Domingo, 09 de Mayo del 2021
Martes, 13 Abril 2021 01:32

Los partidos políticos mexicanos son un desastre

Los partidos políticos mexicanos son un desastre Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

             Lo que estamos viendo en el proceso electoral que se ha iniciado formalmente y que en la realidad todavía no empieza, pues la designación de candidatos a los puestos de elección popular es un verdadero relajo porque los mismos partidos políticos lo son: carecen de identidad ideológica, no tienen estructura, no tienen organización, carecen de disciplina y lógicamente de unidad interna, ya lo hemos dicho hasta el cansancio.


 

            Abraham Nuncio, un articulista del diario La Jornada de la ciudad de México, escribió en su colaboración del pasado 8 de abril, que los partidos, hasta ahora, no educan cívica ni políticamente a la población; Manuel Gómez Morín, el fundador del PAN, uno de los grandes intelectuales del siglo XX mexicano, ex rector de la UNAM, fundador del Banco de México y muchas cosas más, dijo hace más de 80 años, que los partidos políticos deberían ser “escuelas de política”.

 

            Don Abraham Nuncio, pregunta en su artículo de la semana pasada: “¿qué porcentaje de su presupuesto gastan los partidos en formar y capacitar a sus militantes para ser candidatos a algún puesto o cargo; ¿cuánto de ese porcentaje en extensión cívica, social y de defensa de causas populares? Porque llegado el momento, sus candidatos quieren ser objeto de una gran popularidad, misma que suelen encargarle a los mercatécnicos. ¿En torno a qué debaten los partidos respecto a los grandes problemas nacionales, de los estados y municipios? ¿Qué ideas tienen y de qué manera las difunden sus militantes? ¿Qué iniciativas han tenido aquellos que cumplen responsabilidades públicas?”

 

             Ni un sólo partido, de los actualmente existentes, podría responder positivamente a esas preguntas.

 

             Los resultados de esa catastrófica organización que suelen tener todos, y todos son todos, la estamos viendo. A menos de dos meses de las elecciones intermedias en las que se elegirán 15 gobernadores, 500 diputados federales (300 de mayoría y 200 plurinominales) así como diputados de los congresos locales y más de 2 mil ayuntamientos en todo el país, todavía no se integran las listas de los candidatos y muchos de los ya designados, están siendo objetados por los mismos afiliados a los partidos.

 

             Dos estados, Guerrero y Michoacán, aun no tienen candidato a gobernador porque sin razón legal alguna, razón de peso, el mismo órgano encargado de organizar, realizar y vigilar el proceso electoral, el INE, les retiró la candidatura.

 

             ¿Puede haber democracia en un país cualquiera, con partidos como los nuestros y con organismos electorales que pretenden tener más autoridad que las mismas autoridades nacionales y estatales? Es decir, estar sobre todo y sobre todos.

 

             Si el partido Morena no se decide a ser un partido fuerte, organizado, bien estructurado, con militancia formada e informada sobre las pretensiones del Presidente que parece ser por el momento el único líder político en México, a través de la Cuarta Transformación; si el PRI no recupera su ideología liberal revolucionaria, su política social, si no educa a sus militantes en la honestidad, el patriotismo y la eficiencia en el desempeño de un puesto público; si el PAN no retoma su ideología conservadora y clerical, que constituyen su signo de fábrica y se olvida en su discurso de pregonar que son poseedores de cualidades como la eficiencia, la honradez y el patriotismo, que no tienen; si se olvidan de pregonar su falso cristianismo, que no practican y se olvidan de combatir algo tan natural ya para el pueblo mexicano, como es la educación laica y gratuita, no van a llegar a ninguna parte.

 

               El PRD debe reubicarse para ser un partido de izquierda moderada, pero debe desterrar la corrupción de sus grandes líderes, de la que todos los militantes de a pié de ese partido hablan, por lo menos en Puebla, donde apoyaron al gobierno más corrupto de la historia de la entidad a cambio de nada para el partido, pero todos sospechan que fue un apoyo bastante productivo para sus líderes nacionales. Esa complicidad con el partido de la derecha, acabó con el prestigio del perredismo y la prueba fue la emigración masiva hacia el Movimiento de Regeneración Nacional, hoy partido en el poder.

 

             LA PRESIDENTA MUNICIPAL QUE SUSTITUYE A DOÑA Claudia Rivera, con licencia para buscar su reelección, Argelia Arriaga, puede proceder a corregir muchas de las fallas del gobierno municipal, que su antecesora nunca atendió. Entre ellas una queja de quienes trabajan en la Secretaría de Administración, que dirige Doña María Betzabé Martínez Domínguez y de la que forman parte: María del Consuelo Moreno, Directora de Recursos Humanos; Sandra Beatriz Cruz Santibáñez, sub-directora de Recursos Humanos y la propia María Betzabé , como directora administrativa.

 

             Los trabajadores y trabajadoras municipales, que dependen directamente de este brillante equipo de damas, afirman que ahora, por la pandemia, se emitió un dictamen para proteger al personal de cualquier contagio, en el que se establece que la dependencia puede rolar a los trabajadores hasta en un 50 por ciento y ellas exigen la presencia del 100 por ciento; tratan al personal con malos modos, a mujeres y a varones, todos reciben mal trato y están solicitando al personal apoyo de despensas para repartirlas en tiempo electoral, total, la negación en esa oficina por lo menos, a los cambios que se pregonan en la 4T.

 

            Ojalá y por lo menos haya una investigación de esta denuncia y se tomen las medidas adecuadas para arreglar las cosas.               

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto