencido,
la mano del buen amigo
se extiende cordial y buena
.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto