Miercoles, 06 de Julio del 2022
Miércoles, 23 Marzo 2022 02:06

Vilchis y su delito de portación de ex esposo prohibido

Vilchis y su delito de portación de ex esposo prohibido Escrito Por :   Arturo Rueda

Falla incluso en el argumento principal de su columna: ‘Liz’ Vichis FUE esposa de René Sánchez Galindo, pero hace meses que se divorciaron. Y Rock miente también al sugerir que fue el ex candidato quien le consiguió la chamba de divulgar las mentiras de los periodistas y que carecía de experiencia periodística. Entra tanto reporteo, ‘chochito’ Rock no pudo encontrar el antecedente directo de su función periodística: Vilchis trabajó como coordinadora de contenidos web en La Jornada de Oriente


 

Dijo Hernán Cortés a sus huestes, al comienzo de su aventura en territorio mexicano, que basta la valentía para conquistar el mundo. El dicho se aplica a la perfección a la poblana ‘Liz’ Vilchis, quien brilla en la escena nacional desde que en julio del año pasado debutó con estridencia en las mañaneras como misil presidencial en contra de los periodistas enemigos de AMLO.

 

Tanto brilla la poblana que los grandes periodistas nacionales ya no sólo comentan su labor en términos denostativos en sus tuiters, resaltado su carencia de experiencia en el ámbito periodístico e incluso sus dificultades para leer y expresarse adecuadamente.

 

Ahora, los grandes como Roberto Rock le dedican columnas e investigan sobre su vida para acusarla del muy grave delito de portación de esposo prohibido. O mejor dicho, portación de ex esposo prohibido.

 

Claro que el púlpito presidencial no es fácil y la función para la que la eligió Jesús Ramírez Cuevas es muy compleja. Pero el vocero presidencial escogió bien, pues Vilchis cumplió a la perfección su función de desquiciar al sector de la prensa conservadora. Fue una idea riesgosa pero brillante tanto del presidente como de su vocero: combatir el fuego con el fuego.

 

Ocho meses después, la sección de ¿Quién es quién en las mentiras? triunfa, y con ella triunfa ‘Liz’ Vilchis, que se subió a un tren con muchas posibilidades de descarrilarse. Lo hizo sólo armada con su valentía. O como dirían los clásicos: con ánimo torero.

 

Como paréntesis, basta decir que la función de Vilchis es tan central que fue uno de los cuatro poblanos invitados a la inauguración del AIFA, el momento cúspide del sexenio. Para calibrar, los otros requeridos fueron el gobernador Barbosa; el coordinador de Morena en San Lázaro, ‘Nacho’ Mier y el diputado federal Mario Carrillo.

 

A otros poblanos, como los senadores Alejandro Armenta, Nancy de la Sierra y Nadia Navarro, ni los toparon.

 

Ahora, el experimentado periodista Roberto Rock exhibe que ‘ya chochea’ al escarbar —mal— en el pasado de la poblana.  En clara violencia política de género reduce a ‘Liz’ Vichis a “la esposa de René Sánchez Galindo”, fundador de Morena, ex titular de Gobernación municipal con Claudia y fallido candidato a diputado federal.

 

Increíble que alguien como Rock, dos o tres veces director editorial de El Universal, sea tan fallido a la hora de conseguir información, y a la vez tan misógino para minimizar tanto a quien tanto desquicia a los grandes periodistas nacional.

 

Falla incluso en el argumento principal de su columna: ‘Liz’ Vichis FUE esposa de René Sánchez Galindo, pero hace meses que se divorciaron. Y Rock miente también al sugerir que fue el ex candidato quien le consiguió la chamba de divulgar las mentiras de los periodistas y que carecía de experiencia periodística.

 

Entre tanto reporteo, ‘chocho’ Rock no pudo encontrar el antecedente directo de su función periodística: Vilchis trabajó como coordinadora de contenidos web en La Jornada de Oriente durante varios años, donde trabó relación con el grupo de La Jornada nacional, incluida Carmen Lira, Rafael Barajas, el resto de los moneros amlistas y claro, Ramírez Cuevas.

 

¿Es tan difícil darle valor a una mujer?

 

¿Una mujer consigue un trabajo importante solamente porque su esposo pide un favor?

 

¿Y sus méritos, su talento, su valentía?

 

Vaya misoginia de un ex respetado periodista nacional: acusar a una funcionaria del delito de portación de esposo prohibido.

 

Claro que no quiero meter las manos al fuego por Sánchez Galindo, pues CAMBIO dio seguimiento crítico a su función como Secretario de Gobernación municipal en tiempos de Claudia, así como el incremento exponencial de ambulantes en el primer cuadro del Centro Histórico que pagaban puntualmente sus cuotas en efectivo.

 

Si el patrimonio de Sánchez Galindo se incrementó de forma brutal durante el trienio de Claudia, sin duda sus pecados ya fueron doblemente castigados con la derrota de la ex presidenta municipal, que a la vez arrastró a Sánchez Galindo, quien no pudo llegar a San Lázaro.

 

Pero castigar a Vilchis por los pecados de René Sánchez Galindo es un exceso propio de alguien que ‘chochea’, aunque alguna vez fuera vieja gloria del periodismo nacional.

 

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto