Sábado, 21 de Mayo del 2022
Jueves, 28 Abril 2022 03:36

El que se lleva se aguanta

El que se lleva se aguanta Escrito Por :   Irma Sánchez

En sus ya famosas mañaneras, a juicio de muchas personas AMLO no ha comprendido la responsabilidad de ser presidente de una nación con 135 millones de habitantes y que, como todos los pueblos latinos, tenemos grandísimas cualidades, pero también grandes defectos, como el de elevar a una persona a espacios casi celestiales y con una gran facilidad bajarla y destruirla posteriormente sin misericordia.


 

El abogado, político y diplomático mexicano César Garizurieta dijo una de las frases más extraordinarias de la  política mexicana: “vivir fuera del presupuesto, es vivir en el error”.

 

A propósito de frases que se han inmortalizado con el tiempo, el diplomático apodado ‘El Tlacoache’ dijo otra, a mi muy personal modo de ver las cosas, más lúcida y reveladora, sobre el trato y las relaciones humanas: “el exceso de familiaridad es causa de menosprecio”.

 

Y considero que es más extraordinaria, porque después de haberla escuchado hace muchos años he comprobado que resulta vigente y cierta, sobre todo ahora que tenemos un presidente que rompió amarres tanto con el PRI —del que fue parte— como con el PAN.

 

En sus ya famosas mañaneras, a juicio de muchas personas AMLO no ha comprendido la responsabilidad de ser presidente de una nación con 135 millones de habitantes y que, como todos los pueblos latinos, tenemos grandísimas cualidades, pero también grandes defectos, como el de elevar a una persona a espacios casi celestiales y con una gran facilidad bajarla y destruirla posteriormente sin misericordia.

 

Vayamos por partes, el presidente AMLO con gran popularidad ha lanzado calificativos poco afortunados para su investidura.

 

Se ha lanzado a criticar a la clase media, a las autoridades autónomas de las universidades, principalmente de la UNAM, a los encargados de organizar y vigilar elecciones como es el INE, a los españoles, a los austriacos, a los que han estudiado en universidades del extranjero, a los que ha acusado de que sólo les enseñaron a robar y a los de los partidos políticos, desde luego menos al suyo.

 

No le ha caído el 20 sobre que no lo han apoyado todos, aun los que votaron por él, y que hoy no están de acuerdo con todas sus reformas políticas y proyectos como el del AIFA, el Tren Maya y la refinería de Dos Bocas.

 

A quienes no concuerdan con sus decisiones hoy los califica de traidores, neoliberales y los acusa de que son los que pretenden acabar con México.

 

Esta personal forma de gobernar del presidente AMLO desde luego que le trae simpatías de parte de unos que lo siguen escuchando como en sus días de candidato, pero a otros les recrudece un sentimiento de antipatía por no coincidir con su pensamiento político, alentado por unos cuantos que se han apoderado de él y de sus decisiones.

 

El último agarrón lo tuvo con un grupo de actores, actrices, cantantes, compositores y gente relacionada con el medio ambiente que le criticaron lo que están seguros se trata de errores contra la ecología, contra las obras de algunos tramos del tren Maya.

 

Se le acusa de estar acabando con la flora, la fauna y los famosos cenotes que son de gran atractivo para el turismo y que guardan millones de metros cúbicos de agua.

 

Por si fuera poco, esta semana se le acumula al presidente lo que expresó sobre su persona y sobre México el expresidente Donald Trump, que recordó que cuando acudió a visitarlo al Capitolio le ordenó que la Guardia Nacional detuviera en la frontera de México con Estados Unidos a la gente que lucha por cruzar la frontera para llegar a trabajar a territorio norteamericano.

 

Sobre el particular, la periodista Denise Dresser se subió al ring e hizo de lado su trayectoria académica y su vida profesional completa, reconocida como izquierdista y no como la etiquetó el presidente de conservadora y neoliberal.

 

El lunes, Dresser tuvo expresiones muy desafortunadas para el presidente, que no tiene caso repetirlas porque las redes ya las subieron y saturaron de comentarios.

 

Todo este contexto hoy lo enlazo y concateno con la famosa frase de Garizurieta que afirmó que “el exceso de familiaridad es causa de menosprecio”, es decir, un presidente no puede darse el lujo de estar atacando y criticando a toda la gente que pueda o no pueda estar de acuerdo con su política.

 

Al parejo de las dos frases célebres del apodado ‘Tlacuache’ y la de Garizurieta, hay otra frase clarísima y exacta que utilizan los niños de primaria: “el que se lleva duro se aguanta”    

 

¡Qué necesidad! Y necedad de llegar a estos encontronazos verbales, habiendo tantos temas sobre la mesa para discutir, contribuir y engrandecer una buena discusión, y un mejor proyecto.

 

MEJOR perfil

 

Una gran tarea la que decidió la esposa del gobernador, Rosario Orozco, en su calidad de presidenta del Sedif, de apoyar a las mujeres que han perdido su forma por el cáncer de mama.

 

Programa que confiado a Denis Ortiz, que se movilizó para encontrar patrocinador, es ya un éxito con la colocación de prótesis mamarias a más de 30 mujeres que recuperaron su autoestima.

 

Hay que tener en cuenta que las prótesis tienen un costo en el mercado superior a los 30 mil pesos, más gastos de cirujanos, hospitalización, estudios y medicamentos, lo cual ha sido posible conseguirlo en paquete, apoyado por la campaña por la Beneficencia Pública.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto