Viernes, 30 de Julio del 2021
Viernes, 02 Julio 2021 02:27

Morena ya vive el frenesí de la sucesión presidencial

Morena ya vive el frenesí de la sucesión presidencial Escrito Por :   Arturo Rueda

¿Qué le espera a Andrés Manuel en su sucesión si desde hoy le gritan a otra ¡presidenta, presidenta! sin el mínimo rubor ni prudencia? Ni en la época del PRI ni en la del PAN se vio un escenario de euforia semejante en el partido en el poder. Les comen ansias para que el tabasqueño se vaya a su rancho. ¡Uf!


 

Entender a Morena ya no es obra de los politólogos, sino comienza a ser tarea de psicólogos para tratar de desentrañar no a sus élites, sino a sus bases. Ayer, en pleno festejo por el aniversario tres de la victoria de AMLO, dejaron correr con frenesí sus ansias por vivir la sucesión presidencial de 2024.

 

Es a todas luces ilógico que, al mismo tiempo que festejas los primeros tres de la llegada al poder, arranque la despedida de López Obrador para así poder entronizar a Claudia Sheinbaum.

 

Ni es cortés, ni es prudente. Fue una falta de respeto producto de la falta de sofisticación y de cultura política.

 

 

Hasta parece que los Morenos tienen la misma prisa que los fifís y conservadores para que ya se vaya López Obrador. Están cañones. En una de esas votan “vete” en el refrendo de 2022 y así ellos pueden empezar a sentarse.

 

Quizá se debe a que el festejo de los tres años, y de las victorias de 2021 se hizo en CDMX, en el Auditorio Nacional, por lo que es probable que la mayoría de los asistentes fueran Morenos de Chilangolandia.

 

O que los otros dos aspirantes, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal, no acudieron por diferentes razones y le dejaron el campo abierto a la jefa de Gobierno.

 

Pero el grito de ¡presidenta, presidenta! para Claudia Sheinbaum, el coro de los miles que estuvieron en el Auditorio Nacional, ¿qué pensará de todo esto a Andrés Manuel?

 

¿Le gustará?

 

¿Sabe que él mismo desató al frenesí al listar a todos los posibles aspirantes en la mañanera?

 

¿Querrá conducir su sucesión por descarte o, en efecto, Claudia Sheinbaum es su heredera in péctore?, por lo que tendrá que acomodar todo para descarrilar a Marcelo Ebrard y a Ricardo Monreal.

 

El mecanismo de la sucesión al estilo mexicano se quebró desde 1998. Ahí empezó la maldición de la sucesión presidencial.

 

En 1988 Miguel de la Madrid tuvo que poner a Carlos Salinas con fraude y el costo que pagó fue la ruptura histórica del PRI.

 

En 1994 a Salinas le asesinaron a su sucesor Colosio, y el repuesto Zedillo le agarró un odio jarocho que sólo dividió más al tricolor.

 

En 2000 Zedillo escogió sucesor para que perdiera el PRI…y lo consiguió.

 

En 2006 Fox no quiso a Calderón, porque quería a Martita, y sólo hubo unidad para poder detener a AMLO.

 

En 2012 Calderón ni siquiera pudo poner a Cordero de candidato, y a Josefina Vázquez Mota no la ayudó en nada. Prefirió el regreso del PRI.

 

En 2018 Peña Nieto no pudo poner ni a su alma gemela Videgaray ni a su cómplice Osorio Chong. Se tuvo que conformar con el descafeinado Meade para que la victoria de AMLO fuera más amplia. Así negoció la impunidad.

 

¿Qué le espera a Andrés Manuel en su sucesión si desde hoy le gritan a otra ¡presidenta, presidenta! sin el mínimo rubor ni prudencia?

 

Ni en la época del PRI ni en la del PAN se vio un escenario de euforia semejante en el partido en el poder. Les comen ansias para que el tabasqueño se vaya a su rancho.

 

¡Uf!

 

Se entiende que los fifís-periodistas-empresarios-conservadores ya quieran fuera a AMLO.

 

¿Pero también en Morena?

 

 

Ah caray.