Lunes, 08 de Marzo del 2021
Jueves, 28 Enero 2021 01:31

YA ES HORA

YA ES HORA Escrito Por :   Irma Sánchez

En serio, es hora de ¡quedarse en casa! guardar la sana distancia, lavarse las manos, usar gel y usar cubrebocas, como ya lo mostraron el presidente y su sub secretario de salud después de contagiarse.


 

Y es que la pandemia que inicialmente en el mes de marzo pasado nos metió en una cuarentena, hoy, 10 meses después, nos tiene de cabeza, empobrecidos, sensibles, víctimas de muchos duelos.

 

No es posible que en Puebla ya haya costado la vida de 7 mil 332 personas, y en todo México de 152 mil 16, según cifras oficiales registradas hasta ayer miércoles 27 de enero por la mañana.

 

Lo penoso de esto es que unos se van, y los que se quedan tienen que enfrentar un rosario de problemas, desde el desprendimiento de un ser querido, en algunos casos de 2 y más miembros de la familia. Deudas que colocan a los deudores en el desamparo y la desesperación.

 

Y lo más pesado del caso, el hacer frente a los gastos del deceso, servicios funerarios, de cremación que hoy ya llegan a ser hasta de más de 15 mil pesos, aparte del costo del féretro. Pero si su difunto está en la fila para el horno, la funeraria le cobra 2 mil pesos por cada día de estancia. Y todavía con el riesgo de que no le entreguen las cenizas de su muerto.

 

Y mientras los templos están cerrados por la misma pandemia, los familiares tienen que esperar a la reapertura para depositar su nicho en la cripta que muchas familias tienen comprada años atrás.

 

Todo se complica.

 

Mucha gente muere intestada, y endeudada, y sus familiares tienen que hacer frente a los problemas legales, que en muchos casos se complican ante la audacia de unos cuántos que hacen de las suyas sin importar la pena y el duelo.

 

Y las cosas no paran en esto, en la zona del valle de la ciudad de México ya comenzaron a experimentar la elaboración de un féretro de cartón ante la falta de materiales para seguir produciendo los de madera y los forrados con algún tipo de lámina metálica.

 

Desde luego que el costo de éstos baja hasta un 30 por ciento.

 

En ciudades de la zona de Tijuana decidieron colocar los féretros de pie, verticales, ante la falta de espacio para seguir abriendo fosas.

 

Cuánta cosa, pareciera que estamos leyendo una novela, pero lamentablemente es a lo que nos estamos enfrentando día con día.

 

Ya ni qué hablar de las escenas en los hospitales y en muchos hogares, en donde se contagia un miembro de la familia y se contagian todos.

 

Familias de 2 y 3 miembros que han sido descubiertos muertos.

 

Familias en los que mueren los padres y quedan sus vástagos en la orfandad.

 

Infinidad de historias, para ser precisos, más de 152 mil historias de tras de cada víctima que se llevó a la tumba el COVID.

 

En este contexto ¿cómo reconstruir a una sociedad dolida, debilitada en la salud, en su economía?

 

Por eso no está de más recomendar a quienes en un mes saldrán a las calles como candidatos a buscar votos, para que no utilicen el duelo de las familias como pase para volver a mentir con promesas que tienen claro que no van a cumplir.

 

Tampoco buscando culpables remediarán la destrucción que ha dejado la pandemia del siglo.

 

Es hora de tratar de sumar y multiplicar ante lo que viene que no será fácil, con todo y la posibilidad de inmunizarse con alguna de las prometidas vacunas que algún día tendrán que llegar a los 126 millones de mexicanos que según el último censo ya sumamos.

 

La pandemia no ha hecho excepciones, ha barrido con todo tipo de persona, desde bebés, niños, jóvenes, adultos, adultos mayores, condición económica, política y social.

 

Un abrazo a sus sobrevivientes y nunca es tarde para comenzar a obedecer los lineamientos de la disciplina sanitaria.

 

UN AMIGO MAS

 

Abrazo a Rima y los 2 hijos y familiares de otro amigo muy querido y apreciado: Gonzalo Bautista Huerta, que falleció el lunes, dejando registrado en la historia de Puebla que se trató del personaje que tras salir de la carrera de economía de la UAP, comenzó a trabajar la comercialización internacional  de los productos poblanos, promoviendo delegaciones de empresarios que, cargados de muestrarios, comenzaron a recorrer varios países para posicionar y vender lo hecho en Puebla.

 

Gonzalo Bautista se convirtió en el vendedor más grande de modelos Safari de Volkswagen en Cuba, lo que permitió a los cubanos después de 30 años, volver a ver rodar automotores nuevos.   

   

Gonzalo Bautista pasó por muchas instituciones, tanto del Gobierno federal como del estatal y en todas dejó huella como responsable del comercio exterior. Abrió su agencia World Trade Center de Puebla con un intenso trabajo de recepción de delegaciones de hombres de negocios de varias partes del mundo y la obligada organización de delegaciones de hombres de negocios de Puebla al mundo.

 

El incansable y dinámico Gonzalo Bautista Huerta, hoy descanse en paz. 

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto