Jueves, 27 de Enero del 2022
Miércoles, 05 Enero 2022 01:02

Lalo no es el candidato de Barbosa

Lalo no es el candidato de Barbosa Escrito Por :   Arturo Rueda

Que una cosa es que al gobernador le caiga mejor ‘Lalo’ Rivera que Claudia Rivera —como a miles de poblanos—, que haya una voluntad de trabajo común luego de un trienio perdido, y otra muy diferente es que desde Casa Aguayo vaya a apoyarse a un proyecto enemigo de la 4T. Porque Eduardo Rivera es eso: un enemigo de la 4T


 

La madrugada del 24 de diciembre de 2021, además de derrumbarse el cobro del alumbrado público que se traduciría en la recaudación de 600 millones de pesos en el trienio, también se derrumbó la versión de que Eduardo Rivera Pérez es el candidato de Luis Miguel Barbosa para 2024.

 

En efecto: el notorio cambio de señal esa noche tuvo un impacto brutal en el tablero sucesorio, pues ‘Lalo’ Rivera no sólo se desgastó queriendo cobrarle a los poblanos un nuevo impuesto. No lo logró, y además terminó recibiendo un coscorrón desde Casa Aguayo, una vez que el DAP sí se aprobó para 144 municipios, pero no para la Angelópolis.

 

Lalo Rivera apostó al DAP porque sabía que tenía el apoyo de Casa Aguayo, pero de último momento lo dejaron caer con todos los costos posibles. No sólo frente la ciudadanía que se decepcionó de la intentona, sino que también se evidenció en su desgaste al interior de Acción Nacional pues el pretexto fue que seis albiazules votaron en contra.

 

Digo pretexto porque, de querer, claro que la mayoría de Sergio Salomón hubiera dado el aval como sí lo hicieron en 141 municipios. Pero no quisieron. Y eso en política lo cambia todo.

 

La versión de que Eduardo Rivera era el candidato de Barbosa a la gubernatura, pese a que el edil es del PRIAN y el gobernador de Morena, fue impulsada por mentes calenturientas de la política aldeana luego del Grito del 15 de septiembre.

 

Lo propagaron a gritos tras la fotografía divulgada en redes sociales en la que se observa al ex gobernador Pacheco Pulido, al propio mandatario estatal y al alcalde que todavía no entraba en funciones como una señal futurista: el ex gobernador, el gobernador y el próximo gobernador.

 

Esas mentes calenturientas no se cansaron de repetirlo y escribirlo, pese a la aberración que eso podía significar: un gobernador de Morena trabajando para un aspirante del PRIAN. Imposible siquiera de pensarlo.

 

Pero la lealtad de Barbosa al proyecto de Andrés Manuel y la Cuarta Transformación es a toda prueba, inquebrantable, y era cuestión de tiempo para que los hechos terminaran demostrando que el agua y el aceite no se pueden mezclar.

 

Que una cosa es que al gobernador le caiga mejor ‘Lalo’ Rivera que Claudia Rivera —como a miles de poblanos—, que haya una voluntad de trabajo común luego de un trienio perdido, y otra muy diferente es que desde Casa Aguayo vaya a apoyarse a un proyecto enemigo de la 4T.

 

Porque Eduardo Rivera es eso: un enemigo de la 4T, cercanísimo a Felipe Calderón, al Yunque, a las organizaciones empresariales y los privilegiados conservadores contra los que Andrés Manuel ha luchado toda la vida.

 

Las mentes calenturientas pasan por alto que hay un escenario nacional en movimiento para asegurar que la 4T vuelva a ganar en 2024 e impedir el regreso de los conservadores del PRIAN. Y en ese sentido se envían mensajes poderosos desde Bucareli. Y también desde Palacio Nacional.

 

Y si no, que lo platique Ricardo Monreal. El líder de los senadores cerró un semestre de rebeldía con su mano derecha encarcelado en Veracruz, acusado de ser el autor intelectual de un homicidio político.

 

Ese cierre de año volcánico incluyó un pataleo brutal desde el Senado y el enfrentamiento directo con el gobernador de Veracruz para evitar que sometieran a proceso a ese colaborador. Hasta amenazaron con la desaparición de poderes.

 

Y pese a todo, se ordenó la prisión oficiosa para José Manuel del Río, aunque la línea va directo sobre Monreal que ha trabajado para descarrilar la sucesión presidencial diseñada por AMLO.

 

El presidente López Obrador, Bucareli, se endurecen: el único camino para los de la 4T es apoyar a los de la 4T. Las disidencias son difíciles, las traiciones imposibles.

 

Ahora, tenemos un nuevo diseño del tablero sucesorio.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto