Domingo, 09 de Mayo del 2021
Martes, 13 Abril 2021 01:30

DOBLE CONTRA SENCILLO

DOBLE CONTRA SENCILLO Escrito Por :   Irma Sánchez

Si nos aventuráramos a jugar un volado apostándole al regreso a clases a las aulas para el mes de agosto, con el arranque del ciclo escolar 2021-2022, ¿usted porqué se pronunciaría, por el regreso o continuación del mundo virtual?


 

En la vida práctica pareciera que muchas cosas se resuelven con esta técnica, la de lanzar al aire un democrático volado.

 

El costo del trabajo virtual de las escuelas, desde el jardín de niños hasta los estudios superiores, tiene un costo, al tiempo de que ha representado a lo largo de este año de pandemia, una valiosa oportunidad para seguir trabajando.

 

En el terreno de los hechos, cada quien ha tenido una experiencia diferente, desde la violencia que obligó a la desintegración de algunas familias, pasando por el contagio de la enfermedad que se ha llevado a algunos seres queridos, la necesidad de interrumpir los estudios por falta de presupuesto familiar, y la experiencia acumulada de otros más que han encontrado la oportunidad de incorporar a los seres queridos que están fuera de la era digital.

 

A lo largo de este año se ha puesto a prueba la responsabilidad. Unos han asumido con compromiso las recomendaciones para prevenir el contagio, y otros convencidos de que “la vida se vive sólo una vez” han echado por tierra las recomendaciones y han salido al encuentro del virus.

 

Usted ¿de cuál de estos grupos es?

 

Hay que reconocer que el encierro ha costado y obligado a una nueva forma de vivir y convivir.

 

Esta experiencia hoy es abrazada por unos que ya desde ahora la piensan en el regreso a la vida normal, en tanto otros cruzan los dedos porque los días vuelen para volver a la calle, a sus ámbitos escolares, laborales, y sociales, lo que representa un círculo de beneficios para la totalidad de los sectores productivos.

 

Lo único que hay que esperar por hoy es el comportamiento a la vida ‘normal’, que hay que tener claro que ya no volverá a ser igual a lo que vivimos y tuvimos hasta antes del 20 de marzo del 2020.

 

Los especialistas evaluando todo el proceso están de acuerdo en que tendremos que enfrentarnos a una nueva vida, en la que se da por seguro que tendremos la opción de un sistema híbrido con unos días en los lugares de trabajo y estudios, y otros en forma virtual en un sistema que se generó sobre la marcha y ha dado resultados al tiempo de generar una nueva opción de vida y de estudios redituable para unos aunque no para todos.

 

¿A qué nos enfrentaremos? Es la gran interrogante después de que algunos ya dan por hecho el retorno, relajados porque la cruzada de vacunación está en marcha, pese a lo cual la recomendación es de “no confiarse” porque se corre un serio riesgo que pone en juego lo ganado y nuestra integridad.

 

¡¡¡Aguas!!! 

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto