Miercoles, 06 de Julio del 2022
Viernes, 28 Enero 2022 01:53

De Facundo columnista a Facundo presidiario

De Facundo columnista a Facundo presidiario Escrito Por :   Arturo Rueda

En todos estos años se le quedó la leyenda de criminal y Facundo quiso limpiar su nombre. Pagó apariciones en medios como “columnista” y se vinculó con ‘narcoperiodistas’ poblanos.


 

A lo largo de todo su sexenio, Rafael Moreno Valle solo tuvo un gran escándalo que cimbró su gobierno: en julio de 2014, Facundo Rosas Rosas estrenó la Ley Bala aprobada por el Congreso local disparando balas de goma a los pobladores de Chalchihuapan en un fallido operativo en la autopista a Atlixco.

 

Los policías de Facundo, que eran los policías de Rafael, mataron al niño José Luis Tehuatlie y dejaron heridos a más de 30 pobladores en un acto de violencia policial extrema.

 

Había una forma sencilla de salir del escándalo nacional: correr a Facundo Rosas, y aunque así se lo recomendaron todos, Moreno Valle tomó el camino de la pelea y de la infamia, pues obligó a Víctor Carrancá a criminalizar a los pobladores con la teoría del cohetón.

 

Fueron largos meses de julio a septiembre en los que su gobierno cometió error tras error. Hubo marchas en las calles, trajeron a un nuevo vocero a controlar la crisis, el briago Luis Maldonado dijo que los pobladores de Chalchihuapan tiraron “piedras de gran calibre”. Todo un show.

 

La crisis culminó cuando la CNDH emitió una recomendación en contra del gobierno poblano y de Facundo Rosas. Se les obligo a indemnizar a los pobladores y ofrecerles disculpas. Tan tan.

 

Sin el escándalo Chalchihuapan, que cortó el crecimiento de Moreno Valle, sin duda hubiera sido el candidato presidencial en 2018. Pero se aferró a Facundo Rosas, a quien le había recomendado Felipe Calderón y Genaro García Luna como un “gran policía”.

 

Todo fue en vano.

 

Un año después de Chalchihuapan, el Ejército capturó a los dos subalternos de Facundo Rosas custodiando un convoy de camionetas con huachicol. Se confirmó que desde la SSP se protegía el robo de hidrocarburos, y ahora sí, quizá tardíamente, Moreno Valle se deshizo de Facundo.

 

En todos estos años se le quedó la leyenda de criminal y Facundo quiso limpiar su nombre. Pagó apariciones en medios como “columnista” y se vinculó con ‘narcoperiodistas’ poblanos.

 

Sin embargo, hay excremento que nunca se lava y como lo dijo varias veces el gobernador Barbosa en sus mañaneras, Facundo Rosas siempre será recordado como un criminal.

 

Su panorama se nubló desde que su jefe, Genaro García Luna, fue capturado en Estados Unidos para ser enjuiciado por colusión con narcotraficantes. Facundo fue el comisario de la Policía Federal en esos tiempos, y era imposible que no supiera lo que hacían… ambos.

 

Eran los tiempos de Calderón, de la guerra contra el narco que conducía el narco policía sin que nosotros supiéramos que prevaricaba: con una gorra era policía y con la otra criminal, además de enriquecerse brutalmente.

 

Ayer se reportó la detención de Facundo Rosas aparentemente por un incidente vial en el que atropelló y mató a una mujer en CDMX.

 

Pero resultó que venía huyendo de agentes de la Fiscalía General de la República, que le armó sigilosamente su carpeta por el caso de Rápidos y Furiosos, esa extraña colaboración con EU que permitió el ingreso de miles de armas que terminaron en los cárteles.

 

Ahora, Facundo el columnista de e-consulta.com, es probable que termine haciendo compañía a García Luna en una prisión federal en Estados Unidos.

 

Sí, todo un criminal.

 

Como en el caso de Mario Marín, la justicia es lenta pero llega. De que llega, llega.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto