Martes, 03 de Agosto del 2021
Viernes, 02 Julio 2021 01:30

¿Sabe cuántos afiliados tiene el PRI en el Estado?

¿Sabe cuántos afiliados tiene el PRI en el Estado? Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

Aunque usted no lo crea, tiene apenas 16 mil 456. Entidades como Zacatecas, Guerrero e Hidalgo, con un número de habitantes  mucho menor que la entidad poblana, lo superan por mucho. Zacatecas tiene 63 mil 533 priístas, Guerrero, con un número de habitantes menor en un 50 por ciento que Puebla, cuenta con 51 mil 880 e Hidalgo, con 103 mil 387.


 

             Durante el régimen de Vicente Fox, la oficina de la Presidencia de la República, a cargo de un norteño que en el gobierno de Calderón ocupó una senaduría, implementó una campaña mediática para desprestigiar a los gobernadores de las entidades que más votos aportaban al Revolucionario Institucional, entre ellas el Estado de México, el estado de Veracruz y el estado de Oaxaca. Y también se incluyó en el plan a Michoacán y Guerrero, por la alta votación que en ellas se emitía en favor del PRD.

 

             El mayor éxito lo alcanzaron en Puebla, pues se aprovechó el asunto de Lydia Cacho, muy mal manejado por el gobierno local y lograron que ese problema se hiciera viral y que hasta la fecha, el ex gobernador Mario Marín y otros ex funcionarios estatales, estén sufriendo las consecuencias, pues el gobernador panista de la entidad poblana, Rafael Moreno Valle Rosas, que tenía motivos personales contra los priistas, se encargó de revivirlo periódicamente para mantener quieto al grupo marinista sobre todo en el medio rural, donde Mario Marín tenía muchas simpatías, que nunca logró conquistar su sucesor.

 

           A RAÍZ DEL TRIUNFO DE MORENO VALLE ROSAS en el 2010, el priismo poblano empezó a desplomarse y no tuvo líderes capaces de revivirlo.

 

          El edificio de la 5 Poniente 122, que fue sede del comité estatal y que al pasar a ocupar su nueva casa en zona Norte del estado, muy alejada del Centro Histórico y ceder su sede tradicional al comité municipal. La actividad constante que ahí se mantenía desde las 07:00 horas hasta ya casi las 24:00 horas o más, dejó de realizarse.

 

          Durante los primeros años del gobernador Moreno Valle Rosas, el dirigente municipal priista, fue un hombre de negocios amigo del gobernador, pues de su casa salió el helicóptero que se accidentó. En todo ese tiempo, el edificio priista pasó a ser una casa casi abandonada.

 

         Todo el tiempo permanecía cerrada. En los tiempos de gloria del priismo no sólo era sede del comité estatal, sino de la dirigencia de la Liga de Comunidades Agrarias y del sector juvenil del partido y en tiempo de campañas electorales, se abría como siempre a las 07:00 horas y a veces no se cerraba. El movimiento era constante: había reuniones, cursos, asambleas y hasta bailes organizados por los jóvenes.

 

         Con la nueva dirigencia, ha recobrado un poco de vida. El portón no se abre de par en par, pero casi siempre está abierta la puertita de la entrada.

 

          Tal vez se piense que esto no tiene la menor importancia, pero sí la tiene, pues muestra la decadencia que el partido tricolor ha sufrido en los últimos años, en los que los priistas perdieron la unidad, empezaron las discusiones interminables, como las que siempre ha habido en el PRD (bueno, había, hoy ese partido ya no tiene ni gente para eso) llegaban grupos con mariachis y otros conjuntos musicales, grupos campesinos que protestaban, en fin, era un edificio con vida, con constante actividad.

 

         Ya todo eso se acabó. Ya no hay gente suficiente para revivir lo que en el pasado fue el PRI nacionalista y revolucionario, de antes de la llegada del neoliberalismo.

 

         AHORA EL PRI ESTÁ EN GUERRA, UNA GUERRA fratricida que amenaza con debilitarlo más de lo que ya está. Los resultados de las elecciones del 6 de junio fueron demoledoras y agarraron al partido que durante 70 años de nuestra historia fue el rey, fuera de base y ni modo, se achicó.

 

             El problema, nos dijo un amigo que ha sido militante de muchos años del partido tricolor, es que se quedó sin líderes. Los líderes priistas se formaban en la brega y sabían estar cerca de la gente, conocer sus problemas y buscarles soluciones prácticas de acuerdo a las circunstancias.

 

            “Llegó el neoliberalismo y nos alevantó”, como dice un corrido. Los tecnócratas sacaron a la clase política tradicional, para sustituirla por doctores de Harvard y de Boston, jóvenes envanecidos por sus glorias académicas, pero desconocedores de la realidad  mexicana y olvidadizos de su historia. Esos jóvenes tecnócratas empezaron a hacer de las suyas y el país empezó a hundirse económica, política y socialmente: la deuda pública en dólares, creció en forma desmesurada, se deben billones de dólares a la banca internacional, la riqueza se empezó a concentrar, como antes de la Independencia, en unos cuántos y creció la desigualdad que ya Humboldt calificaba de enorme, en los tiempos en que éramos la Nueva España; creció la corrupción, la delincuencia, la inseguridad, etc.

 

             Durante un tiempo nos creíamos el ejemplo para Latinoamérica y resultó que estamos en las mismas condiciones  de atraso político, económico y social y está costando mucho trabajo salir de esa maraña de problemas, luchando incluso con los que son los responsables de nuestra tragedia que ahora se sienten mártires y nos convocan a “salvar a México”.

 

           AYER HUBO UNA MANIFESTACION DE HABITANTES de los municipios de Santa Clara Ocoyucan y Huitzilan de Serdán, como protesta por la intención de los partidos PRI, PAN y PRD, de arrebatarles el triunfo que según afirman, obtuvieron en las elecciones de ayuntamientos del pasado 6 de junio.

 

          Juan Célis, el dirigente estatal de Antorcha Campesina, organización a la que pertenecen Rosendo Morales Sánchez e Isaías Velázquez, candidatos a las presidencias municipales de esas demarcaciones que afirman que triunfaron, afirmó que su triunfo está debidamente acreditado en las actas de las casillas, firmadas por los representantes de todos los partidos participantes en la contienda.

 

        Además, de acuerdo con la ley, las inconformidades por los resultados, deben presentarse ante las autoridades correspondientes en un plazo máximo de 72 horas y las presentaron a los 20 días.

 

      El triunfo de los dos candidatos fue por el 10 por ciento de la votación, un porcentaje difícil de rebasar sin acciones fraudulentas, afirman.

 

       

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto