Domingo, 09 de Mayo del 2021
Viernes, 30 Abril 2021 02:23

Xicale odia a Karina porque no aceptó ser su titirina

Xicale odia a Karina porque no aceptó ser su titirina Escrito Por :   Arturo Rueda

Es un pacto maldito que abona a los intereses de Manzanilla de alcanzar el 3 por ciento de la votación, pero que en Xicale sólo puede entenderse como el deseo de venganza. Sabe que nunca va a ganar por el PES, pero en realidad sólo le interesa que Karina pierda.


 

Mientras que Claudia Rivera Vivanco va dando pena y vergüenzas ahí por dónde camina, Morena sí tiene una alcaldesa de la que enorgullecerse, Karina Pérez Popoca, pues San Andrés se ha convertido en la fortaleza inexpugnable que todos quieren derrumbar.

 

La campaña electoral en San Andrés será cruel y muy personal. En el centro se va a ubicar a Adán Xicale, quien prefirió convertirse en candidato de un partidito sólo para fastidiar a su ex pupila. No le perdona que la alcaldesa haya ejercido de alcaldesa a lo largo del trienio.

 

¿Suena algo raro ahí?

 

Claro: Adán Xicale proyectó a Karina Pérez Popoca como una “juanita” manipulable. Como el sorteo en 2018 salió para género femenino, Adán la colocó ahí con la intención de gobernar el municipio a través de ella.

 

 

Pero no se le cumplió porque Karina decidió gobernar por ella misma con el sentido de su pertenencia a la mayoría. Por supuesto, fue un proceso traumático porque Xicale había colocado a su hijo como síndico, precisamente, para amarrarle las manos.

 

Mucha gente cree que la posibilidad de alcanzar la reelección en San Andrés se la dio Barbosa por tratarse de su “favorita”, pero lo cierto es que la alcaldesa se encuentra bien evaluada, a diferencia de Claudia, y que además supo construir una base social en las juntas auxiliares. Su programa de las despensas resultó bastante exitoso.

 

Ese éxito le provocó el odio de Xicale que tapizó San Andrés con pintas de “no a la reelección” e hizo varias asambleas para tratar de tumbarla. Una vez que Karina fue designada candidata, impugnó.

 

Todo mundo pensó que iba a esperar hasta la resolución del TEPJF pero el odio y el aborrecimiento pudieron más. Decidió aceptar el pacto maldito que le ofreció Fernando Manzanilla: convertirse en candidato del PES.

 

Es un pacto maldito que abona a los intereses de Manzanilla de alcanzar el 3 por ciento de la votación, pero que en Xicale sólo puede entenderse como el deseo de venganza. Sabe que nunca va a ganar por el PES, pero en realidad sólo le interesa que Karina pierda.

 

¿Es un razonamiento lógico?

 

Claro que no, porque lo que Xicale y Karina tienen es una disputa personalísima. Adán la quiso manipular, dominar, y ella no se dejó.

 

Si el plan de Xicale funciona, la primera idea es que Edmundo Tlatehui tendría su revancha y recuperaría el municipio que el PAN gobernó durante seis administraciones seguidas.

 

Pero no es seguro, porque la candidatura independiente del empresario Felipe Sandoval va prendiendo, especialmente en la zona de Lomas de Angelópolis, aunque conoce perfectamente la zona de las juntas auxiliares.

 

En realidad, por la presidencia de San Andrés van 13 candidatos. La última incorporación es la del esposo de Ana Montero por el PVEM, un excelente fichaje de Jimmy Natale, quien se perfila para ser el dirigente revelación de la contienda porque le entiende más que su primo Natale.

 

Karina es un hueso duro de roer y no se va a dejar de Adán Xicale, pero necesita refuerzos. Ella ya mandó a avisar que no hará campaña junto a Pablo Salazar Vicentello, así que necesitará sumar fuerzas con Nay Salvatori y tirar todo lo que haya a la mano.

 

Todo el Distrito de Cholula amenaza con convertirse en un desastre.

 

De lo contrario, Xicale consumará su deseo de venganza. No de ganar y de gobernar San Andrés, sino de hacer perder a Karina. La odia porque no aceptó ser su titirina.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto