Martes, 21 de Septiembre del 2021
Lunes, 13 Septiembre 2021 01:34

El mes de septiembre en nuestra historia

El mes de septiembre en nuestra historia Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

Septiembre tiene un gran significado para los mexicanos: se inició nuestra Guerra de Independencia el 16 de este mes; el 21 se cumplen 200 años de la consumación de esa batalla, con la firma del acta correspondiente entre el jefe de las fuerzas insurgentes y el jefe de los realistas, Vicente Guerrero Saldaña y Agustín de Iturbide, respectivamente.


 

        El día 13 se recuerda a los Niños Héroes en el Castillo de Chapultepec, que según algunos historiadores ni eran niños ni fueron héroes, sino una leyenda inventada en el gobierno de Miguel Alemán para exaltar en las nuevas generaciones el amor patrio. Y sí que lo lograron. Me acuerdo que los niños que entonces éramos teníamos como ejemplo a los seis alumnos del Colegio Militar que combatieron hasta morir contra los invasores estadounidenses para evitar quitarnos gran parte de nuestro territorio. Si no existieron esos aguerridos cadetes, hicieron bien en inventarlos, pues se logró el objetivo y se sigue logrando. Ya adultos vibramos de emoción al escuchar la frase: “Murió por la patria” cuando se pasa lista a los seis cadetes este día en todas las plazas públicas del país.

 

          Hace ya casi medio siglo, los pueblos latinoamericanos sufrimos otra agresión imperialista que cimbró a toda Latinoamérica: el golpe de estado al gobierno de Salvador Allende en Chile, cuyas intenciones eran lograr el desarrollo independiente de su país para que sus connacionales vivieran con liberad y con prosperidad.

 

         En septiembre de 1985 y en 2017 los terremotos que sacudieron a gran parte del país dejaron desolación y muerte en numerosos pueblos y ciudades, especialmente en la capital de la República. La Ciudad de México sufrió los mayores daños, pero surgió un brote de generosidad y solidaridad entre los mexicanos nunca antes visto.

 

         Septiembre es un mes muy importante para todos los que habitamos este país, incluso cuando un ataque terrorista derribó las torres gemelas de Nueva York y se agredió la sede del Pentágono, el centro militar más importante de los Estados Unidos, hace 20 años, pues muchos compatriotas sufrieron las consecuencias de esa agresión, allá mismo, en los Estados Unidos donde residen cientos de miles de poblanos y mexicanos en general y en los lugares de origen de esos trabajadores migrantes, como la Mixteca Poblana, donde de 50 centros de cambio de dólares sólo quedaron diez en funcionamiento. Las remesas que nuestros paisanos enviaban a sus familiares de acá disminuyeron drásticamente y tardaron meses en reponerse de ese golpe.

 

        Muchas de las familias afectadas comprendieron entonces la importancia del ahorro y ahora viven con mayor austeridad, pero más tranquilos. El consumismo propio de personas que reciben recursos sin trabajar, sólo esperando los envíos que les hacen, ya es mucho menor. Han disminuido las bodas, los bautizos, las fiestas de XV años rumbosas y hasta cursis por la exageración de sus organizadores, que llegaron a lanzar flores a una quinceañera y sus acompañantes que iban en carretas tiradas por caballos percherones, desde una avioneta, o realizar una fiesta con dos conjuntos musicales en una huerta de Chietla que estalló con gritos de alegría y brindis cuando por teléfono se comunicó que los novios habían sido declarados esposos ante Dios y ante los hombres en una ciudad estadounidense.

 

         Todos esos acontecimientos septembrinos han ido moderando nuestros usos y costumbres y ahora el desarrollo de los pueblos cuyo sostenimiento depende de trabajadores que emigraron a los Estados Unidos es más auténtico, no es de consumidores, sino en muchos casos de productores que aprovechan el dinero que reciben para emprender medianos y pequeños negocios en los que ellos mismos trabajan.

 

           En septiembre no sólo se consumó la Independencia: nació nuestra Enseña Patria y se formó el Ejército Trigarante, con la unión de las fuerzas insurgentes y realistas, en Iguala, donde fue la reunión entre Guerrero e Iturbide.

 

           LA SECRETARÍA DE DESARROLLO INTEGRAL DE LA FAMILIA (SEDIF) es una institución dedicada a eso, a atender a las familias más necesitadas de apoyo, a las que han sufrido pérdidas por fenómenos naturales como huracanes o tormentas tropicales, terremotos, etc. y que todo esto lo hace sin la menor intención política, que sería politiquería en este caso.

 

       El gobernador dijo que esa dependencia es una de las más importantes de su gobierno, pues busca la protección y apoyo para quienes más lo necesitan, sin componendas o intereses políticos.

 

        Anunció también el mandatario que el hospital de San Roque, una construcción colonial que ya no funciona como hospital desde hace muchos años, será convertida en museo. Ya están los planes y los recursos para eso y pronto se iniciarán los trabajos.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto