Martes, 03 de Agosto del 2021
Lunes, 05 Julio 2021 01:44

El PRI respira y puede salvarse, dicen viejos militantes

El PRI respira y puede salvarse, dicen viejos militantes Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

Analizando los datos dados a conocer a través de la página del PRI del comité nacional, un grupo de priistas amigos nuestros nos dijeron que su partido tiene salvación, pues además de que es el único que tiene estructura, deteriorada es cierto, pero la tiene en toda la república, cuenta con un número de afiliados superior a los 45 mil en 10 entidades federativas que son: Estado de México, con casi 403 mil; el estado de Hidalgo, con 103 mil 387; el estado de Coahuila, con 198 mil; Nuevo León con 72 mil 658; Zacatecas con 63 mil 533; Michoacán, con 57 mil 198; Guerrero, con 51 mil 880; Oaxaca, con 46 mil 436, Campeche con 71 mil 848 y Sinaloa con 47 mil 645.


 

         En esos estados, el partido tricolor, según comentarios de nuestros amigos, está funcionando bien. Lo acabamos de ver en Guerrero, donde el candidato priista Mario Moreno Arcos, dio una digna batalla por la gubernatura; en Campeche, donde también estuvimos a punto de ganar… en fin, en varias entidades.

 

         Lo que está mal en el partido son las dirigencias nacional y estatales. No hay líderes, gente experta, con oficio político, con sensibilidad política y social. Tal parece que para ellos no ha pasado nada y siguen actuando como siempre. Colocando en candidaturas a puestos de elección popular, a inexpertos y políticos primerizos, sólo por ser familiares o amigos de los que mandan en el partido. No se quieren dar cuenta de que si los priistas fueron sacados del poder, primero por Fox, pero por ser tan mal político, tan ignorante de nuestra historia y de nuestra realidad, causó una gran decepción entre la ciudadanía y si ganó Felipe Calderón también del PAN, como su sucesor, se debió al fraude que hicieron con el apoyo de la traidora al PRI, Elba Esther Gordillo, entonces poderosa dirigente del magisterio nacional.

 

         No quieren entender que los priistas y los panistas en su compañía, ya tenían hasta la coronilla a un pueblo que tuvo que soportar casi 30 años de una política neoliberal, contraria a los principios y programa de acción del PRI, un partido surgido de una revolución social que costó al país más de un millón de muertos desde 1910 hasta 1921.

 

          “El partido Revolucionario Institucional, es heredero de esa revolución y desde 1935 hasta el gobierno de López Portillo mantuvo en diferentes grados, una política social que permitió la construcción de una clase media, mediante el impulso a la salud, a la educación, a la vivienda popular, al respeto a los derechos de los trabajadores y de los campesinos. Todo esto se fue deteriorando y llegó a su clímax en la etapa neoliberal cubierta por presidentes priistas y panistas que convirtieron a nuestro país en un desastre, a punto de sucumbir política, económica y socialmente”.

 

        “Y esto no lo pueden negar, pues están las pruebas de que en su afán de enriquecimiento, estuvieron a punto de devolver a empresas extranjeras y privadas mexicanas, el petróleo y la electricidad, con lo que perderíamos nuestra soberanía energética, como ya habíamos perdido la soberanía alimentaria”.

 

            “Una buena dirigencia, nacionalista y revolucionaria, puede iniciar una recuperación del partido con lo que aún le queda, que no es poco, pues estamos en militancia arriba de todos los demás partidos. El PAN, sólo tiene presencia real en algunos estados del norte y en entidades del centro del país, coloniales y cristeras, como Jalisco, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí y en el sureste Yucatán.

 

            “Los nuevos dirigentes del PRI tienen todavía mucho que aprender, sobre todo de las mujeres que dirigieron al partido como Beatriz Paredes, ésta última, entre 2007 y 2011, recuperó plazas que el PRI había perdido y en esos años logró gobernar al 70 por ciento del país”.

 

           LOS MIL OCHOCIENTOS EMPLEADOS SINDICALIZADOS QUE tiene el Ayuntamiento de Puebla hicieron ayer una manifestación para pedir al presidente electo, Eduardo Rivera Pérez, que se haga una investigación al líder de su sindicato para conocer en qué se gastó los 79 millones de pesos de las cuotas sindicales que los empleados han venido aportando desde la época en que gobernó al municipio Gali Fayad.

 

             Acusaron a Gonzalo Juárez Méndez de pretender seguir manejando al sindicato a su antojo, pese a ya no ser miembro de la organización sindical. Dicen que está ahí por el apoyo que le ha brindado la presidenta municipal saliente Claudia Rivera, que es la única que lo sostiene.

 

            Demandan que entregue cuentas claras del manejo de las cuotas y que informe de los despidos injustificados que se han hecho y de las nuevas contrataciones de personal para reemplazar a los que indebidamente fueron corridos.   

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto