Miercoles, 27 de Octubre del 2021
Jueves, 30 Septiembre 2021 01:51

Buena señal

Buena señal Escrito Por :   Irma Sánchez

Después de tres años del gobierno de la 4T, por fin la iglesia católica y el gobierno de Andrés Manuel López Obrador logran ponerse de acuerdo para celebrar por todo lo alto los 200 años de la Consumación de la Independencia, que será recordada por varias generaciones.


 

Por encima de las obligadas disputas ideológicas como ahora la interrupción del embarazo, iglesia y gobierno mexicano pactaron el repique de campanas de todos los templos del país el lunes 27 de septiembre a las 20:30 horas, lo cual ocurrió con satisfacción.

 

Las aspiraciones ahora son para que gobierno e iglesia logren ponerse de acuerdo para otros temas trascendentales, partiendo del hecho de que cada una de las partes es dueña de principios y convicciones que en algunos aspectos llegan a coincidir, y en otros es obligado el desencuentro en la defensa de sus principios y convicciones.

 

LOS NÚMEROS HABLAN

 

Concluyen ocho años de rectorado de Alfonso Esparza Ortiz con un buen balance de acciones, obras y números. Se tiene la convicción que pese a las turbulencias políticas que sorteó Puebla con seis gobernadores en estos ocho años, Esparza Ortiz cumplió con una etapa de estabilización, crecimiento y proyección de la casa de estudios.

 

Del 2013 al 2021 el rector amplió la matrícula de 64 mil estudiantes a 120 mil hoy.

 

Su administración soportó 37 auditorías. De una deuda de 15 millones de pesos, hoy la entrega con 2 mil 400 millones para hacer frente a los compromisos del cierre de año.

 

La regionalización que impulsó permite hoy a la BUAP tener presencia en 28 municipios en los que promovió los bachilleratos tecnológicos, agropecuarios y mixtos para dar cause a la formación del recurso humano que requiere cada región de acuerdo con su vocación natural.

 

Estos datos son parte de lo que será el próximo lunes el último informe de Alfonso Esparza Ortiz, previo a la entrega de la rectoría a su sucesora Lilia Cedillo Ramírez, de quien se espera continuar un proceso de avance, progreso y desarrollo, lo que marcará una nueva etapa para la casa de estudios.

 

EL CONSORCIO UNIVERSITARIO LE DA LA BIENVENIDA

 

Por cierto, tras su informe de labores, el rector de la UPAEP, José Emilio Baños Ardavín, hizo un ‘carrusel’ de visitas a los programas de radio y televisión, y aprovechó la oportunidad como parte del Consorcio Universitario para felicitar y darle la bienvenida a la doctora Lilia Cedillo Ramírez, que el próximo lunes rinde protesta como rectora, posición a la que llega producto de un proceso de elección plural y democrático.

 

La rectora electa de esta forma se convierte en la primera mujer que asume tan importante responsabilidad, lo que ha sido ampliamente destacado en todo el país y en un reportaje publicado por el periódico El Universal el pasado domingo.

 

En esta publicación se hace constar que la doctora Cedillo Ramírez se convierte de facto en la primera mujer en llegar a la rectoría de una universidad pública.

 

Y se resalta la trayectoria de la académica investigadora que ha ganado muchos reconocimientos y forjado un nombre en los círculos de la investigación internacional.

 

La comunidad universitaria la aguarda convencida de que tras la pandemia y el trabajo virtual vienen nuevos vientos sobre la institución que se fortalece y se convierte en factor de desarrollo regional.

 

ENTRE TELONES

 

La generación de presidentes municipales que cumplieron con su mandato del 15 de octubre del 2018 al mismo día del 2021 no la tuvieron fácil.

 

Las turbulencias en las que tuvieron que trabajar pusieron a prueba su capacidad, vocación y compromiso.

 

De entrada, los tres años para la gestión municipal no son suficientes para arrancar y aterrizar un ambicioso proyecto.

 

Y en esta ocasión para arrancar tuvieron que sortear serias dificultades derivadas de la inestabilidad política que representó tener cinco gobernadores en dos años.

 

Comenzaron el 15 de octubre del 2018 con José Antonio Gali Fayad, para el 14 de diciembre arribó a la primera magistratura Martha Érika Alonso, 10 días después, el 24 de diciembre, saludaron el arribo de Jesús Rodríguez Almeida. Para el 21 de enero del 2019 entraron en relación con el gobernador interino Guillermo Pacheco Pulido y para el 1 de agosto recibieron a Luis Miguel Barbosa Huerta.

 

Enfrentar el arribo de cinco gobernadores al poder implicó actualizar y ajustar sobre todo tres veces seguidas toda la documentación que se tenía que seguir para determinados procesos de la gestión administrativa.

 

Proceso nada fácil que, además, entorpeció, aletargó y dificultó algunas gestiones de la administración municipal.

 

Pasado este capítulo, cuando se suponía que arrancarían los programas propuestos en campaña, apareció la pandemia que sacudió al mundo y se volvió a perder el control de las acciones en un contexto de contracción de la economía que echó ‘por tierra’ programas, derrumbó metas, impactó las finanzas y agotó posibilidades.

 

Así las autoridades municipales que arribaron al poder el 15 de octubre del 2018 han gobernado en el trienio que se define como el de la peor suerte, porque para gobernar, además de ganas y compromiso también hay que tener suerte, y en este contexto la suerte no ha estado de su lado, pese a los esfuerzos que han hecho al entregar obras y redimensionar acciones de la administración municipal.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto