Sábado, 16 de Octubre del 2021
Viernes, 14 Mayo 2021 03:08

El derrumbe de las mentiras

El derrumbe de las mentiras Escrito Por :   Arturo Rueda

Una fotografía derrumba la mentira de la alcaldesa: no viajó sola, en compañía de la Gerente del Centro Histórico. Con la misma vestimenta, en el mismo lugar de las fotografías difundidas de manera oficial, aparecen juntos. Roberto y Claudia en Viena, una de las ciudades más hermosas de Europa. Se llevó a su novio a pasar el 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad. A romancear en San Valentín, pues.


 

Uno ya no sabe elegir de qué hablar respecto del desastre campañero de Claudia Rivera Vivanco.

 

De sus tropezones diarios o de los escándalos que le dinamitan sus días. De las encuestas que le amargan las jornadas, en las que día a día tiene menos tiempo para alcanzar a Eduardo Rivera Pérez.

 

¡Ufff!

 

Ayer, de plano, Claudia se borró del mapa. Tenía planeado un día estelar con la presencia de su principal aliada, Bertha Luján, pero hasta eso salió mal gracias a los aguerridos consejeros estatales que primero le boicotearon la presencia en la casa de campaña y luego la persiguieron en La Tocinería.

 

Tras su fuga, Rivera Vivanco ya no apareció en público. Sólo tuvo un acto privado con René Sánchez Galindo. Seguramente se tomó un tiempo para procesar lo que no tiene solución: sus aliados no la ayudan. No le suman, le restan.

 

Y el peso de sus mentiras siempre la derrumba.

 

Ayer amaneció esperando la segunda parte del audioescándalo de la ‘red de moches’ en el Ayuntamiento que encabeza su novio Roberto Zatarain y Ollin Rivera Moreno. Una red que no desconocía, pues en ese segundo audio queda claro que ella está tan enterada como Andrés García Viveros, el personaje más poderoso del Ayuntamiento.

 

Con esa sombra de desesperación, llegó el momento de la infamia en su rueda de prensa mañanera. Liza Aceves, coordinadora de campaña, integrante de la planilla, mano derecha de la alcaldesa, mostró su versión más ruin al afirmar que la cuñada de ‘Lalo’ Rivera —en referencia a Denisse Ortiz— tenía una relación sentimental con el gobernador Barbosa.

 

¡Pronto serán familia por la vía legal!

 

¡¡¡WTF!!!

 

¿Quéeeeee?

 

No fue lo peor: a su lado, Claudia y Leobardo cruzaron risas como viles hienas.

 

¿Con qué tipo de pruebas afirmó Doña Infame Aceves eso?

 

Ninguna, sólo con el enojo de sus tripas. Con esas tripas inflamadas por el coraje, se atrevió a agraviar primero a la esposa del gobernador, Charito, luego a la propia Denisse Ortiz, y finalmente a toda la familia del gobernador Barbosa.

 

Como ni siquiera es un rumor, sino una infamia directa, 14 horas después Liza Aceves tuvo que retractarse y ofrecer una disculpa pública que no borra lo que dijo, ni la intención canalla de sus dichos.

 

Con esa loza, más la amenaza del boicot a la presencia de Bertha Luján, el amasio Roberto Zatarain salió a escena en una conferencia de prensa para salvar ‘su honorabilidad’ con la misma ruta de Mario Marín: un peritaje precioso para desmentir que su voz fue su voz. Igualito que en 2006.

 

Pero eso no fue lo interesante, dado que se trata de una estrategia gastada.

 

Lo interesante es que al salir a una conferencia de prensa, se tuvo la oportunidad de cuestionarle sobre su relación con la alcaldesa, así como uno de los grandes misterios del gobierno municipal: las razones del viaje a Viena en febrero de 2019, cuando apenas tenía cuatro meses al frente.

 

Una fotografía derrumba la mentira de la alcaldesa: no viajó sola, en compañía de la Gerente del Centro Histórico. Con la misma vestimenta, en el mismo lugar de las fotografías difundidas de manera oficial, aparecen juntos.

 

Roberto y Claudia en Viena, una de las ciudades más hermosas de Europa.

 

Se llevó a su novio a pasar el 14 de febrero, Día del Amor y la Amistad. A romancear en San Valentín, pues.

 

 

Todo mal, pues revela que lo que siempre hemos pensado: que es una mentirosa sistemática. Que sólo sabe mentir, pues le negó a los poblanos la verdadera razón de su viaje pagado con recursos públicos. Quiso tener un momento feliz con su pareja, celebrar su amor, lo que no es malo, pero sí lo es cuando se paga con el erario.

 

¿Qué honorabilidad queda cuando se derrumban así las mentiras?

 

No queda nada. Por eso Claudia ha decidido ya no convocar a los medios a lo que queda de campaña.

 

Sin convocatoria a medios, la campaña oficialmente se acabó.

 

 

Pero esto no se acaba, hasta que se acaba.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto