Viernes, 07 de Mayo del 2021
Lunes, 19 Abril 2021 03:10

Favorcitos y golpes de un radiodifusor poblano

Favorcitos y golpes de un radiodifusor poblano Escrito Por :   Arturo Rueda

Uno de los beneficiarios en Puebla fue Antonio Grajales de Grupo Oro. Pero con la llegada de los modernos servicios de Streaming como Spotify, más la caída de los convenios publicitarios con la 4T, el negocio de la radiodifusión se pulverizó y las estaciones que antes todos deseaban, hoy ya no. Ni siquiera las quieren los beneficiarios, y ahora buscan que el gobierno federal les regrese las contraprestaciones que pagaron


 

Como el buen periodismo solamente se confirma con el tiempo, de los 22 nombres que CAMBIO adelantó como parte de la lista final de candidatos a diputados locales, hace más de una semana, se confirmaron 21 y sólo se cayó el secretario de Organización Aristóteles Belmont quien le dejó el paso en Cholula a Pablo Salazar Vicentello. 

 

De la lista total de los 26 distritos, se puede decir que el grupo del gobernador Barbosa se llevó 19 candidaturas, el eje Armenta-Evangelista 4 y Claudia Rivera Vivanco 3. 

 

La mesa de acuerdos políticos dejó todo planchado para que el gobernador reedite su mayoría en el Congreso local, respetado su investidura y papel, pero todo indica que Barbosa no quedó contento pues entiende el caramelo envenenado que recibió.

 

Entre los cuatro candidatos del eje Armenta-Evangelista, más los que ingresen por la vía plurinominal que podrían a llegar a cuatro, incluidos Garmendia y el propio Evangelista, incluso si llegaran a ganar los de Claudia, podría crearse un bloque anti-Barbosa en el seno del Congreso local, dificultando cualquier operación.

 

El problema, claro, es que ese bloque decidido a torpedear las iniciativas del gobernador podría tener entre 5 a 10 diputados. Todos con los colores de Morena enfrentándose desde hoy a otros diputados de Morena

.

De entrada, eso va a dificultar que un diputado afín al gobernador se convierta en coordinador del grupo parlamentario y eventual presidente de la Junta de Coordinación Política.

 

De los 19 afines al gobernador, ¿quién podría tener los suficientes tamaños y experiencia para oponerse a Evangelista ahí dentro?

 

Por experiencia y talento -que se ve escaso en esa lista de 19- sólo destaca Sergio Salomón Céspedes, y los tres que buscan la reelección: Emilio Maurer, Olga Romero y Fernando Sánchez Sasia. Pero la caballada luce flaca.

 

Seguro llegarán otros refuerzos en las listas plurinominales del PT -que todavía desconocemos-, así como Jimmy Natale del PVEM y quizá si lograran colar al de Redes Sociales Progresistas, pero ninguno de ellos podrá liderar a Morena.

 

Dentro de todo este esquema, lo más doloroso es lo que ocurrió en el Distrito de Cholula: si el barbosisimo echa toda la carne al asador para hacer ganar a Karina Pérez Popoca, también van a hacer ganar a Pablo Salazar Vicentello, uno de los enemigos declarados del gobernador.

 

Y claro, como un acto de absoluta perversión, que los votos que obtengan esos 19 candidatos barbosistas llevarán al Congreso local a otros dos enemigos declarados del gobernador: Evangelista y Garmendia.

 

Así que de alguna forma ya resulta irrelevante todo lo que ocurra en las elecciones, pues en lo político se perfila una jugada para coartar en lo institucional a Barbosa. Y lo único que queda por ver es el tamaño del bloque y qué tanto daño puede hacer.

 

Por supuesto, ninguna historia se ha escrito y desde su posición privilegiada todavía puede el gobernador elegir quiénes quiere que sean sus aliados y quienes sus enemigos.

 

De los enemigos, ya le sobran.

 

De los aliados, ya le escasean.

 

Golpes y favorcitos radiofónicos. El corrupto y telegénico Enrique Peña Nieto le pagó favores a las radiodifusoras que lo ayudaron a ganar con un movimiento de cuestionada legalidad con los llamados combos: la transición de estaciones AM al espectro FM mediante el pago de contraprestaciones económicas.

 

O sea, convertir estaciones AM en FM con la misma concesión.

 

 

Era la época en que esos radiodifusores recibían ingentes convenios de publicidad del Gobierno federal y pensaban en hacerse más ricos. Uno de los beneficiarios en Puebla fue Antonio Grajales de Grupo Oro.

 

Pero con la llegada de los modernos servicios de Streaming como Spotify, más la caída de los convenios publicitarios con la 4T, el negocio de la radiodifusión se pulverizó y las estaciones que antes todos deseaban, hoy ya no.

 

Ni siquiera las quieren los beneficiarios, y ahora buscan que el Gobierno federal les regrese las contraprestaciones que pagaron. No hubo negocio y quieren su dinerito de vuelta.

 

El radiodifusor Antonio Grajales es uno de los principales cabilderos, quien recientemente le pidió de favorcito a un importante diputado poblano que se aprobara legislativamente el retorno por la vía de un crédito fiscal.

 

Como no ha recibido el “favorcito”, a Grajales se le ocurrió golpear al diputado poblano.

 

Será un escándalo cuando se revelen los nombres, estaciones y beneficiarios del “favorcito” radiofónico.

 

Recuerden que para los de la 4T su pecho no es bodega.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto