Domingo, 09 de Mayo del 2021
Martes, 20 Abril 2021 01:33

QUÉ NIVEL

QUÉ NIVEL Escrito Por :   Irma Sánchez

Como muchos mexicanos, estoy impactada con el alboroto y la audiencia que logró captar la televisión el pasado domingo, con la proyección de la segunda parte de la vida del cantante Luis Miguel.


 

Sé de muchas familias que se prepararon para acomodarse a disfrutar de la serie cuando agonizaba su descanso de fin de semana.

 

Y mi asombro fue mayúsculo este lunes al revisar todos los periódicos y portales de México, en los que se reproducían noticias, reportajes y entrevistas con el tema.

 

Después de un año de encontrar día con día miles de noticias con el tema del COVID 19, descubro que la serie fue capaz de pasar a segundo término las noticias del día, el COVID, los jaleos al interior de todos los partidos políticos, el cierre de miles de negocios y centros de trabajo, la crisis inmobiliaria, el regreso a clases, la prueba de fuego del INE y todas las instancias impartidoras de justicia.

 

Todo, todo, todo, resultó opacado por la segunda etapa de la vida de Luis Miguel.

 

Tantito morbo y tantita la necesidad de entretenerse en una vida ajena para fugarse de la realidad a la que se ha enfrentado la sociedad durante un año de pandemia, de pérdidas, de dolor, de incertidumbre, de desamparo, de frustración.

 

Y sí el mexicano recurre a este distractor, cabe el comentario y la pregunta, ¿tan mal estamos y tan bajo el nivel cultural de los mexicanos que con esta serie podremos sortear la crisis?

 

Este México ¿cómo llegará al domingo 6 de junio?

 

Con este nivel cultural ¿a qué aspira?

 

¿Cuál será el México que definiremos?

 

Las respuestas a estas interrogantes preocupan.

 

Se trata del México que a la sombra de la pandemia y el confinamiento ha perdido muchas conquistas y retrocede lentamente hasta engrosar las filas del empobrecimiento, con su realidad de hambre y el azote de la pobreza.

 

Y sobre el fenómeno también surge otra incógnita, ¿tan mal están las finanzas de Luis Miguel que tiene que entregar las intimidades de su familia a cambio de una buena suma que le permita salir a flote?

 

Por lo pronto el fenómeno de audiencia, permitió derramar lágrimas al presenciar el reconocimiento de la hija que tuvo Luis Miguel con una nieta de la actriz Silvia Pinal.

 

Esas lágrimas lograron un proceso de catarsis en muchas personas que en medio de tanta tragedia por el COVID-19, ni tiempo han tenido de llorar sus desventuras.

 

Ojalá y al otro día del 6 de junio no lloremos todos, los resultados y el rumbo que le daremos al país.      

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto