Lunes, 10 de Mayo del 2021
Martes, 13 Abril 2021 02:52

La soberbia no es grandeza sino hinchazón

La soberbia no es grandeza sino hinchazón Escrito Por :   Arturo Rueda

El peor enemigo de Morena no será un PRIANRDista, sino los morenistas desplazados y maltratados por el oscuro proceso de selección de candidatos. Cada uno le hará la guerra al ganador de la candidatura jurídica, política y territorial. Morena, pues, es un ejército sin disciplina. Van a la guerra llenos de rencillas, odios personales, sin instrumentos de operación, cicatriz o negociación.


 

Del plato a la boca se cae la sopa, y aunque la jerarquía de Morena sigue confiado en que las encuestas le darán un triunfo arrollador en la elección de diputados federales, el exceso de soberbia con el que han operado, así como la nula operación cicatriz, podrían provocar un vuelco.

 

De entrada, algunas de las encuestas que dan esos triunfos arrolladores son de metodología endeble.

 

Por ejemplo, la de El Financiero –de Alejandro Moreno– únicamente se trata de mil entrevistas telefónicas para ¡todo el país! Y la de Massive Caller son 600 entrevistas telefónicas por Distrito.

 

El problema más serio es la división interna en Morena. Desde el nivel municipal, el partido se incendia. Es muy conocida la frase de que “all politics is local”. Si los candidatos en municipios no operan, los distritos federales se debilitan.

 

Veamos algunos casos.

 

El muy enojado edil de Huauchinango al que le negaron la reelección, Gustavo Vargas, hará todo para que Liliana Luna Aguirre pierda. ¿Por qué? Porque son enemigos mortales, pues fue el propio Vargas quien difundió el robo de ataúdes ocurrido en la administración de Gabriel Alvarado Lorenzo.

 

En San Andrés Cholula, el principal operador en contra de Karina Pérez Popoca será Adan Xicale, quien ya tapizó el municipio y las juntas auxiliares de pintas con “no reelección”.

 

El mismo fenómeno se presenta en San Pedro, pues ayer el edil Arriaga -al que se le negó la reelección- le dijo hasta violador al candidato Lorenzini en entrevista con Juan Carlos Valerio. En ese municipio, Lorenzini también trae encima a Tonantzin.

 

La joya de la corona de las discordias es Puebla capital, pues Claudia se siente ‘diosa en el poder’ desde que fue designada y desestima el daño que puede hacerle Gabriel Biestro en la contra operación.

 

Es tanta la soberbia que no hubo negociación de la planilla, y la presidenta con licencia incluyó solamente a sus ClaudiaZombies: Leobardo Rodríguez, Liza Aceves, Ángel Rivera, Carmen María y Ana Laura Escobar son los primeros lugares.

 

Los que entrarán a Cabildo aunque ella pierda, para defender los asuntos financieros y de adquisiciones.

 

Por supuesto, no hubo el mínimo intento por negociar posiciones. Y el mismo fenómeno de soberbia se repite en todas las alcaldías.

 

Así que no lo dude: el peor enemigo de Morena no será un PRIANRDista, sino los morenistas desplazados y maltratados por el oscuro proceso de selección de candidatos. Cada uno le hará la guerra al ganador de la candidatura jurídica, política y territorial.

 

Morena, pues, es un ejército sin disciplina. Van a la guerra llenos de rencillas, odios personales, sin instrumentos de operación cicatriz o negociación.

 

En la primera semana de campaña federal, según Massive Caller, Morena se lleva 10 distritos federales, el PRIANRD se lleva 4 y hay uno en empate técnico.

 

Pero en las dirigencias hay confianza pese a que se avecina la sustitución de Luis Cobo en Tehuacán: Morena acabará dinamitándose a sí mismo como parte de la soberbia infinita en la que viven.

 

Ya lo dijo San Agustín: “la soberbia no es grandeza sino hinchazón, y lo que está hinchado parece grande, pero no está sano”

 

En Morena hay mucha soberbia: parecen grandes, pero puede ser pura hinchazón.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto