Domingo, 09 de Mayo del 2021
Martes, 27 Abril 2021 01:50

Y QUE NOS PERDEMOS

Y QUE NOS PERDEMOS Escrito Por :   Irma Sánchez

Mientras usted y yo nos guardamos en nuestros domicilios a lo largo de 13 meses, para no contagiarnos del virus importado de China, los responsables de llevar las riendas de este país hicieron lo que pudieron, aunque no precisamente guardarse, ni usar cubrebocas, ni guardar la Sana Distancia, ni evitar concentraciones.


 

Pero sabe ¿qué es lo crítico de todo esto? es que al parecer el problema los rebasó y sin visión, sin experiencia, sin estrategia, pareciera que nuestras autoridades mexicanas se achicaron más.

 

Debemos de partir del hecho de que nadie, ningún gobierno, ningún sistema estaba preparado para una pandemia; pero en México, esa falta de todo configuró las condiciones apropiadas para el crecimiento, arraigo y ensanchamiento de las operaciones de los cárteles de la droga que aprovecharon muy bien la crisis para aumentar su presencia y control.

 

Según un estudio de la Administración para el Control de las Drogas de los Estados Unidos, en México la pandemia dio la oportunidad de ganar presencia a los 7 cárteles que controlan, se expanden y se arrebatan el territorio.

 

Pero su fenómeno expansionista fue de tal magnitud, que pareciera que les han ido cediendo la plaza.

 

Es decir, ante un gobierno diminuto, sin control, los cárteles han encontrado la coyuntura para crecer y controlar a grupos de la población carentes de todo, cargados de problemas, de hambre y sin opciones.

 

Así el Cártel del Golfo domina ya Tamaulipas y la parte norte de Veracruz.

 

El Cártel de los Zetas el centro y el sur de Veracruz.

 

El Cártel Jalisco Nueva Generación controla Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero y San Luis Potosí.

 

El Cártel Santa Rosa de Lima domina Guanajuato.

 

El Cártel de Sinaloa, Sinaloa, Chihuahua y parte Jalisco.

 

El Cártel de la Familia Michoacana tiene presencia en Guerrero, México y Michoacán.

 

Y el Cártel del Noreste de Morelos.

 

Los 7 en la pandemia han llevado nutridas despensas a los núcleos de población más pobres de la geografía que dominan.

 

Y a la vez, empleando a muchos de sus beneficiados han logrado aumentar su producción de drogas.

 

El desenvolvimiento de los cárteles ha llevado colateralmente el repunte en los delitos de asalto y homicidios en las zonas las que han ganado presencia y dominio ante la ausencia de autoridades que se repliegan y les dejan el terreno propicio para sus operaciones.

 

Es la realidad que enfrenta México y que según el estudio de la Administración para el Control de las Drogas de Estados Unidos, plantea la conveniencia de revisar la iniciativa Mérida para hacer frente a los retos que plantea el fenómeno.

 

     

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto