Jueves, 18 de Agosto del 2022
Jueves, 14 Julio 2022 00:24

Morena, ¿acechada por el mercado?

Morena, ¿acechada por el mercado? Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

“El triunfo de Morena en el 2024 parece inevitable: no obstante en política no hay nada determinado, el futuro siempre es impredecible, y en un país sujeto a tantas variables del cambio es a veces ilocalizable, cabe advertir, a partir de la L Legislatura forjadora de la Apertura de reformas electorales


 

              Ayer publicamos en este espacio la primera parte de la respuesta que nos da Antonio Tenorio Adame, economista y académico de la BUAP en su campus Tehuacán, a la pregunta de cuál es el futuro del nuevo partido en el poder y del país: su respuesta coincide con lo que en este espacio hemos señalado en diversas ocasiones. Mientras Morena no se constituya como un verdadero partido político con estructura, organización, unidad y disciplina, será, como dice nuestro entrevistado, un gigante con pies de barro, que no sólo no ayuda al presidente López Obrador en su lucha por la 4T, sino que constituye un estorbo.

 

          La guerra sucia, traída a México por Vicente Fox y sus amigos en el 2000, prendió muy bien en los partidos políticos existentes, principalmente en el PAN y en el Revolucionario Institucional y al parecer llegó para quedarse, pues los españoles expertos en ese tema hicieron un buen trabajo y destruyeron los usos y costumbres de los políticos mexicanos, provocando el máximo desprestigio de quienes se dedican a la actividad política, que debería ser respetable, seria y honesta, y se ha convertido a raíz de la llegada al poder de los panistas en algo deleznable y sucio, pues se basa en el esparcimiento de chismes, rumores y afirmaciones falsas sin ningún sustento, en las que se involucra a familiares de los protagonistas, algo que está prohibido incluso en los códigos de conducta de las organizaciones criminales.

 

            “El triunfo de Morena en el 2024 parece inevitable: no obstante en política no hay nada determinado, el futuro siempre es impredecible, y en un país sujeto a tantas variables del cambio es a veces ilocalizable, cabe advertir, a partir de la L Legislatura forjadora de la Apertura de reformas electorales, en 1977  , se desvaneció la hegemonía de un solo partido dominante, en 1988 se dio la competencia al neoliberalismo en formación, en la contienda electoral de Cárdenas-Salinas, en 1997 con la LVII Legislatura se rompe la mayoría calificada del PRI; a la que sucederán otras como consecuencia de rechazo a las políticas regresivas como ocurrió al Presidente Felipe Calderón, quien primero perdió la mayoría en el Congreso en la LVIII Legislatura debido a errores y contingencias epidemiológicas: la primera proteger a dueños responsables del incendio de la Guardería ABC de Hermosillo, Sonora, así también por los cortes de agua de Iztapalapa y el ocultar el contagio de la AH1N1, aun cuando en el lapso se dio la visita del presidente de EEUU, Barack Obama. Esos errores costaron la pérdida de la mayoría en las Cámaras federales.

 

           “Andrés Manuel pone en la balanza de la justicia su proyecto personal basado en paradigmas que simbolizan el cambio de desarrollo de la nación. Por eso construye Dos Bocas y el “Tren Maya”. Por otra parte se incluye con orgullo las remesas de los migrantes, sin tomar en cuenta todo el costo social que significa la pérdida de poblaciones y otorgarla al principal país que nos domina, además de que parte principal de ellos son campesinos cuya existencia es amenazada por la extinción, siendo México un país de carencias alimentarias perdemos a nuestros abastecedores de manera vergonzosa. El desarrollo propulsado por AMLO se basa en la simbología de paradigmas del pasado, en cambio se mantiene la migración que es un contrasentido del desarrollo, es despojo o pérdida de población de nacionales, pérdida de mano de obra, en especial campesinos productores de alimentos. No existe un programa de desarrollo basado en el interés de la nación con fundamento geopolítico que garantice la existencia sana de la población con alimentos y vacunas como prioridad.

 

           “La política económica del actual gobierno es de carácter recesivo, primero porque está basada en el estímulo al consumo sin que se cuente con la contrapartida de generación productiva que equilibre la demanda, además de estar sujeta a las condiciones externas de hegemonía del mercado sobre la base de sobre explotación financiera generada por la deuda consolidada y el control monetario impuesto por la tendencia creciente de la tasa de interés del Departamento del Tesoro de Washington, así como el manejo fiscal de presupuestos no deficitarios. La inflación se estimulará con los efectos de la Guerra de Ucrania, en especial el alza de los precios del petróleo.

 

          “El último tercio del sexenio se verá afectado por los inconvenientes que genera la inflación, más cataclismos de la naturaleza como se ha registrado en el presente año agrícola entre incendios de bosques, inundaciones o sequías de consideración que afectan tanto al campo en la producción alimentaria como a ciudades donde amplios sectores de la población se ven afectados”.

 

¿?

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto