Miercoles, 26 de Enero del 2022
Lunes, 29 Noviembre 2021 03:16

La prioridad es que reviva la economía de Puebla

La prioridad es que reviva la economía de Puebla Escrito Por :   Arturo Rueda

Si todo México resintió el impacto de la pandemia que se tradujo en una caída del PIB del 8.4%, en Puebla pegó más fuerte: la caída fue de 11.3%, casi tres puntos más que el nacional, lo que equivale a una producción actual de 534 mil millones de pesos. El problema no es solamente el impacto de la pandemia, sino la tendencia


Pese a conocer la postura de los barones del Yunque enquistados en Coparmex como su coto de poder, la presencia del gobernador Barbosa en su cambio de mesa directiva del jueves pasado tiene una sola lógica que no todos parecen entender: la prioridad del momento es la reactivación económica a través del programa ¡Que reviva Puebla!

 

No se trata de un slogan gracioso o caprichoso: la economía de Puebla necesita revivir porque, literalmente, se encuentra en punto muerto.

 

Si todo México resintió el impacto de la pandemia que se tradujo en una caída del PIB del 8.4%, en Puebla pegó más fuerte: la caída fue de 11.3%, casi tres puntos más que el nacional, lo que equivale a una producción actual de 534 mil millones de pesos.

 

El problema no es solamente el impacto de la pandemia, sino la tendencia, pues el PIB poblano en 2019 ya venía de una caída marginal del 0.8% respecto del año anterior, cuando se alcanzó el punto máximo de la economía de Puebla.

 

En pocas palabras: hay más poblanos, pero menos pastel para repartir.

 

Menos riqueza y más necesidades.

 

Y entre menos riqueza, menos consumo que lleva a más pobreza e inseguridad.

 

El gobierno estatal se encuentra en la necesidad imperiosa de romper ese ciclo negativo de la economía, y si París bien vale una misa, también vale intentar restaurar los lazos con los grupos empresariales hegemónicos del estado, que no necesariamente pasan por las cámaras.

 

Y a eso se ha dedicado en las últimas semanas la titular de Desarrollo Económico, Olivia Salomón: a juntar al gobernador con los hombres del capital, nacionales y locales.

 

La reunión más significativa se dio hace un par de semanas, cuando el gobernador comió con el grupo de los empresarios identificados con el membrete E100, que parece ser más un grupo de amigos con intereses en común que una cámara con interés de grupo de presión.

 

Hubo un buen diálogo, respetuoso, y de ahí nació el compromiso de ir al cambio de mesa directiva de la Coparmex.

 

En materia de empleo, Puebla ha hilado varios trimestres a la alza, aunque no recupera la de 2018.

 

Las amenazas son inminentes: el crecimiento de la inflación que a nivel nacional ya llegó al siete por ciento, la erosión de la clase media en Puebla y una amenaza global de un nuevo parón por la nueva variante omicrón.

 

En esa urgencia y de buena fe, Barbosa acudió con la Coparmex, pero hay gente que no entiende: pese a las expresiones generales de repudio que recibieron por su pésima educación, ni el presidente saliente Fernando Treviño ni el entrante Rubén Furlong hicieron algún tipo de expresión de desagravio para disculparse por sus groserías.

 

Por el contrario, subieron las fotos de su convivio exultante en la Hacienda de San José Actipan, y en entrevistas posteriores el nuevo líder de Coparmex hizo como que no pasó nada.

 

Con estas mulas le tocó arar a Olivia Salomón y a Puebla.

 

Empresarios soberbios que solamente quieren diálogo para privilegiar sus intereses, no para participar en la urgencia de que la economía de Puebla reviva.

 

Ya se sabe quiénes son los aliados y los enemigos.

 

¿Qué ocurrirá si estos barones del Yunque llegan a gobernar Puebla en 2024?

 

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto