Lunes, 25 de Octubre del 2021
Martes, 28 Septiembre 2021 02:48

Cayó el hermano, faltan el líder del PSI y el capo

Cayó el hermano, faltan el líder del PSI y el capo Escrito Por :   Arturo Rueda

¿Qué sigue ahora? Que el fiscal Higuera Bernal encuentre a El Toñín y lo refunda por todos los delitos cometidos en la zona del Triángulo Rojo. No es un perseguido político, sino un delincuente con las manos bañadas de sangre. Un delincuente con cómplices entre la clase política de Puebla. Y todo mundo sabe quién es el primero: Carlos Navarro Corro.


 

A ojos de todo Puebla, la huachipolítica se instauró en el estado desde el 2018 cuando el PSI, un partidito local, pactó con el crimen organizado del Triángulo Rojo la postulación de Alejandro Martínez Fuentes a la alcaldía de Quecholac como instrumento de protección a su hermano El Toñín, capo huachicolero de la zona.

 

Ayer, con la detención del hermano alcalde, el gobierno de Puebla comenzó el desmantelamiento de esa fusión entre crimen organizado y un partido político: la huachipolítica.

 

Esa fusión impulsada por Carlos Navarro y Nadia Navarro nació en el morenovallismo y saltó sin problemas hasta hoy, pues el dueño del PSI es diputado en el Congreso local. Y nadie hizo nada para impedirlo.

 

52 días después de que Antonio N logró evadir el operativo de captura y darse a la fuga, el fiscal Higuera Bernal se sacó la espina logrando la detención de Alejandro, quien se quedó a la orilla de tomar protesta para su segundo período como alcalde de Quecholac, pues el PSI le dio la posibilidad de reelegirse pese a que sabía era instrumento del crimen.

 

En efecto: el gobernador Barbosa, en alguna de sus mañaneras, declaró que los policías municipales de Quecholac cuidaban al capo huachicolero Antonio N, y que un intento de detención provocaría una gran tragedia.

 

De esa declaración a la captura ocurrida ayer pasaron varios meses y en ese tiempo el PSI de Carlos Navarro le dio a Alejandro Martínez Fuentes la candidatura para reelegirse pese a los señalamientos del gobernador.

 

¿Es tonto o ciego Carlos Navarro?

 

Por supuesto que no, y por ello también ahora debe ser detenido y puesto a disposición de un juez. Hasta que no muera el PSI, no va a morir la huachipolítica que surgió en Puebla en 2018 con el proyecto de “fusión y fuerza”, supuesta AC que organizaba festivales para niños y madres de familia, en los que se regalaban juguetes y electrodomésticos.

 

Fueron los años del auge del huachicol en el Triángulo Rojo cuando El Toñín, El Bukanas y varios más se dedicaban a la ordeña de gasolina, actividad que cesó en 2019 cuando AMLO ordenó el cierre del ducto de Minatitlán.

 

Entre 2019 y 2021, Antonio N se hizo aficionado a las redes sociales y se inventó una personalidad de humilde agricultor y sembrador de hortalizas. Con esa nueva faceta quiso ampliar su rango de acción en las colonias del sur en Puebla capital y Cuautlancingo, desplegando camiones para regalar verduras.

 

Barbosa en ese momento comprendió que la fuerza social de El Toñín podía salir del Triángulo Rojo y trasladarse a Puebla capital, con lo que empezó una cacería que hasta ayer se dirigió al hermano alcalde, quien gobernó tres años sin molestias, poniendo a los policías municipales a al servicio de su hermano huachicolero.

 

Por varios meses El Toñín no dio su rostro al público pero se pasó ofendiendo al gobernador, sin embargo, ayer le llegó la hora de lagrimear por la detención de su hermano.

 

 

¿Qué sigue ahora?

 

Que el fiscal Higuera Bernal encuentre a El Toñín y lo refunda por todos los delitos cometidos en la zona del Triángulo Rojo, donde fue un capo sanguinario al ordenar cantidad de ejecuciones. No es un perseguido político, sino un delincuente con las manos bañadas de sangre.

 

Un delincuente con cómplices entre la clase política de Puebla. Y todo mundo sabe quién es el primero: Carlos Navarro Corro. El primero, pero no el único.

 

No en balde Alejandro Martínez Fuentes ejerció como alcalde de Quecholac durante tres años sin molestia alguna.

 

Que no se olvide eso.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto