Sábado, 24 de Julio del 2021
Martes, 15 Junio 2021 03:12

No arranca la sucesión y Armenta ya tiene un pie fuera

No arranca la sucesión y Armenta ya tiene un pie fuera Escrito Por :   Arturo Rueda

Armenta es lo que Monreal necesite: ujier, valet, bolero, pasa páginas, carga maletas, reserva asientos o perro de presa. ¿Qué horas son? Las que usted quiera señor senador.  Pero si Monreal deja Morena, o se va la oposición, se regresa al PRIAN, ¿qué será del sueño del Soldadote? ¿Cómo conseguirá la candidatura que anhela?


 

Que nadie se haga ilusiones: el candidato a gobernador de Morena en 2024 se va a decidir en el ámbito nacional, no en el local. Ni con mítines, ni con consulta a la base, ni con marchas.

 

Todo será proceso al estilo AMLO: el dedazo del tabasqueño disfrazado de Comisión Nacional de Elecciones. Igualito que ocurrió con Claudia. Esa comisión de cinco integrantes es la expresión de sus misteriosos designios.

 

Esa designación, además, se dará como parte del desbocado proceso de sucesión de Andrés Manuel que ya tiene destapes, enfrentamientos y descartes.

 

Faltan tres largos años en los que Marcelo Ebrard, Claudia Sheinbaum y Ricardo Monreal se van a dar con todo.

 

Las ansias futuristas ya se destaparon con motivo de la filtración al NYT del peritaje de la Línea 12 que señaló a Ebrard como responsable de la mala construcción.

 

Sin embargo, AMLO no ve al senador Monreal como su potencial sucesor. Ayer lo descartó en la mañanera. El presidente dijo que ve a Marcelo Ebrard, Claudia Sheinbaum, Esteban Moctezuma, Juan Ramón de la Fuente y a Tatiana Clouthier.

 

Pero no ve al presidente del Senado. No lo puso en la lista.

 

En respuesta, Ricardo Monreal procedió a destaparse a sí mismo en el programa radiofónico de Carlos Loret de Mola, periodista enemigo de la 4T. Como el medio es el mensaje, el senador lo que dijo es que si no corre por dentro, corre por fuera. Es decir, está dispuesto a ir la oposición. Dejar a Morena.

 

Quizá es un bluff para obligar a AMLO a encartarlo, pero también es creíble que pueda abandonar la 4T en un rapto de obsesión. Y que el propio presidente lo deje ir para que busque su camino.

 

De todo esto, el único damnificado es Alejandro Armenta, el alocado senador que tiene como única virtud ser la ‘dama de compañía’ del presidente del Senado, pues ahí a donde va Monreal, aparece el Soldadote cargándole el libro, ajustándole la silla o abriéndole paso.

 

Armenta es lo que Monreal necesite: ujier, valet, bolero, pasa páginas, carga maletas, reserva asientos o perro de presa. ¿Qué horas son? Las que usted quiera señor senador.

 

Pero si Monreal deja Morena, o se va la oposición, se regresa al PRIAN, ¿qué será del sueño del Soldadote? ¿Cómo conseguirá la candidatura que anhela?

 

No se ve camino fácil para el oriundo de Acatzingo. Podría seguir a su pastor en una opción diferente a Morena, y con ello olvidarse por completo de la candidatura a la gubernatura por el partido de la 4T.

 

La otra opción es traicionar a Monreal, distanciarse en lo político para continuar su ruta en solitario a Casa Aguayo, pero ya sin ningún tipo de respaldo nacional. 

 

Y como la sucesión de Puebla se resolverá en el ámbito nacional, no en lo local, ¿quién impulsará el nombre de un monrealista?

 

Si los resultados electorales de hace una semana lo dejaron muy disminuido, el escenario político de la sucesión de AMLO prácticamente saca al Soldadote de la sucesión de Puebla, aunque siempre podrá negociar mantenerse como senador.

 

Esto apenas inicia, y Armenta ya tiene pie y medio fuera de la sucesión.

 

¿De qué le sirve acelerarse y pagar tanta publicidad en Facebook?

 

¿De qué le sirve pagar campañas negras contra el periodista que aborrece?

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto