Miercoles, 06 de Julio del 2022
Martes, 08 Febrero 2022 01:39

Si quiere la UDLAP, que Jenkins de Landa dé la cara

Si quiere la UDLAP, que Jenkins de Landa dé la cara Escrito Por :   Arturo Rueda

El gobierno de Barbosa tiene de su lado la verdad legal del desfalco de la fundación y la pelea familiar de los Jenkins, pero su comunicación es mala porque falta la presencia de un actor clave ahora que Ríos Piter se fue: que dé la cara Guillermo Jenkins de Landa, el promotor de las denuncias vs los otros Jenkins, así como de la designación del nuevo Patronato y del Jaguar.


 

Los enemigos del gobernador Barbosa trabajan horas extras este 2022 para someterlo a crisis sucesivas de desgaste quién sabe con qué objetivos, pues no hay elecciones en el futuro cercano.

 

En apenas cinco semanas lo han sometido a brutales presiones tanto con la presunta fuga de Eukid, el macabro caso del bebé Tadeo, y en últimos días, la intensificación del conflicto por la UDLAP.

 

¿Quiénes maniobran con tanta perversidad?

 

¿Hay confluencia de grupos rivales o simple casualidad de movimientos para desgastarlo?

 

En el caso de la Universidad de las Américas, el promotor es muy claro: el prófugo Luis Ernesto Derbez, a quien Higuera Bernal no ha podido capturar pese a los señalamientos de recursos de procedencia ilícita y el uso de facturas falsas. Opera en las sombras desde algún lugar desconocido con una efectividad creciente.

 

En política no hay casualidades: Derbez tomó fuerza desde el distanciamiento de Eduardo Rivera Pérez con el gobernador Barbosa a causa del DAP. Su vieja alianza se reactivó con fines destructivos. Pero a veces interviene el facto del azar.

 

Todo indica que así ocurrió con la revelación de que Roberto Gil Zuarth es el estratega jurídico del gobierno estatal a través de su despacho. Lo hiriente es que tal revelación provino de uno de los mejores amigos de Barbosa, el defenestrado Santiago Nieto.

 

El ex titular de la UIF fue quien entregó a la revista Proceso el expediente que armó desde esa Unidad en contra de Gil Zuarth, a quien aborrece por puras cuestiones personales una vez que era el anterior esposo de Carla Humprey.

 

Ahora que Santiago Nieto filtra a diestra y siniestra los expedientes que armó en la UIF con claras intenciones políticas, decidió que era tiempo de vengarse del ex esposo de su esposa. Con esos fines aviesos lo filtró, pero ante la falta de sustancia, entregó un elemento más: que Gil Zuarth era asesor jurídico del gobernador poblano en el tema UDLAP.

 

En reportaje del Proceso firmado por el reportero Mathieu Tourliere hace una semana se hace referencia a un supuesto documento del despacho Accuracy Legal & Consulting SC. Lo cita, pero no lo exhibe.

 

Una fuente señala que fue Nieto quien tuvo ese documento a la vista y se lo narró al reportero de Proceso, pero no pudo entregarlo a la revista. Una acción dolorosa proveniente de uno de los asesores más importantes del gobernador y quien lo ayudó a perseguir a sus enemigos políticos desde la UIF en historias aun no relatadas aunque del dominio público.

 

El reportaje provocó la reactivación del pleito por la UDLAP con movimientos imprevistos y de consecuencias impredecibles.

 

Uno, la ventaja táctica de reabrir el campus tras el desafío de Nora Escamilla a Mónica Rodríguez se convirtió en derrota una vez que Luis Ernesto Derbez armó marchas y un plantón ‘fifí’ que puede quedarse ahí semanas o meses.

 

Con mucha velocidad colocaron carpas, baños portátiles, un centro de acopio y convencieron a un grupo de estudiantes de mejorarles sus becas a cambio de ser ocupantes permanentes del plantón y voceros digitales de los intereses alrededor de los Jenkins.

 

Sorpresivamente, cuando el conflicto arreció, Armando Ríos Piter se bajó de la rectoría que no pudo ocupar en un video en que señaló que regresaba a sus actividades personales hasta que no se resolviera el conflicto de fondo, lo que se tradujo como una salida ante los ataques constantes.

 

O sea, Ríos Piter huyó para que no se siguiera hablando mal o porque no reunía los requisitos. Como sea, dejó tirados a sus promotores.

 

Ahora, los acólitos de Derbez, profesores y estudiantes reunidos en #UDLAPLibre se quedaran tiempo indefinido en un plantón afuera del campus. A los primeros los controla porque les pagan sus sueldos y a los segundos con ofertas de becas.

 

El gobierno de Barbosa tiene de su lado la verdad legal del desfalco de la fundación y la pelea familiar de los Jenkins, pero su comunicación es mala porque falta la presencia de un actor clave ahora que Ríos Piter se fue: que dé la cara Guillermo Jenkins de Landa, el promotor de las denuncias vs los otros Jenkins, así como de la designación del nuevo Patronato y del Jaguar.

 

Es el verdadero titiritero de tanta maniobra legal. ¿Por qué no da la cara?

 

¿Por qué Barbosa tiene que seguir recibiendo los golpes mientras el beneficiario, Jenkins de Landa, se mantiene oculto y a salvo de los golpes? ¿Se le debe algo al señor para blindarlo?

 

Es la hora de una ofensiva jurídica y mediática, porque los Jenkins y Derbez tienen a profesores de su lado y a alumnos, y demás una posición estratégica con su plantón ‘fifí’.

 

No hay margen para el error o se avecina una derrota dolorosa. La otra salida es que Higuera Bernal detenga a Luis Ernesto Derbez.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto