Martes, 21 de Septiembre del 2021
Jueves, 09 Septiembre 2021 01:55

El tercer corredor de la sucesión

El tercer corredor de la sucesión Escrito Por :   Arturo Rueda

Si viene de la sociedad civil, eso excluye tanto gente del partido de Morena como del gabinete. Tradicionalmente, por sociedad civil se entiende tanto a empresarios como a activistas. ¿A ese perfil se refiere Barbosa?


 

Del estudio del mecanismo sucesorio del sistema presidencialista mexicano en la era del PRI, Jorge Castañeda concluye que cada presidente tenía tres corredores o gallos como forma de equilibrar el proceso.

 

“El objetivo es que se repartan los golpes. Si sólo es uno, lo aniquila el entorno y se queda sin opción. Si son dos, se eliminan entre ellos en fuego cruzado. El número ideal es tres para poder ocultar al tapado”. Explica con claridad Salinas de Gortari, por ello diseñó una sucesión con tres corredores ―Colosio, Camacho, Aspe― del que salió ‘destapado’ el malogrado sonorense.

 

Viene esto en referencia a los dichos del gobernador Barbosa sobre su sucesión y los dos aspirantes visibles de Morena: Alejandro Armenta y Nacho Mier, o Nacho Mier y Alejandro Armenta.

 

Barbosa ve una carrera de dos claramente desequilibrada y propensa al golpeteo interno que lleva a la polarización de opciones. Por ello les recomendó “limpiar expedientes, deshacerse de malos amigos y malos socios”, porque comenzará el enfrentamiento entre ellos. O sea, advierte la polarización de ambos al ser sólo dos corredores, la tendencia será autodestruirse entre ellos.

 

Sólo le faltó decir: esos muchachos se van a matar, al estilo de “Dos tipos de cuidado”, la joya de oro del cine mexicano que protagonizaron Jorge Negrete y Pedro Infante.

 

No le falta razón, pues hay datos y testimonios de que Armenta aborrece a su primo.

 

Y por ello, con sabiduría, el gobernador dice que hace falta un tercer corredor: “alguien que venga de la sociedad civil”. Un tercer corredor que tenga, probablemente, ADN del barbosismo y represente los intereses del gobernador en esa carrera.

 

¿Quién puede ser el tercer corredor de la sucesión que venga de la sociedad civil y pudiera ser candidato potencial por Morena?

 

Si viene de la sociedad civil, eso excluye tanto gente del partido de Morena como del gabinete. Tradicionalmente, por sociedad civil se entiende tanto a empresarios como a activistas. ¿A ese perfil se refiere Barbosa?

 

A simple vista, y de momento, no se ve a quién pueda ser ese tercer corredor, aunque falta mucho tiempo para eso, ya que Morena comenzará a aplicar sus encuestas para elegir candidato a gobernador de Puebla hasta ese muy lejano noviembre de 2023.

 

Es decir, como faltan más de dos años, hablar de la sucesión en Puebla puede resultar ocioso, ya que hay tiempo de sobra para construir otros perfiles. O que los primos se autodestruyan.

 

Pero el futurismo es la actividad favorita de los políticos y de los círculos de gente cercana que los rodea. Una gran invención del sistema político tricolor.

 

Lo mejor, como comentó el gobernador, es que ambos interesados en la gubernatura sumaran sus influencias para tratar de traer más recursos a Puebla, antes que dedicarse a autodestruirse en beneficio de una carta oculta en el proceso sucesorio.

 

Esa carta oculta es el tercer corredor que vendrá de la sociedad civil.

 

¿Quién?

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto