Miercoles, 06 de Julio del 2022
Miércoles, 30 Marzo 2022 02:11

No somos iguales, Fernando Maldonado

No somos iguales, Fernando Maldonado Escrito Por :   Arturo Rueda

No somos iguales porque yo no nunca he publicado un video trucado digitalmente de “Las Princesas de Atlixco” para hacer aparecer a Rafael Moreno Valle en una fiesta trasvesti, lo que te ganó el exilio de la escena pública de Puebla un sexenio, y que tras la victoria de ‘Tony’ Gali festejaste embriagándote en Casa Puebla al tiempo que lo llamabas “gobernador terrenal”.


 

Algunos medios de comunicación nacen y mueren en medio de la opacidad de conocer quiénes son sus dueños y cuáles sus intereses. Un buen ejemplo de ello es la franquicia de 24 Horas Puebla que nació ocultando a su propietario real —Eukid Castañón— y recurrió a uno de esos empresarios que se prestan a todo sin hacerle asco a nada: ‘Pepe’ Hanan.

 

Cuando Eukid fue encarcelado y la fuente de financiamiento había muerto en el ‘helicopterazo’, el engendro murió. Pero como Lázaro, resucitó al tercer día de la mano de Edgar Nava, a quien asumíamos como propietario, y del periodista Fernando Maldonado como Director Editorial, quien a la par funge como presentador de las noticias oficiales del Estado.

 

Digo asumíamos porque parece que no es no es así: Edgar Nava García no sería el propietario único de la franquicia, sino que se habría asociado al muy conocido Grupo Diamante, lo que lleva a asumir que el verdadero dueño de 24 Horas Puebla es Jorge Estefan Chidiac pues a través de ese corporativo inmobiliario se esconde la copiosa fortuna del priista construida con moches a lo largo de dos décadas, y cuya figura visible es ‘Toño’ Fernández Brito.

 

Así lo pusieron ayer en un editorial titulado “Aquí no hay tlacoyos”: “En el día 1 septiembre del año 2020, Grupo Diamante adquirió la franquicia para Puebla de 24 Horas: el Diario sin Límites”.

 

¿Es el Grupo Diamante de Estefan y ‘Toño’ Fernández Brito?

 

Si fuera así, queda claro que adherirse a tamaña calaña de personajes no le asquea a Maldonado, quien nunca ha tenido necesidad de presentar a su audiencia —por cierto muy escasa— a los verdaderos dueños del medio de comunicación. ¿Se avergüenza de ellos o los esconde?

 

Todo viene a cuento de la revelación de CAMBIO de que Vital-Led, la empresa de Nava García, recibió dos contratos por adjudicación directa por 49 millones de pesos pese a que carece de experiencia, y unos días antes de beneficiarse del Ayuntamiento de Eduardo Rivera apenas tenía 80 mil pesos de capital social.

 

Y aquí comienzan los vasos comunicantes entre Nava García y Estefan Chidiac, al parecer unidos en Grupo Diamante a través de 24 Horas Puebla y la empresa Vital-Led que ha provisto del servicio de alumbrado público al gobierno de Eduardo Rivera Pérez en los últimos cuatro meses a un costo exorbitante y sin justificación técnica.

 

Pero…un momento… ¿no era Jorge Estefan Chidiac el principal promotor del cobro del Derecho del Alumbrado Público a los poblanos? ¿No presentó la iniciativa en el Congreso para poder legalizarlo pese a la negativa de la Suprema Corte de Justicia? ¿No trajo a ‘Pepe’ Meade para asesorar a ‘Lalo’ Rivera y varios alcaldes más?

 

¿No será que Estefan Chidiac quería ‘sangrar’ a los poblanos de un lado, porque del otro lado Eduardo Rivera le dio el contrato de Alumbrado Público a través de su nuevo socio, Edgar Nava García?

 

¡Qué caray!

 

Qué lío por no aclarar los verdaderos dueños de ese medio.

 

De confirmarse, sería el regreso de los clásicos cochupos del PRIAN, de los negocios de moches, de legislar con la izquierda y cobrar con la derecha de ‘Lalo’ Rivera.

 

No, no somos iguales Fernando Maldonado.

 

A mí no me avergüenza reconocer que Ignacio Mier Velasco es socio de CAMBIO desde hace mucho. El dato es público e incluso por ese hecho Latinus —otro medio que no da a conocer sus propietarios reales— nos da cacería.

 

Pero ahora se entiende también la campaña de ataques contra la familia Mier desde ese engendro llamado 24 Horas Puebla que sería propiedad de Estefan Chidiac, quien aborrece a ‘Nacho’ por envidia.

 

Envidia de lo que escaló en la política nacional el coordinador de los Diputados Federales de Morena, pero envidia también de que Manuel Bartlett se enorgullece de Mier Velasco y detesta a Estefan Chidiac por corrupto, y en las mesas lo pone como emblema de la corrupción prianista.

 

No, no somos iguales.

 

Porque el editorial publicado ayer en 24 Horas Puebla refiere un episodio que desde 2016 la Fiscalía General del Estado rechazó la existencia de un delito.

 

No somos iguales porque yo nunca he publicado un video trucado digitalmente de “Las Princesas de Atlixco” para hacer aparecer a Rafael Moreno Valle en una fiesta trasvesti, lo que te ganó el exilio de la escena pública de Puebla un sexenio, y que tras la victoria de ‘Tony’ Gali festejaste embriagándote en Casa Puebla al tiempo que lo llamabas “gobernador terrenal”.

 

Claro que no somos iguales.

 

Dios me libre.

 

PD. A continuación la comedida carta aclaratoria que me envió Nava García.

 

carta aclaratoria edgar naa

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto