Lunes, 08 de Marzo del 2021
Viernes, 05 Febrero 2021 02:09

La detención de Marín no afecta la alianza PRI, PAN, PRD

La detención de Marín no afecta la alianza PRI, PAN, PRD Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

La dirigencia estatal del Partido Revolucionario Institucional dijo ayer que la detención del ex gobernador priista Mario Marín Torres no afecta la alianza Vamos por México, conformada por los tres partidos que durante décadas, fueron los más importantes del país: el PRI, liberal; el PAN, conservador de derecha y el PRD, de izquierda.


 

               Lo que afecta a esa alianza es que fue acordada por las cúpulas y no por acuerdo de las bases de esos partidos; lo que afecta a Vamos por México es que no hay cohesión posible entre tres partidos con diferentes ideologías formales, con distintas formas de organización y de trabajo, como ya lo estamos viendo, y en que por la forma de actuar de sus dirigencias, ya tienen un problema de rechazo de sus bases que en muchos casos se abstendrán de votar.

 

              El vocero del PRI, que ellos saldrán a trabajar, sin meterse en cuestiones de “chismes políticos”.

 

              LA SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN OLGA Sánchez Cordero, dijo ayer en la conferencia “Mañanera” que espera un proceso correcto sin intereses políticos.

 

              Hay confianza en el PRI, se dijo en un comunicado oficial, en las autoridades, en las instituciones y que esperan un proceso en el que la justicia se aplique, sin sesgos de ninguna naturaleza ni motivaciones. En todos los casos los hechos deben ponderarse en su justa dimensión y deben identificarse las responsabilidades y los responsables.

 

             DESDE QUE EL PROBLEMA SE INICIÓ DIJIMOS EN ESTE ESPACIO que la Oficina de la Presidencia del gobierno de Fox formuló un plan para promover el debilitamiento del PRI en los estados donde más votación recibía, y para eso, aprovechando errores de sus gobiernos estatales, se llevarían a cabo campañas mediáticas destinadas a desalentar el voto por los candidatos surgidos del Revolucionario Institucional. Esos estados eran: el Estado de México, Puebla, Veracruz y Oaxaca. También se haría con los dos estados que más votos aportaban al PRD: Michoacán y Guerrero, ambos con gobiernos perredistas.

 

            El problema de Puebla, donde esa campaña fue más intensa, se debió al mal manejo que se dio al asunto desde el gobierno estatal.

 

            No hay que olvidar que hubo la intención de armar un gran escándalo durante los festejos del 5 de Mayo, a la hora en que se llevara a cabo el desfile cívico-militar.

 

            Para esto, se anunció que el presidente de la república no asistiría y que en su lugar vendría un secretario de Estado, parece que el de Educación, que sería el que tomara la protesta a los conscriptos del Servicio Militar Nacional, pero este tampoco estaría en el desfile, regresando después de la ceremonia en Los Fuertes, a la ciudad de México en helicóptero.

 

            El intento fracasó porque los “izquierdistas” contratados para ello no hicieron bien el trabajo. Recibieron medio millón de pesos para pagar al grupo que rompería el orden a la hora del desfile y sólo gastaron diez o veinte mil pesos para pagar a 50 desarrapados que se concretaron a lanzar algunos gritos frente a la tribuna oficial y al intervenir la policía que estaba alertada de lo que pudiera ocurrir, se dispersaron.

 

            Todo esto fue real. Nos lo comentaron dos amigos que en todo momento estuvieron enterados del asunto, por nexos en la oficina de la presidencia ya mencionada que estaba a cargo de un panista que en el sexenio de Calderón, pasó a ser senador por un estado del norte.

 

           TAMPOCO HAY QUE OLVIDAR QUE EN ESA EPOCA el fallecido gobernador Rafael Moreno Valle Rosas ya estaba buscando la forma de ser candidato a la gubernatura de la entidad y que contaba con el apoyo de la maestra Elba Esther Gordillo, líder del magisterio nacional.

 

            Moreno Valle Rosas, ya como gobernante, cíclicamente lanzaba campañas contra Mario Marín y los principales funcionarios de su gobierno. Bueno, esto ya es historia. El asunto se revive muy cerca de las elecciones de junio y seguramente tiene finalidades políticas, además de otras.

 

            NACIONALIZAR EL LITIO ES IMPORTANTE para asegurar la soberanía energética de México, dice el senador poblano Alejandro Armenta Mier, quien ha presentado una iniciativa para ello en el Senado de la República, y eso es cierto.

 

            Recordamos que el maestro Carlos Ibarra, catedrático de economía política en la Escuela de Derecho y Ciencias Sociales, de la UAP, nos decía que para ser soberano y asegurar esa soberanía, un país, el que fuera, debería tener básicamente dos condiciones: ser soberano en alimentos básicos y tener soberanía energética.

 

           Nuestro país lo era hasta la llegada de la tecnocracia salinista. En los gobiernos neoliberales se retiró la asistencia técnica al campo. Los campesinos que la requirieran, debían contratar a sus agrónomos y veterinarios y pagarlos por ese trabajo. Lógicamente ningún campesino mexicano, salvo los rancheros herederos de los viejos hacendados, tenían recursos para ello y la producción de maíz, frijol, arroz y oleaginosas, se desplomaron, lo mismo que la producción lechera y ahora importamos todos esos alimentos. En la cuestión energética, al llegar al poder el actual Gobierno federal, estábamos importando gasolina, lo seguimos haciendo pero vamos para remediar esa situación reconstruyendo nuestras abandonadas refinerías y construyendo una nueva, la de Tres Bocas.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto