Martes, 03 de Agosto del 2021
Martes, 20 Julio 2021 01:25

El PAN, desesperado: pide afiliarse a simpatizantes

El PAN, desesperado: pide afiliarse a simpatizantes Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

Don Marko Cortés, dirigente nacional del Partido Acción Nacional, ha solicitado a sus dirigentes estatales iniciar cuanto antes una campaña de afiliación, sin condiciones, a fin de aumentar el número de militantes panistas, pues de acuerdo con la ley, un partido con registro nacional debe tener un mínimo del 0.26 por ciento del padrón electoral y el PAN sólo cuenta con el 0.28 de ese padrón, es decir, que está a un paso de perder el registro.


 

       Esa es la causa por la que los comités panistas de los estados están embarcados en esa tarea. El padrón nacional de ciudadanos con derecho al voto es de 918 millones y el PAN cuanta tan solo con 270.800 afiliados.

 

        Todo esto se deriva de los resultados de las pasadas elecciones en las que el PAN ocupó el segundo lugar en votación, arriba del PRI, pero su número de afiliados es inferior al del partido tricolor. En Veracruz, los panistas tienen al mayor número de miembros del todo el país y apenas rebasan los 20 mil. Por eso, es falso lo que hace unos días afirmó la dirigente estatal de Puebla, Genoveva Huerta, que dijo que en la entidad poblana, Acción Nacional cuenta con 19 mil afiliados.

 

       En Puebla, aun ganando la capital del estado en las elecciones municipales, el PAN sigue siendo un partido mediano, que apenas y cuenta con comités en menos de cien de los 217 municipios de la entidad.

 

       Las pasadas elecciones del 6 de junio fueron muy claras: el PAN perdió sus bastiones de Tehuacán, San Martín Texmelucan y Teziutlán, y los triunfos alcanzados con su alianza con el PRI, el PRD, fueron ridículos. Los que fueron durante años los tres grandes partidos del país apenas obtuvieron el triunfo en 10 de los 217 municipios existentes en la entidad. Y ni uno de ellos importante.

 

        Durante sus inicios el PAN estableció en sus estatutos, que para alcanzar el grado de militante de ese partido, un aspirante debería cumplir un ‘noviciado’ de cinco años, como el tiempo que se exige a las señoritas que aspiran a ingresar a alguna orden religiosa. Un aspirante a panista debería estar esos cinco años callado y obedeciendo a sus dirigentes para demostrar ser digno de militar en el partido conservador. Eso recuerda a ese personaje colonial que dijo a un grupo de indígenas que fue a protestar por algo: “Debéis saber, que vosotros habéis nacido para callar y obedecer”.

 

          El PAN pues, no era un partido de masas, sino de élites, algo así como lo fue el Partido Comunista en sus inicios, con distintas modalidades.

 

          Pues eso se acabó. Don Marko pide a sus comités estatales y municipales que la afiliación se haga en forma sencilla y expedita, es decir, urgente. Y que se den cursos sobre la ideología y los principios en que se sustenta ese partido, ideología y principios que el PAN perdió desde su primera apertura, cuando se decidió convertir al partido blanquiazul en una franquicia de los grupos empresariales derechistas como la Coparmex, que se adueñó del PAN desde la candidatura presidencial de Clouthier ‘Maquío’, ex presidente nacional de esa organización patronal.

 

        Pero también en el PRI hace aire. Ha surgido una nueva corriente denominada Corriente Nacional de Opinión que encabezan algunos militantes no tan destacados como Fernando Lerdo de Tejada, José Encarnación Alfaro, Jaime del Río Navarro, José Zacarías Monroy y Joaquín Álvarez Ordoñez, ninguno de ellos relevante.

 

       Quieren que el PRI tenga mejores condiciones para enfrentar las elecciones de dirigentes el año próximo y que la actual dirigencia nacional modifique su forma de actuar, pues ha monopolizado la toma de decisiones.

 

         Se olvidan que en toda su historia la dirigencia de ese partido ha monopolizado no solo la toma de decisiones, sino todo, absolutamente todo.

 

        El problema del PRI es la carencia absoluta de democracia interna, pese a asumirse como un partido democrático.

 

          ¿Quiénes están atrás de esta corriente? Se dice que la promueven el ex gobernador de Hidalgo, Ángel Núñez Soto, y el ex dirigente nacional y ex candidato presidencial, Roberto Madrazo.

 

         El diputado federal Alejandro Carvajal Hidalgo y el activista Gerardo Pérez han dado la voz de alerta sobre el grave problema del agua en Puebla.

 

       El acuífero de la zona conurbada está siendo sobreexplotado y se calcula que para dentro de cinco años la escasez del vital líquido sea un gravísimo problema para la capital del estado y su zona conurbada.

 

      Son treinta grandes empresas, refresqueras, de agua purificada, automotrices, químicas y farmacéuticas, entre otras, las que consumen muy elevadas cantidades del líquido, al grado de que del 2015 a la fecha el acuífero se ha abatido en un 46 por ciento. En cinco años más estará agotado y sin posibilidades de regenerarlo.

 

       Están demandando a los organismos encargados de ese indispensable recurso y al gobierno federal se declare la veda en toda la región centro de la entidad, donde siguen surgiendo desarrollos inmobiliarios cuya dotación de agua no está garantizada para el corto plazo, como no lo estará en toda la zona conurbada.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto