Lunes, 10 de Mayo del 2021
Lunes, 26 Abril 2021 03:40

La campaña maldita 2021 para Morena

La campaña maldita 2021 para Morena Escrito Por :   Arturo Rueda

En el ámbito de la campaña local todo es peor, marcado por la guerra entre Barbosa, Armenta y Carlos Evangelista con la venia de Mario Delgado para tomar todo tipo de decisiones. La incorporación de varios armentistas a la lista de diputados locales, con la cereza del agravio llamado Pablo Salazar Vicentello por el Distrito 10 de Cholula


 

El desaseo en la nominación de candidatos pasó a un tono grotescamente pornográfico con el escándalo del pedófilo Saúl Huerta, diputado federal que recibió el beneplácito para la reelección quién sabe de qué manos al interior de Morena.

 

Ahora, tocará a Iván Galindo Jiménez, el priista más prometedor de su generación y que oscuramente dejó el tricolor para convertirse en asesor de Claudia Rivera, tomar la estafeta. Sentarse en una silla tocada por el demonio de la pedofilia y el abuso a menores.

 

No es una mala opción. Antes se exploraron otras, pero sólo Iván tendrá la entereza de comenzar campaña criticando a Saúl e iniciar camino apenas con un mes para tratar de posicionarse y formar estructuras, aunque dicen que Claudia no estuvo de acuerdo en su nominación.

 

Es una campaña maldita porque todo huele mal y se pone peor.

 

El pleito entre René Sánchez Galindo y Liza Acevez por la candidatura del Distrito XII. Entre ires y venires, nadie hizo campaña diez días hasta que el ex secretario de Gobernación de Clau la desplazó con lujo de violencia política de género.

 

El golpe a Julieta Vences en el Distrito de Serdán. Con todo para reelegirse, el INE canceló su registro por no enviar sus informes de fiscalización. Sigue peleando en tribunales, pero ya se perdió un mes de campaña que no va a recuperar.

 

La guerra de Rafaela Vianey vs el fuereño Mauricio Toledo en San Martín. Ya perdió en el TEPJF pero ahora le hace guerra de guerrillas por todo el Distrito para hacer que el ex delegado de Coyoacán muerda el polvo.

 

La conductora Sandra Ortiz, designada de última hora en el Distrito 9, que se dedica a rescatar perritos.

 

En el ámbito de la campaña local todo es peor, marcado por la guerra entre Barbosa, Armenta y Carlos Evangelista con la venia de Mario Delgado para tomar todo tipo de decisiones.

 

La incorporación de varios armentistas a la lista de diputados locales, con la cereza del agravio llamado Pablo Salazar Vicentello por el Distrito 10 de Cholula.

 

La ocupación de la lista plurinominal en la que va al propio Evangelista en la posición 2 –entrada segura al Congreso local– y Garmendia en la 4, por lo que entre más votos metan los barbosistas, más segura es la entrada del dirigente local.

 

Dicen que había un acuerdo para repartirse la lista plurinominal, pero no la cumplieron.

 

Por cierto, parte de la campaña maldita es la guerra de dirigentes entre el fifí Carlos Bracamonte y el indígena Garmendia.

 

 

Pase lo que pase en el resultado final, la bancada de Morena llegará dividida al Congreso local entre los leales a Armenta-Evangelista y los leales al gobernador.

 

Los municipios son campos minados, pues en todos hay pleitos jurídicos que escalan.

 

Ayer Marisol Cruz hizo un mega mitin contra el candidato Nacho Mier y le dijo de todo, entre eso que hay un nuevo grupo dominante denominado “morenonachismo”.

 

Arriaga y Tonantzin preparan todas sus balas vs Lorenzini, quien también traicionó a José Juan y ya no incorporó a su hermana, por lo que se ganó su odio y ahora apoya a Paola Angón.

 

La guerra de Biestro vs Claudia sigue de alta intensidad y se va a poner peor, mucho peor.

 

En San Andrés, además del bombardeo en pintas por la “no reelección”, los Xicale enviaron a una de sus fieles por el PES para robarle votos a Karina para hacerla perder a toda costa. El independiente Felipe Sandoval sigue avanzado y ya vale más que muchos partiditos.

 

En Huachinango, el ecoloco Vargas hace de todo para que no llegue su odiada #LadyAtaúdes.

 

Por si fuera poco, un capítulo inédito de la campaña maldita es la buena pesca de candidatos resentidos que hizo Jimmy Natale para el PVEM. Van a dar muchas sorpresas, y donde no, harán perder a muchos morenistas confiados.

 

No hay espacio del territorio electoral de Puebla en el que Morena tenga paz.

 

Y si todo sigue así, van a conseguir la paz de los sepulcros, porque la discordia infinita solo lleva a la derrota.

 

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto