Lunes, 29 de Noviembre del 2021
Martes, 09 Noviembre 2021 02:42

Cómo se derechizó el PRI

Cómo se derechizó el PRI Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

Dijo Bartlett que en el sistema priista la dirección política del sistema estaba fincada en la Secretaría de Gobernación y que ésta fue suplantada a la llegada de los neoliberales, por la Secretaría de Hacienda, lo que provocó un cambio ideológico radical.


 

La semana pasada comentamos aquí parte de una entrevista que en el diario de la ciudad de México, La Jornada, le hicieron los reporteros Luis Hernández Navarro y Andrea Becerril, al director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett Díaz, ex gobernador de Puebla, sobre su cambio a Morena, afirmando que el abandono del PRI fue por motivos ideológicos e hicimos mención de lo que a este columnista le dijo cuando era senador del PT: “Yo no dejé al PRI, el PRI me dejó a mí que durante toda mi vida he sido liberal, nacionalista y partidario de una política económica que favorezca a los trabajadores, a los campesinos y a las clases medias populares”.

 

        En la segunda parte de la publicación, Bartlett explica cómo se fue cambiando al partido que, heredero de la Revolución Mexicana, gobernó al país durante más de 70 años en forma total y fue el impulsor del desarrollo nacional, hasta el grado de ponerse al frente de todos los países latinoamericanos y del Caribe. México en ese entonces era autosuficiente en alimentos y energía, lo que garantizaba su soberanía al grado de que fue el único país de la región que no acató la orden de Estados Unidos de romper relaciones con Cuba y estableció relaciones con la China comunista, entre otras cosas.

 

          Dijo Bartlett que en el sistema priista la dirección política del sistema estaba fincada en la Secretaría de Gobernación y que ésta fue suplantada a la llegada de los neoliberales, por la Secretaría de Hacienda, lo que provocó un cambio ideológico radical. Eran los tiempos en que los secretarios de Hacienda, o de Administración en toda América Latina, eran egresados de universidades estadounidenses y tomaban el control del Estado.

 

         “Este importante cambio se da en el camino hacia la elección presidencial, cuando Miguel de la Madrid hace candidato a la presidencia de la República a Salinas de Gortari. Independientemente de la personalidad de Salinas, es un traslado formal de poder. Se dio el cambio porque el PRI, va dejando de ser el PRI y ya es otra cosa. Es un partido tecnocrático”.

 

         “Esa fue la disputa que tuvimos Salinas y yo en el camino de la sucesión presidencial”. Lo describe Miguel de la Madrid en sus memorias. Ahí explica cómo se inventa un proceso de selección de candidatos para tomar la decisión, que ya no es el dedazo que estaba muy criticado. Pero ahí está el cambio por el que el PRI dejó de ser lo que era.

 

        “Un partido lejano al presidente Adolfo López Mateos, quien logra deshacerse de las empresas privadas del sector eléctrico, en una operación muy inteligente con su secretario de Hacienda Antonio Ortiz Mena, que éste describe en un libro espléndido”.

 

        “¿Qué fue lo que pasó en esos años? Que hubo una disputa por las tarifas. El Banco Mundial le exigió a López Mateos en su presencia (la de Ortiz Mena) de una manera grosera, que subiera las tarifas eléctricas para que una empresa estadounidense, a la que le había prestado dinero y no le alcanzaba para cubrir su deuda, pudiera saldarla. Esto demuestra lo que ha sido siempre la lucha entre el sector privado y su maximización de las ganancias, frente a un sistema social público, cuyo objetivo es el servicio y no el dinero”.

 

        Habla de la expropiación petrolera realizada por Lázaro Cárdenas en 1938, aunque no dice que hubo una actitud similar de los empresarios extranjeros que tenían la concesión del petróleo, cuando Cárdenas era jefe de la Zona Militar de Veracruz y quiso hacer una visita de cortesía a la petrolera, acompañado del general Múgica. Fueron detenidos a la entrada y se les informó que esperaran porque el gerente, o lo que fuera, estaba ocupado. Transcurrió más de una hora y los generales optaron por retirarse. Seguramente ese hecho influyó en la decisión tomada por Don Lázaro, cuando era ya Presidente de la República.

 

          Los extranjeros, dueños de los servicios de energía, se creen dueños del país, pues pueden paralizarlos en cualquier momento y causar daños políticos, económicos y sociales, y por eso adoptan conductas aberrantes, como el de tratar a las máximas autoridades donde están asentados, como si fueran sus empleados.

 

           El licenciado Bartlett recordó que cuando López Mateos informó de la nacionalización de la Industria Eléctrica, dijo “Mexicanos, les entrego la electricidad, pero tengan cuidado porque no faltarán más adelante, malos mexicanos que vayan otra vez a entregar el patrimonio nacional a extranjeros”.

 

          EN SU CAMPAÑA POR LA REELECCION COMO dirigente estatal del PAN, Doña Genoveva Huerta convocó a una reunión en el salón de fiestas de la colonia San Manuel.

 

          Lo interesante del caso es que habló de la gran ola panista, cuando se sabe, porque hace poco se hizo público, que el Partido Acción Nacional, tiene tantos miembros que apenas superan los necesarios para no perder su registro.

 

          Es lógico que los dirigentes del PAN hablen de lo que realmente no tienen: fortaleza, unidad, han perdido su ideología, no tienen estructura electoral y, además, están divididos y parece que no existen posibilidades de que las corrientes en pugna se unifiquen.

 

          Estar fuera de la realidad, después de dos sexenios en el poder presidencial, es lo que caracteriza al Partido Acción Nacional que se aficionó al poder, pero le faltó y le falta, trabajo, mucho trabajo, para mantenerse en él. Los dos ex presidentes panistas, que nunca tuvieron una comunicación real con el pueblo, ahora pretenden convencerlo de que su permanencia en Los Pinos, fue muy importante y benéfica para el país, a través de mensajes que suben a Twitter Fox y Calderón, haciendo el ridículo.

 

        Doña Genoveva estuvo también en Tehuacán y ante no más de cien personas, dijo que la entidad sigue siendo bastión panista, y que los panistas de allá le han dado su apoyo. Critica a los gobiernos municipales morenistas que han provocado retraso en el municipio. En realidad sólo ha habido un gobierno “morenista” en Tehuacán, que presidió un señor que era panista de la corriente morenovallista y que resultó un soberano fracaso. En realidad el ayuntamiento del segundo municipio más importante del estado deja una estela de corrupción e ineficiencia, pero estaba conformado por ex panistas de la misma corriente a la que pertenece Doña Genoveva, que se contradice al afirmar que el viejo PAN era cerrado a la participación de sus militantes como candidatos y que, ahora, todos pueden participar abiertamente sin distinción de clases. Nunca el PAN ha sido tan cerrado como en la época del primer gobierno panista del estado y la prueba está en que los integrantes de tal gobierno fueron todos del grupo del gobernador, quienes de panistas tenían el nombre, pero nada más. Sólo un militante blanquiazul de la vieja ola figuró en el gobierno. Los más destacados de los panistas poblanos huyeron y empezaron a regresar en tiempos de Gali. Doña Genoveva pertenece a ese grupo selecto, discriminador y autoritario.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto