Lunes, 01 de Marzo del 2021
Martes, 23 Febrero 2021 01:43

Un año y lamentablemente contando

Un año y lamentablemente contando Escrito Por :   Irma Sánchez

Habitantes del norte de Italia ayer 21 de febrero se congregaron para recordar las primeras víctimas del coronavirus, justo al cumplirse un año de la aparición de éste microscópico y mortal bicho que sólo en Italia ha costado la vida de 95 mil 500 personas.


 

Familiares, amigos y la población en general se congregó para recordar a los caídos a lo largo de estos 12 meses de su surgimiento procedente de Wuhan China, desde donde comenzó a expandirse hacia todo el mundo, que ya suma 2 millones de fallecidos y que agonizaron en un estado de desesperación a partir del momento en el que presentaron los primeros problemas para respirar, y aislados de los suyos en un hospital.

 

Los datos de Our World in Data y de la Universidad de Johns Hopkings revelan que el primer millón de muertos llegó al séptimo mes de desatada la pandemia, por ahí del mes de julio; cuando la comunidad científica internacional luchaba para obtener una vacuna para proteger a la población.

 

El mundo hoy, al año de surgida la pandemia, ya cuenta con esa vacuna, pero lamentablemente algunas naciones enfrentan cierto grado de dificultad para conseguirla, y en algunos países la corrupción se ha hecho presente en las políticas definidas para aplicarla a todos sin excepción de condición social, cultural, política o religiosa.

 

En México, al año de pandemia sumamos hasta ayer a 180 mil 107 muertos, y 2 millones 41 mil 380 contagiados.

 

En Puebla concretamente hasta ayer tuvimos 9 mil 18 fallecidos.

 

Y un dato que casi no se da en nuestro país, un millón de 595 mil 320 son los infectados que lograron recuperarse del mal, algunos en mejores condiciones que otros, porque dependiendo de la agresividad de la cepa y las condiciones de cada persona, se sortean problemas post COVID 19 con lesiones pulmonares de menores a complicadas que obligan a vivir bajo un esquema de oxigenación asistida.

 

Los alcances del mal plantean la urgente necesidad de que tras pasar la etapa de la vacunación, los gobiernos de cada nación se ocupen del diseño de un programa de recuperación emocional con apoyo psicológico, porque el COVID ha derrumbado hasta a los más fuertes que han caído en estados de ansiedad, incertidumbre, con problemas de insomnio, entre lo más socorrido, además del luto que se ha vivido por la pérdida de seres queridos, de status, de empleo, de estabilidad.    

 

De acuerdo con estos números, el regreso “a la normalidad” todavía ésta lejos, y ya lo dijo ayer el secretario estatal de Educación Pública, Melitón Lozano, que aún está por verse si para el mes de agosto de este año se puede arrancar el ciclo lectivo 2021-2022 en las aulas.    

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto