Miercoles, 16 de Junio del 2021
Jueves, 03 Junio 2021 04:11

Otra vez habrá alternancia en Palacio Municipal

Otra vez habrá alternancia en Palacio Municipal Escrito Por :   Arturo Rueda

Con la victoria de Eduardo Rivera Pérez, será la séptima ocasión en la que habrá alternancia en el gobierno municipal en la capital en los últimos 30 años. En ese mismo lapso, sólo en dos ocasiones el mismo partido se ha entregado el poder. En 2008, Enrique Doger se la entregó a Blanca Alcalá, ambos del PRI. Y en 2013, Lalo Rivera se la entregó a Tony Gali, ambos del PAN. Son las única ocasiones en las que no ha habido alternancia.


 

A menos que se trate de una anomalía estadística de proporciones académicas que merezcan ser objeto de estudio científico, Claudia Rivera Vivanco no tiene ninguna posibilidad de reelegirse el próximo domingo. Así lo dicen absolutamente todas las encuestas que se publicaron a lo largo de la campaña cuyo promedio de ventaja a favor del panista es de 16 puntos porcentuales.

 

A lo largo del mes que terminó, se dieron a conocer 16 encuestas públicas de cinco empresas: dos de Mas Data, cuatro de Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE), dos de Indicadores SC; cuatro de Massive Caller y otras cuatro de C&E Research.

 

Sólo las de Mas Data y GCE fueron financiadas por medios de comunicación: el Portal Paralelo 19 y CAMBIO. Las otras son financiadas por las propias empresas demoscópicas. Por aquello que de que el dueño de la encuesta es el dueño del resultado.

 

Las 16 encuestas coinciden en una sola dirección, la ventaja de Eduardo Rivera Pérez, y sólo difieren del tamaño de la ventaja.  La que menos le dio fue la primera de Mas Data, 8.5 por ciento. La que más amplia ventaja fue la difundida ayer por GCE, que en el último minuto de la campaña la amplió hasta 23 puntos tras otro desplome de la alcaldesa.

 

La media estadística es de 15 puntos de ventaja a favor del candidato de la coalición Va por Puebla, y más ahora que su homónimo fake salió de la contienda por determinación del TEEP, quien podría robarle unos cuatro puntos.

 

Con la victoria de Eduardo Rivera Pérez, será la séptima ocasión en la que habrá alternancia en el gobierno municipal en la capital en los últimos 30 años.

 

En ese mismo lapso, sólo en dos ocasiones el mismo partido se ha entregado el poder. En 2008, Enrique Doger se la entregó a Blanca Alcalá, ambos del PRI. Y en 2013, ‘Lalo’ Rivera se la entregó a ‘Tony’ Gali, ambos del PAN. Son las única ocasiones en las que no ha habido alternancia.

 

El electorado de Puebla capital se ha graduado en sofisticación: carecen de lealtades partidistas permanentes y son muy duros a la hora de juzgar, de castigar. Parece una obviedad, pero son los candidatos los que los convencen. La única anomalía es el tsunami de 2018 que llevó a la alcaldía a una ciudadana desconocida para los electores. Y vaya que nos salió muy caro.

 

El electorado switcher o sin partido ha decidido mudar sus simpatías para regresar al PAN… o al PRIAN en este caso. La única vez que la izquierda ha gobernado la capital resultó un fracaso monumental.

 

El análisis de las cifras de esas encuestas demuestran lo que ya se sabía en marzo: que Claudia Rivera Vivanco era la peor candidata que podía postular Morena. Que la única posibilidad de ganar ante un candidato tan competitivo como el ex edil panista era postular a Gabriel Biestro o José Luis Sánchez Solá.

 

Claudia entró mal, pues sus negativos ya eran altísimos, pero la campaña electoral sólo empeoró su posición. No sólo no convenció a nuevos electores, sino que perdió a algunos de los que ya traía. Su campaña fue un desastre del día uno al treinta. Sólo le sirvió para perder electores.

 

Por el contrario, Eduardo Rivera Pérez mantuvo a sus electores cautivos: sumó unos poquitos más, pero le basta con sus simpatizantes del PAN y los del PRI, quienes lucen embelesados con él en cada fotografía y parece que lo amaban en secreto.

 

Con un cálculo de la participación de entre el 46 por ciento y el 50 por ciento, se puede decir que la votación de Eduardo Rivera andará entre los 320 y los 340 mil votos, mientras que Claudia Rivera se va a quedar entre los 260 y los 280 mil votos.

 

Y no hay 25 millones de pesos que puedan cambiar ese escenario, porque entre más gente participe, más votación habrá contra Claudia Rivera Vivanco, la peor alcaldesa de la historia de Puebla.

 

Estos son los datos: mañana, las razones del desplome.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto