Sábado, 16 de Octubre del 2021
Lunes, 21 Junio 2021 01:45

Un Congreso sin oposición a Barbosa

Un Congreso sin oposición a Barbosa Escrito Por :   Arturo Rueda

Pero ahora que el bloque Barbosista se quedó a un voto de la mayoría calificada, el único favor que puede hacer Estefan es entregar el suyo para convertirse en el sufragio 26, pero en realidad su papel será ornamental, ya que hay fila antes que él para hacer los favores adecuados…y a un costo mucho menor


 

Habrá que darle a Luis Miguel Barbosa un mérito que no tuvieron los anteriores gobernadores de la historia moderna de Puebla: construir un Congreso prácticamente sin oposición. No lo lograron ni Mario Marín, ni Rafael Moreno Valle, ni Tony Gali ni Martha Erika Alonso.

 

Cada uno de ellos tuvo, por lo menos, un diputado dedicado a sacarles canas verdes. Barbosa, en la legislatura que termina, tuvo dos cucarachos: José Juan y Héctor Alonso.

 

Porque después de verse la conformación final del Congreso que entrará en funciones a partir del 15 de septiembre, ¿quién o quiénes serán los valientes que decidan jugar el papel de diputados incómodos?

 

 

Uno pensaría que la bancada de Acción Nacional con personajes como Lalo Alcántara, Rafa Micalco, Oswaldo Jiménez o Mónica Rodríguez Della Vechia estarían dispuestos, pero tras la reunión de Genoveva Huerta con el gobernador, esa postura se ha diluido.

 

Una de las tentaciones del PRIAN en la campaña electoral, a petición de la misma Genoveva, fue a hacer a Luis Miguel Barbosa el blanco de los ataques de los candidatos. Así se los reclamó en su momento a Nestor Camarillo y a Carlos Martínez Amador.

 

Pero de entrada ellos no lo aceptaron, y luego la dinámica misma de la campaña llevó a concentrar todos los fuegos en la rival más débil, Claudia Rivera Vivanco, a quien todos los golpes le entraban. Tantos le entraron que perdió casi por 22 puntos.

 

Así que la iniciativa de golpetear al gobernador en campaña nunca prosperó. Primero porque nadie fue tan tonto, y ni siquiera fue necesario. Barbosa entró y salió de la campaña sin un rozón.

 

Ahora que Genoveva se ha reunido con el gobernador y ambos han entrado en posición de diálogo, las posturas radicales y obtusas se vuelven más complicadas. ¿Alguien de ello va a animarse?

 

Tampoco ocurrirá en el PRI con su bancada de cinco legisladores, ya que si alguien tiene prisa por ponerse a las órdenes del gobernador es Jorge Estefan Chidiac que volvió del invierno del descontento e incluso la persecución.

 

En su calidad de ex titular de la Secretaría de Finanzas en tiempos del interinato, Estefan quedó con muchos temas pendientes e incluso con alguna denuncia penal en Fiscalía.

 

Cuando las encuestas le dijeron que era imposible ganarle a Nelly Maceda el Distrito de Acatlán, Estefan hizo una retirada táctica: entregó la candidatura federal a cambio de la primera pluri local.

 

La esperanza de Estefan de convertirse en el jefe de facto del Congreso local era una ruptura en Morena, o que el PRIAN lograra una mayoría que permitiera bloquear iniciativas o el presupuesto, así como designaciones inminentes de comisionados o magistrados. Convertirse en la ‘bisagra’.

 

Pero ahora que el bloque Barbosista se quedó a un voto de la mayoría calificada, el único favor que puede hacer Estefan es entregar el suyo para convertirse en el sufragio 26, pero en realidad su papel será ornamental, ya que hay fila antes que él para hacer los favores adecuados…y a un costo mucho menor.

 

¿Por ejemplo?

 

Los dos votos del PSI. El partido huachicolero ha sacado grandes ganancias de sus alianzas coyunturales. En 2018 obtuvieron una senaduría, y ahora dos diputaciones locales que ni en sus mejores sueños hubieran imaginado.

 

También está ahí el profe Emilio Salgado Nestor que mantuvo vivo a Nueva Alianza gracias a su colaboración con Eric Cotoñeto en varios municipios.

 

Y claro, no se puede pasar por alto a Fernando Morales, lobo de mar que se las sabe de todas, todas.

 

¿Cómo logró Barbosa ese Congreso sin oposición?

 

Haciendo buena política, que es una mezcla de presionar y ceder en el momento adecuado, soltando y apretando desde varias posiciones y moviendo piezas en el ajedrez sin tocarse el corazón pese a la necesidad de hacer sacrificios.

 

El gran bono para Barbosa, que seguro disfruta tanto como el resultado final, es que aquellos que lo desafiaron y esperaban a darle una curul a Pablo Salazar Vicentello, se quedaron con las ganas.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto