Miercoles, 06 de Julio del 2022
Miércoles, 09 Febrero 2022 01:51

La espantada de Ríos Piter y sus consecuencias

La espantada de Ríos Piter y sus consecuencias Escrito Por :   Arturo Rueda

En pocas palabras: toda la ultraderecha de Puebla se alió contra el proyecto del gobierno estatal de restaurar la legalidad en la Fundación Mary Street Jenkins y en la Fundación UDLAP. El Estado de Derecho, lastimosamente, tendrá que esperar. Qué pena.


 

La espantada de Armando Ríos Piter, tal como lo escribí ayer, tuvo consecuencias imprevisibles: al abandonar súbitamente la rectoría de la UDLAP que nunca ejerció, fortaleció la posición de los Jenkins hampones y debilitó la exigencia de legalidad.

 

El resultado final es que el Patronato ‘espurio’ de Horacio Magaña tuvo que dar un paso atrás. Renunciar a pelear la posesión del campus que regresará manos del grupo de Luis Ernesto Derbez, quien además tendrá la administración de la Fundación.

 

Y por si algo faltara, ese Patronato ‘espurio’ pedirá a la SEP que reconozca a Cecilia Anaya, la personera del rector prófugo.

 

El pleito legal seguirá muchos años, pero con los hampones al mando de la Universidad.

 

Es una decisión que afecta fundamentalmente las pretensiones de Guillermo Jenkins de Landa, beneficiario de todos los movimientos jurídicos, mientras que el único blanco del ‘golpeteo’ mediático y en redes era el gobernador Barbosa de manera injusta.

 

Ríos Piter se fue de la “rectoría” desde la semana pasada, pero el movimiento pasó desapercibido para medios y periodistas, aunque era bastante explícito cuando dijo que “regresaba a sus actividades personales hasta que se resolviera el fondo”.

 

Ayer se hizo oficial esa renuncia. ¿Conclusión? Ríos Piter se espantó de que tantos bots hablaran mal de él en las redes sociales y prefirió salir por peteneras dejando mal parados a sus promotores. En verdad vergonzoso. Como si tuviera una buena reputación.

 

Pero de esta historia tampoco puede excluirse el fracaso del fiscal Higuera Bernal, que en siete meses nunca pudo capturar a Luis Ernesto Derbez pese a las causas penales de recursos de procedencia ilícita y uso de facturas falsas. Nunca lo hallaron y siguió operando desde las sombras.

 

Pero tampoco puede perderse de vista el escenario: Derbez se fortaleció con la llegada al poder de Eduardo Rivera y utilizó al brazo armado que une de manera orgánica al Yunque con el edil: la Coparmex que preside el cada vez más radical Rubén Furlong.

 

Esa confluencia no es una casualidad: Luis Ernesto Derbez es el viejo protector de Eduardo Rivera. También es ideólogo de Coparmex. Y claro, es un personaje vinculado estrechamente a Acción Nacional, que también revivió en los últimos meses. A la ofensiva se sumaron los diputados panistas.

 

En pocas palabras: toda la ultraderecha de Puebla se alió contra el proyecto del gobierno estatal de restaurar la legalidad en la Fundación Mary Street Jenkins y en la Fundación UDLAP. El Estado de Derecho, lastimosamente, tendrá que esperar. Qué pena.

 

Esa ultraderecha recupera un enclave poderosísimo financieramente, aunque ya se vio que en las calles vale poco porque apenas unos mil estudiantes salieron a marchar el viernes. Sin embargo, el plantón indefinido era una amenaza perpetua.

 

Los aliados fallaron, claro. Un golpe demoledor fue la filtración de Santiago Nieto a Proceso al revelar que el asesor jurídico del gobierno estatal era Roberto Gil Zuarth. Era un dato en apariencia inocuo, pero que no podía ser bien visto en Palacio Nacional. ¿Un abogado panista asesorando a un gobernador de la 4T? No se ve bien ni aquí ni en China.

 

¿Qué queda ahora?

 

Un pleito jurídico que durará varios años, pero con ventaja para los Jenkins y Derbez, que ya tenían la administración y ahora juntan la posesión del campus. Como sabe cualquier abogado novato, la posesión es la mitad de la victoria.

 

Pierde Guillermo Jenkins de Landa, que acarició por meses la posibilidad de adueñarse de la UDLAP pero hasta el último momento se resistió a dar la cara para llevarse su parte del ‘golpeteo’.

 

Pierden los asesores del gobernador, Santiago Nieto y Gil Zuarth, quienes arrastraron a su amigo en su pleito existencial. Con esos amigos….

 

Pierde Ríos Piter, quien añade una espantada penosa a su mediocre carrera pública. Güevón profesional, nunca pudo generar una vinculación con docentes y alumnos.

 

Ganan de momento los Jenkins y Luis Ernesto Derbez, quien seguirá en su calidad de prófugo.

 

Y gana Barbosa al deshacerse de un tema que ni era suyo.

 

Eso sí, podrá hacer un recuento de sus enemigos reales. Los que sí se oponen a su proyecto. Que con una cara se dicen amigos y piden apoyos, pero con la otra operan en su contra.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto