Jueves, 21 de Enero del 2021
Jueves, 14 Enero 2021 00:46

QUIERO CREER

QUIERO CREER Escrito Por :   Irma Sánchez

Según los especialistas, de acuerdo a sus cálculos hechos por actuarios, matemáticos, y expertos en algoritmos, será como por ahí del mes de junio que comencemos a observar el fenómeno regresivo de la maldita pandemia, que en menos de un año ha enlutado -hasta este miércoles 13 de enero- a más de un millón 900 mil familias en todo el mundo.


La fecha que se está mencionando representa algo así como la luz al final del famoso túnel, aunque hay que reconocer que para llegar al simbólico mes de  junio, estamos todavía a cinco meses de distancia, es decir, a más de 150 días con sus laaaargas noches que el mal ha desencadenado, provocando un insomnio generalizado tanto entre adultos como entre menores que han convivido con el dolor, el luto y la tragedia.

 

La expectativa se traza de acuerdo a la cruzada mundial de vacunación para defender a las personas del microscópico virus, vacunación que ya comenzó en nuestro país y favorablemente en Puebla, aunque hay que admitir que llegará el mes de mayo y la aplicación del biológico continuará entre los sobrevivientes del COVID.

 

Para entonces, las políticas públicas de salud deberán tener listo un amplio programa de atención psicológica para atender a los sobrevivientes del COVID, que desde ya requieren atención.

 

Observe usted, cualquiera que tiene una amenaza de una gripa estacional entra en estado de pánico, las dudas le aquejan sobre el riesgo de que no se trate de una gripita, un catarro, sino de la presencia del indeseable COVID.

 

Y así con otros síntomas, como el cansancio, un mal estomacal, una cefalea. Esto ha provocado el lleno de los consultorios y qué bueno, porque la gente ya dejó de automedicarse con pastillas de supermercado que dejan estragos.

 

EL COVID DESENCADENA FUGA DE CAPITALES

 

Si analizamos el impacto del COVID en el mundo, en el terreno económico a México le ha provocado un verdadero hoyo, con la fuga de capitales por 257 mil 238 millones de pesos en el segundo trimestre del año pasado.

 

Es decir la escandalosa fuga sin precedente para México se registró entre los meses de abril y junio, cuando la conducción de la crisis sanitaria dejó mucho que desear, porque no se tomó con la seriedad y compromiso que exigía el problema.

 

Los inversionistas que hacen volar sus capitales a destinos seguros, avizoraron serios riesgos y cero garantías, lo que los llevó a tomar la decisión de retirarse para proteger su patrimonio. Y es de que nadie está peleado con su dinero.

 

De acuerdo al análisis, la “escandalosa” fuga de los 257 mil 238 millones de pesos supera la fuga registrada en el año de 1995, cuando volaron 83 mil 507 millones de pesos que para entonces fueron un escándalo y proyectaron la imagen de México como un país quebrado.

 

¿Qué puede seguir?

 

Nunca es tarde para apelar a la cordura, la seriedad, el buen juicio la responsabilidad de nuestros gobernantes.

 

Y mientras se generaliza el proceso de vacunación entre nosotros, los hospitales tanto públicos como privados continúan pasando aprietos para atender a tanto contagiado que de acuerdo al calendario, se trata de los que llegaron a casa ajena a la fiesta de Navidad.

 

Nos faltan los de la fiesta del Año Nuevo y los de Reyes, que invadieron y se amontonaron en las calles y donde se dio la oportunidad de comprar y vender objetos para los reyes magos y para la partida de la rosca.

 

Esta bien que el fenómeno de la pandemia la sufrimos en todos los países, comenzando por los fuertes, poderosos y avanzados, pero hay que entender que nunca es tarde para disciplinarse con las recomendaciones básicas para prevenir que el contagio siga.

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •