Miercoles, 26 de Enero del 2022
Miércoles, 08 Diciembre 2021 02:09

Mi respuesta al Rey de los Moches

Mi respuesta al Rey de los Moches Escrito Por :   Arturo Rueda

Es gravísimo que un diputado amenace con acciones penales a un periodista por su simple opinión, y seguramente será digno de análisis de instancias nacionales como la Comisión Nacional de Derechos Humanos o el Mecanismo de Protección a Periodistas de Segob, una amenaza de esa naturaleza por el simple ejercicio de mi libertad de expresión.


 

Procedo a dar contestación a la amenazante carta que me envió ayer el diputado local Jorge Estefan Chidiac, en ejercicio de su derecho de réplica a la columna publicada el lunes pasado y que lleva por título “La aberración: Morena al servicio del PRIAN”.

 

1. Usted me amenaza con instaurar procedimientos penales ante la Fiscalía General del Estado por mi crítica periodística a la iniciativa que firmó ‘al alimón’ con el panista Eduardo Alcántara, para cobrarle a los poblanos el alumbrado público modificando la base gravable para eludir la prohibición expresa de la Suprema Corte de Justicia.

 

También amenaza con reactivar la infame denuncia por extorsión que interpuso en mi contra en 2015, de la que han transcurrido seis años sin proceder pese a la petición expresa que le hizo a cuatro gobernadores para meterme a la cárcel. Ni Rafael Moreno Valle, ni Antonio Gali, ni Guillermo Pacheco Pulido, ni Luis Miguel Barbosa se han prestado a su vendetta porque no existen evidencias jurídicas de tal extorsión.

 

Es gravísimo que un diputado amenace con acciones penales a un periodista por su simple opinión, y seguramente será digno de análisis de instancias nacionales como la Comisión Nacional de Derechos Humanos o el Mecanismo de Protección a Periodistas de Segob, una amenaza de esa naturaleza por el simple ejercicio de mi libertad de expresión.

 

Precisamente, los delitos de opinión fueron derogados hace una década del Código Penal Local y Nacional para evitar que ‘tipejos’ como Usted puedan coaccionar la libre expresión con acosos judiciales.

 

Lo espero en cualquier arena jurídica, pues sé que ha instigado una investigación en mi contra y en contra de CAMBIO en la Unidad de Inteligencia Financiera en los tiempos de Santiago Nieto. Antes lo hizo con auditorías fiscales del SAT en mi contra como persona física, a la empresa de CAMBIO y otros, utilizando sus influencias como diputado federal en el período 2015-2018.

 

Hemos salido adelante de todo, porque CAMBIO es una empresa limpia.

 

Le molesta que lo apode ‘Rey de los Moches’, pero ese apodo se lo ganó Usted con el mecanismo de entregar sobornos a legisladores federales que ‘inventó’ cuando fue presidente de la Comisión de Hacienda de San Lázaro en 2006-2009 y reeditó en la legislatura 2015-2018. También con la infame práctica de ‘bajar’ recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación, tal como narraron en su momento gobernadores, alcaldes y rectores de universidades.

 

Mecanismos de corrupción política ampliamente denunciados por el presidente López Obrador y que actualmente se ha eliminado en la Cámara de Diputados, en la que hombres con integridad eliminaron esos sobornos a los legisladores.

 

Usted es el emblema de la corrupción del PRIAN. Por eso su tránsito político nacional se agotó sin alcanzar los niveles a los que sí llegaron otros políticos de su generación. Y por eso su nombre asquea en la clase política nacional.

 

2. Pretende usted hablar de calidad moral, cuando su actuación pública en las dos últimas décadas siempre ha estado en casos famosos de expolio al erario público como el Fobaproa, los ‘gasolinazos’, el Impuesto a los Depósitos en Efectivo y Monex.

 

Usted se volvió experto en golpear los bolsillos de los mexicanos y participar de tramas corruptas, como las referidas de los ‘moches’. Y de eso dan cuenta los medios nacionales y locales.

 

Ahora esos abusos se mueven al ámbito local, pues aplica su conocida ‘creatividad’ al reactivar el cobro del alumbrado público, dando la vuelta a la prohibición expresa determinada por la Suprema Corte.

 

Aunque le llame impuesto o derecho, se trata de una carga al bolsillo de los poblanos.

 

3. Claro que Usted tiene un proyecto político llamado Eduardo Rivera Pérez impulsado por el PRIAN. Pero ni Usted ni Eduardo Alcántara tienen los votos necesarios en el Congreso local para consumar ese golpe económico a los poblanos. Eso le corresponde a los legisladores identificados con la Cuarta Transformación y, en todo caso, la aberración política de poner la mayoría de Morena al servicio de los intereses empresariales del PRIAN.

 

4. Como usted mismo lo señala, el cobro del alumbrado público se hace en ‘numerosos’ municipios del país, pero no en todos. En realidad, son pocos los municipios lo que deciden apuñalar a sus ciudadanos.

 

5. Desde hace seis años Usted busca acallarme como periodista con numerosos formas de hostigamiento. Auditorias fiscales, denuncias penales, instigaciones de investigaciones de la UIF y personalmente le ha solicitado a cuatro gobernadores meterme a la cárcel.

 

Como ocurrió esa noche de hace seis, cuando fue Usted quien me extorsionó ofreciendo no hacer público el video para incriminarme por un delito que no cometí e inmediatamente me levanté y le hice saber que no me intimidaba, hoy le digo lo mismo.

 

No me intimida, ‘Señor de los Moches’.

 

Seguiré haciendo la crítica periodística a su forma de hacer política que le permitió comprarse una residencia en La Vista, invertir en numerosos desarrollos inmobiliarios y extorsionar con pagarés a ediles electos en el pasado proceso electoral.

 

Es usted quien ha reunido una riqueza demencial sirviéndose del muy digno oficio de la política. Y lo seguiré denunciando.

 

Es cuánto.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto