Jueves, 18 de Agosto del 2022
Martes, 02 Agosto 2022 00:14

Como se pronosticó: las elecciones de consejeros en Morena, un desastre

Como se pronosticó: las elecciones de consejeros en Morena, un desastre Escrito Por :   Gabriel Sánchez Andraca

Aquí en Puebla, los municipios más problemáticos fueron Tehuacán, el segundo municipio más importante de la entidad, después de Puebla-capital, Teziutlán, en distritos de esta capital, en Amozoc, y otros distritos más.


 

Columnistas, articulistas y políticos con oficio y sensibilidad lo habíamos advertido: las primeras elecciones internas de Morena, el partido en el poder, serían muy cuestionadas por la serie de vicios que hicieron recordar la época priista de nuestro país.

 

           Los militantes se quejaron de acarreos, pago por voto a favor de determinados candidatos, promesa de entrega de despensas; en fin, todos los vicios que acarrearon a Morena, los militantes provenientes del PRI, PRD y hasta del PAN.

 

           Eso ocurrió en municipios de Puebla y otros estados del país como Zacatecas, Tabasco, Chiapas, Guerrero, Veracruz, Baja California, Michoacán y Oaxaca, entre otros.

 

            Aquí en Puebla, los municipios más problemáticos fueron Tehuacán, el segundo municipio más importante de la entidad, después de Puebla-capital, Teziutlán, en distritos de esta capital, en Amozoc, y otros distritos más.

 

            Los problemas más graves se dieron en Tehuacán, donde se suspendió el proceso; en Teziutlán, donde incluso hubo una aprehensión, la de la diputada federal suplente Concepción González Molina; y en Amozoc donde se quemaron las boletas, pues el presidente municipal pretendió imponer a una candidata orientando la votación hacia ella con el acarreo de los empleados del Ayuntamiento con la orden de votar a su favor.

 

          EN REALIDAD NO SE NECESITABA SER UN GENIO para pronosticar los problemas de la primera elección formal de delegados distritales que en Puebla serán 150 y para lo que se apuntaron 2 mil 400 y algo más de aspirantes.

 

        La desorganización observada ayer en este proceso es producto de la desorganización de Morena como partido.

 

        Su dirigente nacional, Mario Delgado, dijo que se anularían los procesos en los lugares donde se demostrara que hubo irregularidades y la verdad es que las hubo en una gran parte del país.

 

        Se afirma que en Nayarit, Tamaulipas, Sinaloa, Tlaxcala, Campeche y la mayor parte de los distritos de la Ciudad de México y su zona conurbada no se reportaron problemas o estos fueron leves.

 

         LA ASISTENCIA DE VOTANTES, ACARREADOS O NO, fue bastante importante. En esta capital hubo un centro de votación en el estadio con muchos acarreados en autobuses del transporte público, lo que provocó protestas airadas.

 

         Las actividades en el Estadio Cuauhtémoc se iniciaron desde el sábado, día en que acudieron a inscribirse como miembros activos de Morena muchos simpatizantes para poder votar por los delegados distritales al día siguiente.

 

       HEMOS DICHO EN ESTE ESPACIO QUE MORENA NO PODRÁ resistir las presiones de sus propios militantes, ni podrá ser un partido auténticamente democrático como sus dirigentes dicen si no se organiza para ser un verdadero partido.

 

          La inmensa mayoría de los morenistas no conocen cabalmente la ideología y propósitos del partido al que dicen pertenecer y eso lo hace un partido débil: no tiene estructura, apenas la está creando y ya está en el poder; no tiene unidad interna, ya tiene cinco grupos que pelean entre sí y que proceden de los 12 grupos o tribus que le llegaron del PRD; carecen de educación democrática y están recurriendo a los procedimientos antidemocráticos que le llevaron los militantes procedentes del PRI, que son muchos, y los panistas que se incorporaron al nuevo partido, son oportunistas que salieron del partido derechista cuando éste perdió el poder y al que se habían afiliado, cuando llegó al poder en el año 2000.

 

        SIGUE IMPERANDO EN LA POLÍTICA MEXICANA LA guerra sucia, sistema importado por los panistas durante la campaña de Vicente Fox con un experto español, ya nacionalizado mexicano, con base en chismes y rumores contra sus adversarios, que incluso involucraban a familiares de candidatos o dirigentes, lo que convirtió a la política mexicana en una actividad baja y despreciable.

 

         LA CUARTA TRANSFORMACIÓN INCLUYE NO SÓLO el cambio del sistema de gobierno y la lucha contra la corrupción, sino el cambio de actitud en la política del partido en el poder.

 

         Una mayoría aplastante está de acuerdo con el trabajo que como presidente de la república está realizando Andrés Manuel López Obrador. Pero esto podrá ser pasajero si el partido en el poder no se constituye como un partido verdaderamente democrático, bien organizado y despojado de los enormes vicios que prevalecieron en el pasado reciente. Ojalá y lo entiendan sus dirigentes.

 

          Morena tiene todavía tiempo para adoctrinar a sus bases, disciplinarlas y organizarlas para la próxima lucha electoral: en el evento del sábado demostró su capacidad de movilización, la simpatía que muchos ciudadanos tienen por el partido formado por el presidente para poder llegar al poder, el apoyo que esa ciudadanía brindó y todavía brinda al primer mandatario. Pero él no puede avanzar solo sin el apoyo fuerte y organizado de su partido. Los dirigentes políticos de Morena deben tener en cuenta eso y actuar en consecuencia: adoctrinamiento, organización y disciplina serán la base de todo. Sin eso no se podrán detectar a los oportunistas que se han colado y que son los que provocan la mayoría de los problemas.

 

        

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto