Domingo, 09 de Mayo del 2021
Miércoles, 28 Abril 2021 03:27

Se cayó la farsa: Claudia no ganó la encuesta

Se cayó la farsa: Claudia no ganó la encuesta Escrito Por :   Arturo Rueda

Ahora ya da igual que el Tribunal Electoral tumbe o no el procedimiento irregular para hacer candidata a la reelección a Claudia. Es más, en este momento Gabriel Biestro debería desistirse, pues ya logró su objetivo: demostrar que esa candidatura tiene el vicio de la mentira. Que nació muerta


 

Desde la noche de marzo en que le fue mostrada una encuesta sin pies ni cabeza que fungió como candidata a Claudia Rivera Vivanco sin fiesta ni algarabía, sino con una fotografía filtrada desde el teléfono de Carlos Evangelista, ahora Gabriel Biestro ha sido redimido por la justicia electoral.

 

La farsa se cayó, pues la Comisión Nacional de Elecciones tuvo que reconocer que no hubo encuesta que dirimir la candidatura a la alcaldía de Puebla. Lo que les mostraron esa noche fue una farsa, pues nunca hubo ejercicio metodológico ni levantamiento ni nada parecido.

 

Una farsa en sentido estricto de la palabra.

 

Ahora se entiende la falta se algarabía. El silencio pesado. Que Mario Delgado no tuiteara nada sobre la designación ni nadie de nivel felicitara a Claudia Rivera.

 

Todo mundo sabe que es una candidata gracias a una farsa, a una mentira. ¡Qué nivel de cinismo!

 

Ahora ya da igual que el Tribunal Electoral tumbe o no el procedimiento irregular para hacer candidata a la reelección a Claudia. Es más, en este momento Gabriel Biestro debería desistirse, pues ya logró su objetivo: demostrar que esa candidatura tiene el vicio de la mentira. Que nació muerta.

 

Era evidente que Claudia no le había ganado ninguna encuesta porque en fila tanto Mas Data, C&E Research y Gabinete de Comunicación (GCE) dejaron en claro que el diputado local era más competitivo frente a Eduardo Rivera Pérez el candidato del PRIANRD.

 

El ridiculazo de la Comisión Nacional de Elecciones es nivel Dios luego de que, tras reconocer que consultó a medios de comunicación (¿Manatí?), redes sociales (¿cuáles?) y referentes políticos de la entidad (¿Armenta, René, Liza, Zatarain?), designó a Claudia como la candidata idónea.

 

Interesante palabra: idóneo.

 

Idóneo no es sinónimo de competitivo.

 

Idóneo no es sinónimo de prestigiado.

 

Idóneo no es sinónimo de ganador.

 

Idóneo es un adjetivo que significa “adecuado y apropiado para algo”.

 

Idóneo es lo opuesto de lo mejor.

 

Porque Claudia puede ser idónea, pero no es competitiva ni la mejor.

 

“El perfil de la C. Claudia Rivera Vivanco es el único que se adecua a la estrategia político electoral de Morena de cara a la elección del 6 de junio de 2021 derivado de que se estima cuenta con un trabajo político y social consolidado en el Estado de Puebla con lo que se genera una expectativa de triunfo electoral. Se trata de un perfil bien identificado con Morena, cuyo trabajo como presidente municipal se ha desarrollado con base a los principios de nuestro movimiento por lo que se estima conducente consolidar ese trabajo en el siguiente periodo de gobierno en la municipalidad de referencia. Asimismo, el género del perfil permite al partido el cumplimento del principio de paridad y los lineamientos respectos dentro del bloque alto”.

 

Todo es pura palabrería.

 

Y palabrería, además de pactos inconfesables, lo que hizo candidata a Claudia Rivera.

 

Pero ninguna encuesta que le haya ganado a Gabriel Biestro.

 

Con esa ilegitimidad arrancará campaña el 4 de mayo.

 

Con la ilegitimidad de la mentira.

 

No sé por qué anda tan sobrada la presidenta municipal.

 

A los ojos de todo Puebla ya se cayó la farsa indefendible.

 

Ni siquiera se tomaron la molestia de fabricar una encuestita.

 

Desde la Comisión Nacional de Elecciones la dejaron desnuda.

 

¿Era la intención?

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto