Jueves, 27 de Enero del 2022
Martes, 11 Enero 2022 01:50

¡Ya era hora!

¡Ya era hora! Escrito Por :   Irma Sánchez

Finalmente, con estricto apego a la ley, se procedió a aplicar multas por un monto de 90 millones de pesos, con la advertencia de que de insistir con las llamadas se tendrían que volver a aplicar nuevas multas por el delito de violación a la privacidad de las personas.


 

Por fin usted y yo ya podremos descansar de tanto charlatán que trata de sorprendernos vía telefónica ofreciendo insistentemente los servicios financieros, seguros contra todo, atención médica y asistencia social.

 

Estas llamadas lamentablemente las recibimos cualquier día de la semana y a cualquier hora, incluso a la media noche o la madrugada.

 

Tal como ofertan sus servicios vía telefónica, resultan una tentadora propuesta a la que difícilmente un incauto puede renunciar.

 

Pero usted averigua y no va a encontrar información sobre la efectividad de la que tanto hacen alarde.

 

Al concluir la invitación vía telefónica usted siempre se hace la pregunta de quién le proporcionó a ese empleado su número telefónico y datos sobre sus posibles requerimientos.

 

La pregunta siempre queda en el aire sin respuesta.

 

Afortunadamente hay una institución en la que usted puede confiar para acabar con este tipo de llamadas, se trata del INAI, Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, que hoy preside una talentosa poblana, Blanca Lilia Ibarra.

 

Los reportes, denuncias y quejas de muchas personas sobre esta plaga telefónica, fueron recibidas por esta institución que procedió a investigar y rastrear el contexto en el que se hacen llamadas y denuncias.

 

Finalmente, con estricto apego a la ley, se procedió a aplicar multas por un monto de 90 millones de pesos, con la advertencia de que de insistir con las llamadas se tendrían que volver a aplicar nuevas multas por el delito de violación a la privacidad de las personas.

 

Después de esto, el INAI sigue recibiendo denuncias. Al momento trabaja sobre mil 930 quejas y no da concesiones ni tregua; por el contrario, invita a la población que es molestada para que formalice su denuncia para acabar con esta práctica.

 

Con esto se confirma que la Ley Federal de Protección de Datos Personales se aplica y se hace respetar, que no es letra muerta.

 

Ahí radica la importancia de su denuncia para dar cauce a la investigación y combatir este tipo de mercadotecnia que invade la privacidad de las personas que están protegidas por la Ley.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto