Lunes, 29 de Noviembre del 2021
Lunes, 22 Noviembre 2021 04:05

Revive la historia de la Revolución

Revive la historia de la Revolución Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

PUEBLO QUE OLVIDA SU HISTORIA está obligado a repetirla. Pese a los esfuerzos hechos por los gobiernos neoliberales, entre ellos los dos panistas, para que los mexicanos nos olvidemos de la historia patria, todavía tenemos algo de memoria histórica.


La historia de la Revolución Mexicana que, como dijo el presidente López Obrador, ha sido el movimiento más popular de la historia nacional, pues cientos de miles de personas se vieron involucradas en ella y los líderes más notables en sus etapas de desarrollo fueron, en su mayor parte, surgidos de las clases populares o clases medias.

 

            Fue la rebelión violenta de un pueblo cansado de tantas injusticias cometidas por los poderosos de entonces y de un gobernante, Porfirio Díaz, que traicionando los principios por los que luchó en su juventud instituyó un gobierno esclavista que servía a los intereses de los ricos hacendados e industriales, éstos por lo general extranjeros, pisoteando los derechos de la clase trabajadora, que era explotada sin misericordia y de los campesinos que eran tratados como esclavos de los tiempos coloniales.

 

          Los gobiernos revolucionarios surgidos de ese movimiento fueron los artífices del desarrollo nacional moderno, pero poco a poco, los gobiernos revolucionarios fueron cayendo en vicios como la corrupción y la ineficiencia, olvidándose incluso del compromiso social que tenían la obligación de cumplir.

 

          Llegó el neoliberalismo con el que se olvidó por completo la historia de la primera revolución social del mundo y, a propósito, su historia fue borrada del discurso oficial, lo mismo que la fecha de su inicio para lo que se inventaron los puentes vacacionales, mediante los cuales se confundía a la población.

 

         EN EL FESTEJO NACIONAL DEL DIA 20 volvieron a sonar los nombres de Emiliano Zapata, Pancho Villa, Venustiano Carranza, Francisco I. Madero y de muchos más que figuraron destacadamente en ese movimiento, que fue causa de la muerte de más de un millón de mexicanos.

 

          Aquí en Puebla se recordó con solemnidad a los primeros hombres y mujeres que murieron por la causa revolucionaria, dos días antes del estallamiento general, porque el gobierno ordenó el cateo de la casa de los Serdán, en busca de armas. La familia Serdán y sus seguidores se defendieron y, puede decirse que Aquiles y Máximo Serdán y varios de sus seguidores, fueron los primeros muertos de la Revolución Mexicana.

 

          PUEBLO QUE OLVIDA SU HISTORIA está obligado a repetirla. Pese a los esfuerzos hechos por los gobiernos neoliberales, entre ellos los dos panistas, para que los mexicanos nos olvidemos de la historia patria, todavía tenemos algo de memoria histórica.

 

          Ante las injusticias sociales a las que se ha enfrentado el pueblo de México se ha respondido con protestas, con movimientos sociales y pocas veces, salvo los intentos de grupos surgidos en Chihuahua, pero principalmente en Guerrero, con Genaro Vázquez Rojas y Lucio Cabañas, ha respondido acudiendo a las urnas en forma masiva para sacar del gobierno a los corruptos e insensibles que han visto al país como un botín para su beneficio personal, como ocurrió en el 2018, en que la votación para el candidato más aceptado por las masas populares alcanzó más de 30 millones de votos.

 

         Hay un sexto sentido que lo aleja de la oposición violenta. Tal vez el recuerdo de la Revolución de 1910, que duró once años provocando el sufrimiento de todos los mexicanos sin distingos de ninguna especie y de la pérdida de un millón de vidas.

 

         En Colombia, hay una revolución violenta y activa, que lleva ya medio siglo y no se acaba. Nadie quiere que se repita nuestra historia; nadie quiere vivir lo que viven otros pueblos sumidos en la miseria y el atraso, y para eso debemos tener conciencia cívica, luchar por la justicia y el desarrollo  por la vía democrática, y no permitir intromisiones de otros países interesados en saquear nuestras riquezas naturales; para lo que son ellos los que provocan los enfrentamientos armados y la inestabilidad social, como en Cuba y Venezuela.

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto