Miercoles, 27 de Octubre del 2021
Martes, 21 Septiembre 2021 01:25

México después de la CELAC

México después de la CELAC Escrito Por :   Irma Sánchez

Después de la famosa Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños ―la CELAC―, la pregunta obligada podría ser cuál será el presente y el futuro de nuestro México lindo y querido.


 

Y es que después de todo lo que se dijo, se arremetió, se cuestionó y se reclamó, todo apunta a que el presidente promotor de la reunión, Andrés Manuel López Obrador, de una vez por todas se decidió a redefinir posiciones y rumbos, no de su proyecto personal, sino para el país con sus atribulados 128 millones de habitantes.

 

El presidente junto con su secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, se lanzaron a una aventura sobre la que habrá muchas sorpresas en los días por venir.

 

Nos hicieron recordar al ex presidente Luis Echeverría Álvarez que en 1972 fue ante la ONU que sesionaba en Santiago de Chile para presentar su propuesta, un proyecto ―también muy personal― que definió como “La Carta de los Derechos y Deberes Económicos de los Estados”, por la cual buscaba una posición natural de liderazgo de la región latinoamericana.

 

Hoy a casi medio siglo de distancia, la pretensión del presidente AMLO se da en un contexto de condiciones totalmente diferentes, con mayores rezagos acumulados y entre naciones que son cuestionadas internacionalmente por el manejo político represor con que están gobernando llevando a sus pueblos al atraso, al retroceso y al hambre.

 

Con su proyecto personal AMLO ya mostró que tiene capacidad de convocatoria entre sus pares, pero su grupo asesor debe de evaluar con objetividad la viabilidad de sus inquietudes para no poner en riesgo su capital político y la aceptación que tiene en algunos círculos de mexicanos.

 

Claro, dice el sabio “una cosa es la deseable, y otra la posible”.

 

Hoy desde diferentes frentes le piden moderación y prudencia para no poner en riesgo la estabilidad del país que enfrenta riesgos y acumula rechazos que pueden sumarse y propiciar una verdadera ‘bomba’ de tiempo.

 

Los mexicanos hoy piden medicamentos para los males mortales, control de precios, empleo, salarios justos, transporte seguro y una impartición de justicia pronta y expedita para que verdaderamente sea justicia.

 

Se trata de temas pendientes por atender ‘dentro de casa’, antes de pretender arreglar los problemas ‘del barrio’.

 

Qué pedir, hay mucho.

 

Qué dar, también debe de ser corresponsabilidad.

 

Definir el futuro de este país y de sus habitantes debe ser una seria responsabilidad, con miras al mediano y largo plazo, lo que obliga a actuar con responsabilidad y compromiso.

 

Un compromiso que debe de comenzar con los 30 millones que lo eligieron y de entre los que hay descontento por la promesa incumplida.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto