Miercoles, 06 de Julio del 2022
Martes, 01 Febrero 2022 02:00

El abierto desafío de Lalo al gobernador Barbosa

El abierto desafío de Lalo al gobernador Barbosa Escrito Por :   Arturo Rueda

Si Augusta atacó al gobernador Barbosa, la explicación se encuentra en ‘Lalo’ Rivera. Lo accesorio sigue la suerte principal. El edil estira la liga con el gobernador Barbosa de manera inexplicable. Casi sin sentido. Es como si buscara venganza por la humillación del DAP. Y aunque el gobernador es prudente, tampoco puede ignorar una afrenta de esa naturaleza


 

Es un principio jurídico que lo accesorio sigue la suerte de lo principal. También es un principio de la política que puede explicar lo inexplicable: la embestida de Augusta Díaz de Rivera quien, después de leer un reportaje ‘chafón’ de la revista Proceso, decidió emplazar al gobernador del Estado a dar explicaciones sobre el tema de la UDLAP.

 

Todo esto sería muy creíble, el papel opositor de Augusta, si detrás de ella como principal impulsor no se encontrara el edil Eduardo Rivera. Ella le responde a él, porque fue el Yunque quien la llevó al cargo.

 

¿Estamos ante la traición de quien hasta antes del 24 de diciembre de 2021 jugaba a ser el hombre más leal a Luis Miguel Barbosa e incluso a ser su candidato a la gubernatura en 2024?

 

Jugaba, porque Eduardo Rivera ni olvida ni perdona la noche triste del 24 de diciembre de 2021, cuando la mayoría de diputados de Morena-PT le negaron el cobro del alumbrado público por el que pensaba recaudar 200 millones de pesos al año.

 

¿Cómo va a explicar Eduardo que Augusta haya emplazado al gobernador a dar explicaciones por un tema bastante explicado y que sólo se juega en la arena de los tribunales?

 

¿Le podemos creer que se fue ‘por la libre’ y no le consultó a quien le dio el impulso y recursos suficientes para adueñarse del PAN?

 

Claro que nadie le va a creer: si Augusta atacó al gobernador Barbosa, la explicación se encuentra en ‘Lalo’ Rivera. Lo accesorio sigue la suerte principal.

 

El edil estira la liga con el gobernador Barbosa de manera inexplicable. Casi sin sentido. Es como si buscara venganza por la humillación del DAP. Y aunque el gobernador es prudente, tampoco puede ignorar una afrenta de esa naturaleza.

 

En efecto: después de la negativa de aprobarle el DAP a Puebla capital, los vientos de invierno se apoderaron de la relación entre el gobernador Barbosa y el edil Rivera. Muy lógico, tomando en cuenta que el alcalde entendió lo que debía entender: fue un ‘coscorrón’ ordenado desde Casa Aguayo.

 

Desde entonces, no han vuelto a aparecer en público, ni han dado informes en común, y en las mañaneras se han lanzado criticas leves contra el edil. Ya cumplimos un mes así.

 

La relación, ni cómo negarlo, se enfrió porque todo mundo confirmó que ‘Lalo’ Rivera no era el candidato de Barbosa al 2024 como muchos vendían.

 

En medio de esa frialdad, ‘Lalo’ Rivera tomó la decisión de controvertir en la Suprema Corte de Justicia el rechazo al cobro del DAP. Dijo que no era desafiar al gobernador ni al Congreso ni a la mayoría de Morena. Que era un recurso jurídico que no debía politizarse.

 

Pero lo jurídico es político: la traducción es que ‘Lalo’ ni se disciplinó, ni avaló las razones del gobernador para negarlo. Y que busca pelea todavía por algo que ocurrió el 24 de diciembre. Pero así es su personalidad: no le cumple a nadie.

Ahora el PAN se vuelva contra Barbosa. La facción de Eduardo por el tema de la UDLAP, y la de Genoveva por el bebé Tadeo, pues diputados locales y federales se apersonaron ayer en FGR y la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

 

Del otro lado, la embestida la protagonizó Augusta, y todavía el gobernador en su mañanera pidió que no le hicieran esas preguntas, que no iba a caer, que la respetaba.

 

Minutos después vino el ‘descontón’: que Augusta debía explicar cómo fue que en los gobiernos del PAN los Jenkins saquearon la Fundación Mary Street Jenkins y con la complacencia del panismo enviaron los 720 millones de dólares a paraísos fiscales.

 

Así que a estas alturas el gobernador Barbosa debe preguntarse respecto de Eduardo Rivera la muy famosa pregunta de Melquiades Morales: ¿pues qué favor le hice?

 

Y es que para entender todo este cuadro, el gobernador necesita investigar la oscura y profunda relación entre el alcalde de Puebla y Luis Ernesto Derbez.

 

Sí, el rector prófugo que comanda la ofensiva para recuperar la UDLAP.

 

Y que usa a los organismos empresariales y a su amigo Eduardo Rivera Pérez como arietes.

 

Mañana, los detalles.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto