Miercoles, 26 de Enero del 2022
Martes, 11 Enero 2022 02:06

La clave es el apellido Salomón

La clave es el apellido Salomón Escrito Por :   Arturo Rueda

No es un accidente que las dos figuras más promocionadas por el barbosismo en las últimas semanas sean Sergio y Olivia que comparten el apellido Salomón. Un hombre y una mujer, porque en estos tiempos hay que construir en dos direcciones por los temas de género


 

En el año que parece que no pasa nada, 2022, va a pasar todo. Es un año en apariencia apacible porque no hay elecciones, pero quienes no se muevan con rapidez no llegaran posicionados al segundo semestre de 2023, cuando Morena comenzará la aplicación de encuestas para los numerosos cargos en disputa.

 

En otras palabras: la fábrica de candidatos funciona desde hoy, y lo saben en Casa Aguayo que apuesta por un apellido en dos personas para 2024. Si alguien quiere conocer a los candidatos potenciales de Casa Aguayo, empiecen a buscar por el apellido Salomón.

 

Sí, no es un accidente que las dos figuras más promocionadas por el barbosismo en las últimas semanas sean Sergio y Olivia que comparten el apellido Salomón. Un hombre y una mujer, porque en estos tiempos hay que construir en dos direcciones por los temas de género.

 

Y no parece ser una apuesta equivocada: Olivia aparece por aquí y por allá con todo lo que tiene que ver con la Reactivación Económica y el programa Que Reviva Puebla, mientras que Sergio, como presidente del Congreso local, mantiene una actividad frenética con cuadros del interior del estado, de todos los partidos, que no necesariamente pasan por la agenda pública.

 

Ahora todo parece cuadrar: en su papel de Aduana 2024, el gobernador Barbosa va a tener mano para negociar tanto con AMLO como con el/la candidata presidencial de Morena. A cambio de dejar pasar a Alejandro Armenta o Nacho Mier, podrá reclamar una candidatura al Senado, la candidatura a la alcaldía o la primera pluri al Congreso local.

 

Y no creo que se la puedan negar. Pero necesita tener perfiles construidos y posicionados que le sean auténticamente leales. No vaya a ser que le pase lo que al tío Tony que erróneamente impulsó a Nadia Navarro.

 

Olivia Salomón es de lo que no tiene Morena: una mujer agradable, cercana a los empresarios, guapa y con roce. De esos que tienen capacidad de juntar dinero para una campaña, pero que al mismo tiempo son agradables a la cámara.

 

Con facilidad puede buscar una candidatura al Senado, pues a excepción de Julieta Vences y Nelly Maceda, no hay perfiles femeninos posicionados en Morena. Ambas diputadas federales, sin embargo, no soy muy mediáticas y Olivia las puede arrasar en una encuesta.

 

Si Morena tendrá candidato a gobernador, por lógica tendrá que llevar a una mujer para la alcaldía, el lugar preferido para acomodar a Olivia Salomón que también puede ganar una encuesta con facilidad, sobre todo si enfrente tiene a la inefable Claudia Rivera Vivanco.

 

En el caso de Sergio, tiene tres posibles caminos. O hasta cuatro.

 

El tepeaquense puede pelear la gubernatura a Mier y a Armenta, para negociar el Senado como premio de consolación.

 

Puede ir por una diputación federal por el distrito de Tepeaca o incluso repetir como diputado local para cuidar las espaldas del barbosismo. Le da para todo con el apoyo del gobernador.

 

Porque a esta altura de enero, Eduardo Rivera ya recibió su segundo coscorrón desde Casa Aguayo cuando el gobernador Barbosa hizo referencia a su reunión con el conspicuo líder de los Chuchos, Jesús Zambrano: “no creo que le ayude”.

 

Así que la clave está en el apellido Salomón, pues las menciones mediáticas que recibe cada quien por su lado, Sergio por su trabajo legislativo y Olivia por sus esfuerzos en la reactivación económica, suman para el mismo lado.

 

Si alguien buscaba la clave del juego del gobernador Barbosa rumbo al 2024, que empiece a buscar por el apellido Salomón. Esta clarísimo.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto