Martes, 21 de Septiembre del 2021
Martes, 03 Agosto 2021 01:13

Ya era hora

Ya era hora Escrito Por :   Irma Sánchez

Con mucho gusto saludo la era del optimismo en este país que las ha pasado muy difícil, y una tras otra.


 

Con optimismo, los tragos más amargos de la vida se saborean de otra forma, sabrosos, como el mejor platillo y postre.

 

La aparición ayer del presidente Andrés Manuel López Obrador en su mañanera para comenzar la semana, un día después de su consulta para ver si se procesa a los expresidentes de México; contra todo pronóstico resultó relajada y optimista.

 

¡Qué bueno que así fue! después de conocerse los resultados que los más consideraron que fue un fracaso porque la gente no acudió a los centros de recepción, y los menos, encabezados por el presidente, consideraron que fue un éxito de participación de la sociedad.

 

La exposición de los números a cargo del árbitro del proceso, el Instituto Nacional Electoral, con 7.07 millones de boletas cruzadas, fue vista por el presidente con entusiasmo y como una muestra inédita de participación que permite confiar en el rumbo de este país.

 

Con todo y que el porcentaje quedó muy lejos del 40 por ciento que se requeriría para que el resultado fuera vinculatorio.

 

Con el vaso medio lleno o medio vacío, el presidente decidió verlo medio lleno para volver a tomar vuelo.

 

Conociéndolo se apostaba a que los resultados no los iba a aceptar y que iba a salir a la mañanera a insistir en la necesidad de fijar una ruta para llegar al reemplazo del director del INE, Lorenzo Córdova, quien resultó el gran ganador porque con menos hizo más y pasó la prueba de ácido del presidente y la corte que le acompaña y suele acelerarlo.

 

La gran incógnita es ¿qué ideas cruzan por la cabeza del presidente? Sobre todo teniendo en cuenta que el próximo año lanzará una nueva consulta para presentarle a su pueblo noble y bueno si quiere que continúe al frente de la nación, un ejercicio sin precedente.

 

Hay voces que coinciden en que la falta de afluencia que se observó en las casillas receptoras bien podría volver loco al mismo Pitágoras. Como que resultaron muchas boletas para tan pocos concurrentes.

 

Lo importante es que la jornada se desenvolvió en paz y no se reportaron incidentes, sólo unos cuantos que pasaron inadvertidos como el de ‘la no primera dama’ que se incomodó por no figurar su nombre en las listas para participar.

 

Pero pese a todo esto, ¡bienvenida la era del optimismo! Arma con la que la sociedad podrá cambiar al país.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto