Sábado, 16 de Octubre del 2021
Jueves, 20 Mayo 2021 04:17

¿No que no lo necesitaban?

¿No que no lo necesitaban? Escrito Por :   Arturo Rueda

Casi tres años de grillas no fueron suficientes para que López Obrador, en público, hablara mal del gobernador poblano. En lo privado habrá diferencias, es natural, pero de cara a la sociedad López Obrador reafirmó su buena relación con Barbosa. Como su pecho no es bodega, el presidente puedo haber hecho mutis. O evadir con afirmaciones institucionales.


 

No es un secreto que Luis Miguel Barbosa es el gobernador más grillado en los oídos del presidente Andrés Manuel López Obrador. Tiene toda una legión de malquerientes que en la corte de Palacio Nacional un día le hablan mal y al otro día le hablan peor del poblano. En ese primer círculo no hay nadie que quiera a Barbosa. Es clarísimo.

 

¿Cuál es el efecto de esa grilla permanente, sempiterna, en los oídos del hombre más poderoso de México?

 

Una relación fluctuante, de altas y bajas, pero que ayer finalmente se resolvió: sin que la respuesta fuera obligada, el Presidente de México le depositó su confianza al gobernador poblano y hasta le dedicó una canción de Joan Manuel Serrat.

 

Los conspiradores del oído presidencial deben sentirse muy ardidos, pues sus arduas grillas y maledicencias no tuvieron el resultado esperado…por ellos. Por el contrario, AMLO tuvo palabras elogiosas para el gobernador poblano, cuando en realidad se las pudo haber ahorrado.

 

Todo inició por la pregunta insidiosa que afirmaba actitudes déspotas del gobernador con los ejidatarios que pelean la indemnización de sus tierras sobre las que se construyó la autopista México-Puebla. Un litigio judicial que lleva décadas.

 

La respuesta debió haber dejado helados a varios.

 

A la secretaria de Gobernación.

 

Al Consejero Jurídico.

 

A César Yáñez.

 

 

Quizá también al coordinador de los súper delegados Gabriel García.

 

"Vamos a intervenir, le tengo confianza al gobernador de Puebla (Miguel Barbosa) él es de origen campesino, viene de un pueblo cercano a Tehuacán, ahí nació y viene de abajo, entonces le tengo confianza y estoy seguro que va a atender a los campesinos".

 

A continuación, AMLO recordó su paso por Santa Rita Tlahuapan durante el éxodo de la democracia, el primer fraude electoral que sufrió en los años noventa, lo que motivó solicitar la canción de “Disculpe Señor” de Serrat.

 

Casi tres años de grillas no fueron suficientes para que López Obrador, en público, hablara mal del gobernador poblano. En lo privado habrá diferencias, es natural, pero de cara a la sociedad López Obrador reafirmó su buena relación con Barbosa.

 

Como su pecho no es bodega, el presidente pudo haber hecho mutis. O evadir con afirmaciones institucionales.

 

Por supuesto que la relación entre el presidente y Barbosa sí ha sido fluctuante.

 

Ha ocurrido a ojos de todos, con episodios auténticamente desagradables como las referencias a la salud del mandatario estatal, en específico aquella vez en que dijo que lo veía muy “lúcido”.

 

Entre esos episodios de alta fluctuación, el último que puede anotarse fue la ausencia del gobernador poblano en la conmemoración de la batalla del 5 de mayo en Palacio Nacional. De él, y de todos los poderes del estado, lo que puede interpretarse como una grosería en virtud de que el escritor Paco Ignacio Taibo II –director general del Fondo de Cultura Económica– fue el encargado del discurso principal. ¿Cuál fue el sentido de esa grosería?

 

De esas fluctuaciones, dicen los malquerientes del gobernador, se derivó que AMLO designara a Claudia como candidata a la alcaldía y no a Gabriel Biestro. Insisten que la decisión salió de ahí, así como la instrucción de Mario Delgado de no entregarle las candidaturas a perfiles identificados con el gobernador.

 

Yo no lo creo, pero ellos insisten que así fue.

 

Pero de esas semanas de soberbia, en las que se pensó que podían ganar todo y pasar por encima de todos, poco queda. Las tendencias nacionales indican una caída general en las preferencias de Morena, por lo que es hora de que todos remen en la misma dirección o el PRIANRD se va a quedar con la mayoría de las gubernaturas, así como impedir la mayoría de la 4T en la Cámara de Diputados.

 

Quizá por eso Monreal vino a Puebla a decir que necesitaban a Barbosa.

 

Y por eso ayer el presidente disparó palabras elogiosas en Palacio Nacional para el gobernador poblano.

 

¿No que no lo necesitaban?

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto