Lunes, 06 de Diciembre del 2021
Lunes, 08 Noviembre 2021 02:37

El lalismo avanza en la recta final, pero Geno resiste

El lalismo avanza en la recta final, pero Geno resiste Escrito Por :   Arturo Rueda

Desde el war room de Augusta se ordenó bajar el perfil mediático de los señalamientos y concentrarse en la operación del padrón panista para poder ganar con una diferencia de tres mil votos. Se abandonó la idea de un debate. Todo el lalismo, regidores y funcionarios del Ayuntamiento salieron a hacer campaña en tropel recorriendo colonias de la capital. Veremos si funcionan como ejército electoral, pues están a prueba.


 

En la última semana, el alcalde Eduardo Rivera y todo su grupo metieron cuerpo y medio para cerrar la apretada elección interna de Acción Nacional que sigue siendo de pronóstico reservado.

 

El dúo Augusta-Marcos está repleto de figuras que los apoyan, comenzando por el propio alcalde Rivera, Mundo Tlatehui y tres diputados federales: Mario Riestra, Aguilar Coronado y Ana Teresa Aranda. También tiene resabios del morenovallismo, algunos de ellos impresentables como el primo hampón, Sergio.

 

Contra tanta, tanta estrella y dinero, Genoveva continúa resistiendo con el apoyo financiero desde las sombras que ejecuta Jorge Aguilar Chedraui a través del ‘Don Nadie’, Clemente Gómez.

 

En la última semana hubo un cambio de estrategia que no pasó desapercibido.

 

Genoveva sacó la dinamita en los puños al revelar que en 2019 ‘Lalo’ Rivera no quiso competir por el PAN contra Luis Miguel Barbosa, pese a los ofrecimientos que le hicieron la dirigencia nacional y estatal. Que mejor otro día.

 

Esa revelación fue la respuesta violenta a los señalamientos de Augusta, quien retomó las acusaciones de venta de candidaturas en el proceso electoral.

 

Desde el war room de Augusta se ordenó bajar el perfil mediático de los señalamientos y concentrarse en la operación del padrón panista para poder ganar con una diferencia de tres mil votos. Se abandonó la idea de un debate.

 

Todo el ‘lalismo’, regidores y funcionarios del Ayuntamiento, salieron a hacer campaña en tropel recorriendo colonias de la capital. Veremos si funcionan como ejército electoral, pues están a prueba.

 

En esta recta final se incorporaron los dos poblanos más cercanos a Marko Cortés. El Tigre Aguilar Coronado y Eduardo Reyes de la Sancha —que trabaja en el CEN— aparecieron en eventos de apoyo, lo que llevó a varios a pensar en un cambio de preferencia desde la dirección nacional, luego de la crisis provocada por la filtración de los audios donde afirma que el próximo año sólo pueden ganar Aguascalientes.

 

Del lado de Genoveva, quien logró frenar la marea en su contra, su caballada luce escuálida. Y sin embargo, respira porque tiene el aparato de su lado que controla de manera eficiente Jesús Giles, quien ya demostró tener tamaños.

 

La presencia de Clemente Gómez no abona en nada, excepto en el aspecto de financiación, pero no tiene experiencia ni respeto ni trabajo con los grupos.

 

En realidad, Genoveva va sola contra el mundo. O casi, porque el único aliado valioso que sigue trayendo en su estratega Lalo Alcántara que mantiene cohesionada la bancada panista local en su bando.

 

De los diputados federales sólo quedó ahí Carolina Beauregard que nada más trae su voto y el de su marido. No representa más.

 

Paola Angón, supuestamente de su lado, envió a su hija Giovanna de la Barreda al evento de Augusta un día antes. Y se fotografió con ellos haciendo la V de la victoria. ¿Con quién está realmente la alcaldesa de San Pedro? ¿O en realidad juega con ambos bandos?

 

También en su bando, por supuesto, el impresentable de Inés Saturnino, junto a otro aborrecido, Jacobo Aguilar de Tehuacán y hasta Ray Cuatli, que ni panista es, ha exhibido su apoyo.

 

No se ven más respaldos, pues los videos de diputados federales ni son votos, ni influyen en la batalla. Y sin embargo, Genoveva sigue y seguirá en el juego hasta el final, porque se disputan anticipadamente la candidatura a gobernador de 2024.

 

Si Augusta y Marcos ganan, Eduardo Rivera solo jugará con el tiempo, pero ya no tendrá que batallar internamente. Tendrá la candidatura que rechazó en 2019.

 

Si Genoveva y Alcántara ganan, tendrá fichas para negociar la primera posición al Senado, así como la alcaldía.

 

Los ‘lalistas’ calculan que ganarán por unos tres mil votos de diferencia.

 

Los genovevistas ya sintieron la presión y a la hora de la verdad les faltan manos. Ahora dicen que ganará por un pequeño margen.

 

 

Comienza la recta final en Acción Nacional.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto